miércoles, 2 de abril de 2008

Mundo cruel


Estoy cansado, cansado de querer chillar al vacío con mi voz quebrada, pero que una mano fría me tape la boca y me haga callar. Quizás sea porque no debo hablar, como puede que hagan todos, o porque no tengo nada que decir.

El día de ayer fue normal, incluso se podría decir aburrido. Este trimestre, como ya dije, teníamos que preparar una coreografía para Educación Fïsica... y yo ya sabía que iban a venir problemas. El caso es que dijeron de elegir varias canciones y juntarlas en una sola, eligiendo estilos muy opuestos, pretendiendo hacer algo diferente. Yo propuse (cómo no!) hacer una canción de La Casa Azul, que aunque no sea preciosa ni superbailable, puede contrastar mucho con las demás, dándole esa originalidad y el sentido del humor que buscamos. Pero no, nada más abrir la boca, ya se me echaron las chicas del grupo, diciendo que no harían gilipolleces como esas, que ese grupo era patético y que cómo me podía gustar, por lo que ni locos harían nada con eso. Vale, eso suponía que lo dirían, pero lo que me cabreó y decepcionó es que todo eso (y más) lo dijeron antes de escuchar siquiera una canción, antes de saber por qué lo proponía, antes de pararse a pensar. Y me echaban en cara que yo tenía que comprender que porque me gustara un grupo raro, no significaba que le tenía que gustar a los demás, y que porque yo pidiera hacer una canción, no se haría. Yo tenía bien en mente que no les iba a gustar, lo sabía, pero quería hacer el baile con esa canción porque era mi ilusión, algo que supo apreciar T, (un chico de mi grupo del que hablaré pronto) y que tuvo en cuenta, pensando que si yo deseaba hacer esa canción, debía al menos proponerse. Y ahí quiero llegar, que siempre he sido yo el que se ha tenido que aguantar, todo el mundo dice lo que ha de hacer el Gatito, no tiene ni voz ni voto. Siempre he aguantado las niñerías de mis amig@s, con paciencia, pensando que cambiarían y que algún día pensarían en mi y se dieran cuenta de lo que he hecho por ellos. Pero veo que no, no tengo ese privilegio, si yo digo que no me gusta tal canción para bailarla, ajo y agua para mi, me jodo, me callo, me trago todo, y hago lo que los demás mandan. Porque si me opongo, ya me tachan de egoísta, mandamás, que pretendo que todos hagan lo que me salga de los huevos. Y ya me he cansado, esto va a cambiar.

La cuestión en sí no es bailar una canción de LCA, ni nada parecido... todo viene del problema que tiene la gente, que es incapaz de ser tolerante, de intentar mantener un diálogo equilibrado, y, algo que considero muy importante, no tienen ni idea de lo que es la empatía ni quieren saberlo. No son capaces de pensar en y por los demás, de ver cuánto puede estar sufriendo la otra persona por sus gilipolleces. Les es imposible darse cuenta de los propios errores, comprobar que están equivocados e intentar arreglarlo. Cuando algo hacen mal, es culpa del otro, sin duda alguna. Y... ay!, del Gatito, como se equivoque en lo más mínimo!!... Los leones se lo zampan, se tragan su orgullo, destrozan su fuerza, asesinan su autoestima y le quitan de un zarpazo la voz. Y entonces el moribundo Gatito ha de refugiarse en si mismo, donde encuentra más odio y más desprecio, se protege en su soledad, esa soledad que le impuso la vida como una ley inalienable.

Ve pocas luces en su futuro cercano y del lejano, ya no percibe nada...

3 comentarios:

bo tare dijo...

Toda la razón, la gente, por lo general, es intolerante, y es un problema gordo, muy gordo. Como bien dices, muy poca gente se para a pensar en los demás, no se paran a pensar que esa persona puede sufrir por una mala contestación, un mal gesto o un aspaviento. Pero bueno, algunos ya nos hemos dado cuenta de lo que realmente se cuece en esta REALIDAD llamada VIDA. Intenta no llevarte mas malos ratos por ello, tú eres como eres, y basta, tienen que bajarse de la nube, que esto no es ningún juego, pero tu no puedes cambiar nada así como así.

A mí también me gusta LCA y si yo hubiese estado en ese grupo, aunque no me gustase, hubiese escuchado tu propuesta, como la de todos los demás, ya que hay que medir todas las propuestas con el mismo rasero. "No hagas lo que no te gustaria que te hicieran a tí", pero tú callas, no vas a protestar, ell@s quedaran con la razon.

Sube el volumen:
http://es.youtube.com/watch?v=AhJ5zZqKJHA

Un abrazo :)

Tiz dijo...

no generaliceis... por suerte hay un buen numero de buenas personas...

otra cosa es que no las sepais apreciar.

saludos!!

wyat dijo...

Welcome tu reality...jejeje, estoy contigo Bo_Tare en todo o que has dicho...chiao, Gato y a ver cuando charlamos. Bss.