jueves, 31 de julio de 2008

I Feel Good

Hoy me siento bien. Y ayer también me sentí muy bien. Es cierto que tuve mi bajón en esa cena de cinco, pero ya he aprendido qué hacer para que tras la tormenta vuelva la calma. Cantar, y salir del bache. Es fácil, sólo hay que querer... y canto, aunque mis gallos no digan lo mismo, porque he descubierto que me anima enormemente, aunque siempre en privado. Ahora que lo pienso... quizás sea porque entra más oxígeno al cerebro, no??? Si, si, puede ser...

Ahora me estoy tomando un polo flash, de la marca Kelia, los helados éstos de hielo (lógicamente...) de distintos sabores y que ahora que lo veo, tienen una ingente cantidad de potingues: conservantes, edulcorantes, estabilizantes, acidulantes, aromas naturales y/o idénticos, fenilalanina, azúcares, agua, cafeína y vitamina C, todo éso en 50 mililitros de la cósa ésta que ya no sé ni cómo llamar. Es de CocaCola, o eso nos quieren hacer creer, el mío.
La cosa es que ayer estaba bien por un detalle que me animó la tarde. Quise ir por la mañana al gimnasio, pero no pudo ser... por cosas que os contaré mañana, una historieta que no llega a su fin, pero sin importancia... Bueno, como decía, me dirigía al gimnasio sobre las 4 de la tarde, habiendo pasado una mañana algo mediocre, para qué mentirme, y en frente de la estación de tren, el Cercanías... bueh, siempre he tenido una fantasía y una ilusión, y es ver aparecer por allí, subiendo esas escaleras provenientes del subterráneo y surgiendo al exterior, a un chico amado, alguien esperado y que estuviese yo allí para recogerle. Me parece que eso tardará mucho muchísimo en suceder, pero bueh... soñar por ahora sigue siendo gratis... Aggg!! DECÍA... frente a la estación, en un escalón de unos setos de los alrededores, había un tipo sentado, que parecía estar a punto de llorar... y otro delante de él, con las manos en sus rodillas, hablando íntimamente los dos. Cuando me acerqué más a ellos, se levantaron y se abrazaron... y cuando, como yo seguí mi curso y ellos fueron en sentido contrario, giré la cabeza, vi que la pareja gay se alejaba cogida de la mano. Que vuelco me dió el corazón! A punto estuve de volver y decirles que qué bonito me parecía, y darles las gracias, porque me habían animado el día. Ambos eran jóvenes... de unos 20-25 años... y por lo visto había algún problema, pero todo terminó bien, expresando su amor sin tapujos por la calle.
Parecerá una tontería, porque no es muy difícil verlo si sabes buscar... pero para mi significó mucho. Me hizo ver de sopetón, así de golpe, que yo también puedo tener a alguien... algún día, en un futuro. Sé, lo tengo más que asumido, que no tendré novio pronto... es decir, antes de los 18, o incluso más tarde, seguiré solo. Pero no me importa... porque vida hay mucha por delante, y algún día me tocará a mi disfrutarla tanto como vosotros. Ahora mismo tengo una visión positiva de mi futuro... y es más, tengo ganas y fuerzas para conseguir lo que quiero. Y cuando lo tenga... ayy, lo bien que me sentiré!!!!!!! Podré gritar al cielo que he conseguido mis metas, y lloraré... pero por primera vez, mis lágrimas resplandecerán en mis ojos por pura alegría incontenible en el alma!

Pero aún queda mucho para que llegue ese momento... aunque puede que algo parecido se acerque. Quiero ir a ver a eGeo a Logroño en octubre... cuando haga el camino de Santiago. Llevamos tiempo ya pensándolo... pero aún no lo he hablado con mi padre. Sería hacer el camino desde Roncesvalles (sin poder ir a Saint Jean Pied de Port, una pena) hasta Logroño, parando allí una noche. Quizás pueda convencer a mi padre para que podamos quedarnos el día siguiente también... pero todo depende de varios factores... el primero, si él quiere... que yo creo que sí... y el segundo es que qué días cogemos, porque se tardan 6 en hacer todo el trayecto... y solo tenemos tiempo en una semana, no sabremos si más, pues yo tengo clase... aunque aprovecharíamos la Feria de Fuengirola, que llega a ser una semana entera. Bueno, todo es hablarlo con mi padre y organizarse... y a eso estoy esperando, a hablar con él. Sé que eGeo está deseando que lo haga... pero es que mi padre tiene últimamente muchos problemas, lo conozco muy bien, y sé que no es el momento. Tiene problemas con el trabajo... muchos, por culpa de la crisis, pues la empresa no va muy bien (es un concesionario de coches)... y si algo sale mal, al final la responsablidad recae sobre él estrepitosamente... por lo que está luchando hasta el límite para que ésto no suceda. Así que está extenuado... se acuesta a las tantas y apenas duerme, viene a comer solo una hora a casa y llega muy tarde de la oficina. Se le nota, está echo misto... y yo intento ayudarle, no sé, enseñándole mis fotos, hablando con él, o pidiéndole que toque la guitarra. Pero el otro día estaba super borde... y claro, de alguna forma tenía que desahogarse. Ayer fue a mi cuarto a la hora de comer y me pidió perdón... y le dije que no era necesario, que lo entendía perfectamente, pues de alguna manera tenía que liberar toda la tensión... y si lo hacía contra nosotros inintencionadamente, no había que recriminarle nada a él. Espero que en el camping, que nos vamos el 18... (quedan 18 días para que desaparezca, señores, esperemos que pase algo interesante mientras tanto!!!) y volveremos ya a principios de septiembre, pues que él se recupere y vuelva a tener su buen humor de siempre. Y entonces, se lo diré, me dirá que si, me alegraré, llamaré corriendo a eGeo, se lo diré y se alegrará... y finalmente, en octubre conoceré a una de las mejores personas que podría haber conocido en mi vida.

Pero mientras tanto, he de seguir aprendiendo y evolucionando. Empezaré 2º de bachillerato... con los nervios de siempre, si... pero sabiendo que seremos los más grandes del instituto, y que ese curso es el que más disfrutaremos de todos, sin duda! Pero también evolucionando como persona... porque me queda mucho por saber. Y, como no, físicamente, quiero seguir mejorando. Yendo al gimnasio, comprándome ropa buena y saber llevarla, llegar a ser capaz de mantener una conversación fluida con un recién conocido, y hacer muchos nuevos amigos más.

Aunque, como siempre, eso son sólo planes que luego quedan abandonados... o no. Y ésta vez creo que no va a ser así... porque tengo un potente incentivo, que es éste blog, vosotros mis lectores, y ciertas personitas bloggeras a las que he cogido mucho cariño, y que me transmiten una fuerza increíble, aunque no lo sepan.

Un alegre besazo a todos!!!!

miércoles, 30 de julio de 2008

Monólogo del que quiere


Me pongo a escribir ya, porque si no, no hay manera... paso el día en frente al ordenador, con el blog abierto, pero ahí muriéndose de risa se me queda esperando hasta que yo decida teclear un poquito en su honor. Y es que hoy he tardado más porque no tengo nada pensado... normalmente planeo sobre qué escribir, si ha pasado algo o si no, y hasta ahora nunca he fallado... pero algún día tendría que ser.

Así que me pongo a escribir lo primero que se me venga a la cabeza, a vuelapluma, como decía eGeo, por lo que puede quedar algo confuso todo. No es necesario leerlo... simplemente lo hago yo por ocio, pues me aburro. eGeo... el Gran eGeo... un chico increíble al que he cogido mucho cariño.... y me parecía imposible. Imposible y lejano... intentad poneros en mi situación. De repente llego yo aquí, al mundo de los blogs, como cualquiero otro (y lo sigo siendo). Tengo un blog bastante normalito, que no destaca en lo más mínimo, con la afluencia precisa y los contactos necesarios (y de todo ello estoy muy orgulloso!). Pero veía a lo alto, allá arriba del todo, a eGeo, con su pedazo de cacho de trozo de blog magnísico que incluso salió en la revista Zero, visitado por cientos de personas al día... y con la impecable y maravillosa forma de escribir sus increíbles y en ocasiones aparentemente surrealistas aventuras diarias, sus historias de amor y de tristeza, sus triunfos laureados y sus fracasos apoyados... era toda una personalidad éste eGeo! Lo veía tan alto que pensé que si le escribía un comentario, ni se daría cuenta. Imaginad, yo en mi ingeniudad, en mi avergonzada humildad, imaginad cuán mayúscula fue mi sorpresa cuando él me comentó a mi! Fue el 22 de Marzo, en mi entrada del 19, una que me gustó mucho. Me hizo tanta ilusión! Yo no le había comentado a él... sino que él se había lanzado! Me pareció supersupersuperfuerte, osea... y más aún cuando me agregó al msn, a finales de Abril.
Rápidamente cogimos confianza chateando... me ayudó mucho cuando estaba mal, y yo intenté ayudarle a él en todo lo posible, las pocas veces que él estaba mal :P. Porque recordad que en Mayo pasó todo lo que pasó en mi vida, y sabéis cómo me sentí... pero ahí estuvo eGeo, que aunque no hablábamos mucho por msn porque a penas podía conectarse, sabía que tenía su apoyo, lo que me animaba enormemente. Aún no me lo acababa de creer... eGeo, hablando conmigo por el msn!!! Ya empecé a acostumbrarme cuando me dio su móvil, y pasamos las primeras horas hablando, pero aún así en ese momento recuerdo que estaba nerviosísimo. No sabía la impresión que se llevaría... vale, era un amigo sin más con el que hablaba por teléfono... pero es que a mi hablar por teléfono nunca me había gustado, no acababa de acostumbrarme. Y digo si me acostumbré!! Menos mal que él habla por los codos, y al principio él lo decía todo... ya al menos también llevo yo parte de la conversación, hay confianza total. Éso es lo que me gusta. Que hablando por el msn y por el teléfono, sólo conociéndonos por lo que pone en nuestros respectivos blogs, hemos llegado a tener una confianza tremendísima que nunca tuve con nadie... o eso al menos es lo que siento yo. Sin tomarlo ni beberlo, alguien se interesó por mi hasta el hecho de querer conocerme en persona... y eso significa muchísimo para mi!
Pero, antes de nada, quiero dejar claro, porque yo ya lo tengo, que es un amigo... el mejor amigo que he tenido, y no tengo miedo a decirlo porque antes no he tenido ningún amigo masculino (mucho menos gay también) con el que hablar de verdad. Con él puedo tratar de lo que sea, ya no siento vergüenza... él me entiende, y yo le entiendo, sé lo que quiere decir, y lo que pretendo decir yo. Incluso, en ocasiones, nos leemos el pensamiento ^^. Y aunque yo siga igual de tonto y de humilde y no acabe de creérmelo, sé que cuando él dice que me tiene cariño, lo dice de verdad. Ésto me llena de orgullo enormemente... al fin, no tengo novio, pero tengo un buen y gran amigo!!! Alguien que siempre consigue hacerme olvidar de todo con su bonita voz, con la que las penas se van volando y no vuelven jamás... acaso cuando cuelgo el teléfono recae alguna arrepentida. Pero es de las pocas personas, por no decir la única, que consigue hacerme feliz día a día, sin ninguna causa concreta. Y, amigo mío, si me lees por la tarde cuando vayas a la ciber, o ya en tu casa cuando copies los posts en tu ordenador... te quiero!!! ^^

Y que sepan todos que eGeo es una persona estupenda que se preocupa al límite por los demás, un gran amigo que sé que siempre estará ahí aunque nos conozcamos desde hace poco, alguien singular que quiere la felicidad para todo el mundo, es un chico inteligente, cariñoso, que se hace querer, simpático, divertido, animado, elegante, dulce, feliz de la vida, muy sensible y que canta de puta madre, hablando claro! Y ya, el colmo de los colmos, cosa que me parece incluso injusta... es también guapo, y tiene un cuerpo delgado, estilizado y seguro que bonito!! Es que no hay derecho, es inadmisible... personas tan perfectas deberían de estar prohibidas, minan la moral de los demás mortales!! :P

Pero aún así, soy bueno y le deseo lo mejor del mundo, que encuentre a un chico estupendo que también le quiera de verdad, y con el que pasar muchos y buenos momentos que le quedan por vivir. Por esto, y mucho más, digo que le quiero, porque es lo que siento.


Es maravilloso decir "Te quiero". Pero hay que tener cuidado... mucho cuidado, porque esas palabras son muy valiosas. Porque no existen otras iguales para expresar lo mismo... y en cambio, esas 8 letras pueden significar tantas cosas! Puedes querer a tu perro (en mi caso, gato), querer al ordenador y a ésta ventana que te abre al mundo cibernético, querer a tu profesor porque te ha puesto un 10, querer a tu hermana o a tu madre, querer a tu tía que nunca has visto, querer a tu amiga de toda la vida... o querer a tu pareja. Querer... qué es querer? En éste sentido, querer es muchas cosas... todas muy subjetivas, que dependen de la persona que las pronuncia, y de cómo lo hacen.

Para mi, decir "Te quiero" significa decir que tienes aprecio por la otra persona, que es importante para mi. Que es decisiva en mi vida, que puede influírle, que ya forma parte de ella, de mis recuerdos buenos y malos. Pero significa también que tú quieres formar parte de su vida, que te preocupa cómo está, lo que le ocurre, lo que le ocurrió y lo que le ocurrirá, saber lo que piensa y lo que pasa por su cabeza... desear ponerse en el lugar del otro y comprender sus sentimientos. De ésta manera digo yo "Te quiero", a Kitty, a mis padres, o a eGeo, y de tal manera se lo diría a mi novio (si llega a existir).


Así, pienso que no deberíamos abusar tanto de esas dos palabras que podemos acostumbrarnosa usarlas en cualquier ocasión... porque acabamos gastándole el significado, llegan a carecer de sentido. Si repites mucho "te quiero", aunque sea a tu peluche favorito... ¿qué termina siendo? No sabrías cómo expresar lo mismo con otras palabras, pues crees que ésas son las mejores y más sublimes con las que decir que tienes un inmenso cariño hacia algo. Y cuando quisieras decir algo más, expresar que amas de verdad, pensarías que ésas palabrejas tan manidas ya se te quedan cortas y que no cumplen la funcion que desearías. En mi opinión, habría que reservarlo sólo para cuando se sienta de verdad... y es que en persona, yo, a pocas poquísimas personas le he dicho que le quería de verdad, a mis amigas nada más y en contadas ocasiones. Sólo digo "te quiero" cuando lo siento de verdad, cuando me lo pide el corazón... para mostrar la gratitud o la simpatía hacia otra persona hay muchas otras formas, unas de las más importantes es el acto, haciendo algo por ellas y no limitándose sólo a las palabras.

Y bien, ya es tarde... aunque no lo crean, he empezado ésto a las 8 de la tarde, y son ahora mismo las casi la 1 de la noche. Pero qué he estado haciendo durante tanto tiempo?? Ni yo lo sé. Ahora mismo acabo de colgarle le teléfono a eGeo, precisamente, tras una bonita hora hablando.

Vaya, prometo que sin quererlo, os he largado una charla sobre eGeo que a pocos os interesará, y otra sobre mi opinión respecto al uso de esas dos palabras... en fin, al menos algo he escrito, no?? :P. Pero me ha gustado... usaré más la "vuelapluma", aunque pensaba posarme en otros temas... ya habrá tiempo para eso!


Un amoroso besazo para todos!! ^^

martes, 29 de julio de 2008

Cena de impares

Ayer, cuando volví a casa sobre las 9 y media, mis padres ya me estaban esperando... temía que me reprochasen algo, pero no lo hicieron, fuero benevolentes. Me duché rápidamente, me puse una camisa amarillita de anchos cuadros que hace tiempo que no me ponía y listo. Algo de perfumes por aquí y un poco de desodorante por allá, y llegó el novio de mi hermana. Ayer fue el cumpleaños de mi madre y íbamos todos a cenar con ella, novio incluído, ya que lleva con mi hermana más de un año y forma parte casi de la familia. Fuimos a un sitio que yo propuse, un restaurante de tapas muy bueno... restaurante de verdad de calidad, pero donde ponen tapas normales que son baratitas. Les encantó a todos... al fin! Porque siempre propongo algo y lo acaban rechazando...

La velada fue exquisita... pero no es eso sobre lo que me quiero centrar. Éramos 5... impares... y como siempre, alguien sobra. Andábamos por la calle, al principio yo muy animado con ganas de disfrutar de la familia... pero de repente vi que mis padres se separaron de nosotros e iban cogidos de la mano delante de todos, y los dejé, pensando que se merecían su intimidad. Pero claro, me quedaba yo con mi hermana y el novio... que se tomaron también de la mano y estuvieron andando a pasos simultáneos. Me quedé fuera de lugar... no podía estar con ellos, qué pintaba yo, si hablaban de sus cosas? Así que me quedé detrás, ya sin ganas de hablar, siguiendo a las dos parejitas... el número impar que sobra, por allá atrás andaba...

Se me estremecía el corazón, no lo aguantaba más. Los heteros no saben cuánta suerte tienen. Ya quisiera tener novio... pero ya quisiera yo también poder salir con él y mis padres, e ir cogidos de la mano, darle besos y acariciarle... pero sé bien que es imposible. Aún no. Y éso es lo que me fastidia. Que yo soy gay, pero soy normal, por eso mismo estamos luchando tanto. Pero aun sí, no se me es permitido poder estar con la persona que quiero como una pareja más... por mucho que digan, no es así, y vosotros, mis queridas y solitarias mariconas, lo sabéis. Eso me jode muchísimo... por qué es así? Por qué nos han denegado ese derecho? Al mundo le queda mucho por aprender...

Pero la cosa no terminó ahí... porque al llegar al restaurante, nos sentamos en una larga mesa de 6. Cada uno en frente de su pareja, mirándole a los ojos, jugueteando con los pies del otros, manteniendo contacto visual... y yo, el sobrante, viendo la vacía silla que tenía delante, y el plato que rápidamente apartó el camarero. Ese plato del que nadie comería...

Ahí me sentí mucho peor. Cada uno hablaba con su pareja... ellos sí parecían una familia. Los cuatro se contaban de todo... mientras yo decidí callar y fijar la mirada en la comida de mi plato y en los plateados cubiertos. Ya estaba mal, esa vitalidad, la alegría que tenía al principio desapareció y no volvió. Escapó con el plato que se llevaron... ése simple hecho significó mucho para mi. Me sumió otra vez en la soledad... intentaba escapar por todos los medios... ¿Pero qué podía hacer? Miraba a mis padres, y ellos charlaban animosamente, alguna que otra vez intentando meterme en la conversación. El novio contó muchos más de sus estúpidos chistes, que ya ni queriendo me hacían gracia. Y mi hermana se creció siempre que está con él, y se volvió tan arrogante como nunca. Pero miraba a otro lado, y veía a las parejas comiendo en las mesas de dos, a la luz de una vela roja, y sirviéndose vino tinto.

Se me conmueve el alma, y las lágrimas vuelven a aflorar en éste momento... yo quiero tener a alguien, lo necesito... deseo con todas mis fuerzas poder compartir los momentos de mi vida... que tan oscuros son, pero que simplemente con compañía podrían resplandecer. Un chico al que querer lo podría significar todo para mi, el gran cambio que necesito... pero no está. Ni nunca ha estado. Y, seriamente lo digo, dudo mucho que llegue a estar. Aunque eso no es lo que me preocupa, si vendrá o no, porque digo yo que en todos los años que me queden de vida habrá algún pirado que sea capaz de enamorarse de mi, quién sabe, o ni siquiera eso, pero que tenga novio. Lo que yo quiero, y necesito, es sentir ahora... y más aún, haber sentido antes. Éso es lo que me produce tanto pesar... que solo he encontrado palos por todos lados. Necesito saber que ha merecido la pena pasar todo ésto... no sé si todas las lágrimas derramadas regarán a un fuerte y alto árbol sobre el que apoyarme, y que me de cobijo y fruto.

Pero aquí sigo... menos mal que a la vuelta en mi casa, llamé a eGeo... un chico al que todos conocéis, pero que personalmente os digo que merece la pena... es muy buena persona, y un gran amigo. Sin quererlo, él me ayudó mucho, aunque hablásemos poco del tema, y es que él siempre consigue que se me olviden todos los problemas y que vuelva a sonreír. Le doy las gracias... siempre le estaré agradecido. Significas mucho para mí...


Un salado beso para todos...

Playas y cangrejos


Antes de nada, mis disculpas... ayer no pude postear porque apenas estuve en mi casa, pasé todo el día fuera. Así que allá vamos, a contaros qué hice en todo el día...

Por la mañana normal... me levanté sobre las 11... aunque me puse el despertador a las 10, pero no hubo manera y seguí sopa sin enterarme (es más, ayer le cambié la música del despertador del móvil, y hoy me levanté a las 10 con Homer gritándome "Quiero matar a Moe... wiiii!!!.... Quiero matar a Moe.... wiii!!!" xD xD. Éso es despertase bien... odiando a Mat Groening y a la madre que lo parió... pero con sentido del humor, eso sí!) Oootro día más que me he levantado tarde.... pero aun sí, me vestí rápido, y sobre las 12 y media salí para el gimnasio. Y quién me manda a mi ir al gimnasio tan temprano... fue inútil! No podía hacer nada... me dolían todos los músculos, y al final estuve solo una media hora... osea, casi nada, para lo que pago al mes. Qué mal... me siento fatal respecto a eso... estoy apuntado al gimnasio, si, y voy cuando puedo... pero allí hay días en los que no soy capaz de hacer nada... y otros en los que avanzo muchísimo y me cojo pesos mayores. En fin, será cosa del verano, que me desgasta... porque en invierno voy normal todos los días.

Volviendo al tema... volví del gimnasio y paré en la Casa de la Cultura, para comprar mi entradita para el concierto de OT que se hará en el campo de fútbol de Los Boliches, una zona de Fuengirola. Pareceré un adolescente fanático, pero no es así... quiero ir porque irá más gente, yq quiero relacionarme con los demás! Que el verano va a llegar a su fin, y quiero aprovecharlo... Llegué a casa justo para comer, y después estuve un ratito en el ordenador. No hice mucho, leer algunos blogs, comentar un poco... no me dio tiempo a escribir, porque necesitaba mi tiempo... y además, no tenía mucho que contar, éstos días están siendo un poco sosos. Kitty me llamó sobre las 4, y me dijo que a las 5 habían quedado para ir a la playa todos juntos... y allá que me fui. Antes, llamé a Lea y fuí a recogerla en la moto para ir a la playa.

Como es lógico, cuando llegué a su casa, ella se acababa de duchar y estaba aún secándose... por lo que tuve que esperar una media hora, hasta que estuvo lista. Qué iluso fui, creyendo que saldríamos antes... cómo no recordé que ella siempre llega tarde! Sabéis, estoy pensando en contarle a ella sobre el blog... ahora que nos vemos más, hablamos mucho como cuando venía al instituto, y veo que la confianza no se perdió... así que no sé si acabaré diciéndoselo, aunque dudo que llegue a mandarle la dirección. Ahora que lo pienso, no habría problema si ella supiese todo ésto... pues en algunas cosas sabe mucho más que no he puesto aquí... pero prefiero seguir teniendo algo mío, sólo mío, mi secreto, de mi propiedad... porque ya cuando algo es popular, acaba siendo de todo el mundo y pierde su particularidad. Aunque si lo veo bien, Sofía/Laura sabe que tengo un blog, y me lee diariamente, al igual que yo a ella... y eso no ha cambiado en nada nuestra relación, al revés, la ha cementado.

Buenoo, que hoy me voy por las ramas mucho... volvamos al tema. Sobre las 6 menos cuarto finalmente llegamos a la playa... allí estaban Marcos, Arianda, Kitty, Alba, Marta, y algunos otros más que conocí ese día, pero poco interesantes. Lo que pasa con Kitty es extraño.... por teléfono hablamos mucho, en los findes me llama y me cuenta las novedades, o cuando se siente algo baja de ánimo, habla conmigo para servirle de propulsor. Es más, el viernes ella estaba en el concierto de El Canto del Loco que se hizo en Málaga, y me llamó solo para que escuchase la música, y así de alguna manera poder estar allí también... que bonito detalle!! Pero luego, en persona... es dificilísimo verla y tratar con ella. Cuando la vi allí, simplemente me saludó, y se fue con los otros... así que yo hice lo mismo, y estuve bañándome con Lea y Marcos.

Ayer fuimos a una playa distinta a la que pocas veces había ído, en la que hay un banco de arena muy fina a unos 200 metros de la playa, ya metido en el mar, donde el agua te llega por las rodillas y está muy caliente. Parece una playa paradisíaca, porque el agua está cristalina y se ven pececitos nadando alrededor tuya... muy bonito todo, las playas muy bien cuidadas (y es que nos concedieron la Escoba de Oro, por las playas más limpias de España!!! Una vez más, salimos en Antena 3!!!) ... pero, a causa de ello, está colmadísimo de gente. El sol calentaba como nunca, pero en la orilla se estaba como en el cielo... viendo chicos guapos por doquier, y pasando el rato con los siempre divertidos Marta, Marcos y Lea. Al fin estaba con ella! En el último tercio del verano, pero bueno, más vale tarde que nunca. Al poco tiempo ella nos convenció de ir a buscar cangrejos por las rocas que hay en un espigón cercano, y allá que nos dirigimos Marcos, ella y yo, en búsqueda del cangrejo perdido. Pero durante más de una hora y media viendo cangrejitos, no conseguimos ninguno... sólo algún que otro picotazo por sus pinzas. Éran pequeñitos, menos mal... pero ni aún así me atreví, y continué siendo una nenaza, ya que era Lea la que se lanzaba a cogerlos... pero no hubo manera, se le escapaban de la mano y nos quedamos sin ninguno. Pero el momento fue precioso... los tres en bañador, andando descalzos por las rocas, entre los pescadores, y buscando en la límpida agua algún cangrejito despistado... viendo cómo las olas rompían ante nosotros, provenientes de un inmenso mar que se extendía hasta el infinito. Olía a mar, a sal... el momento era maravilloso. Prometo que si alguna vez tengo pareja, lo llevaré allí a ver el atardecer... le encantará.

Sobre las 8 y media nos volvimos... yo llevé a Lea en mi moto, Tony (que apareció después) llevó a Marta y Marcos iba con Ariadna. Yo llevaba un segundo casco para Lea, y Tony había traido otro más para Ariadna, porque Marta tenía el suyo propio. Primero fuimos a la Casa de la Cultura, donde Marcos y sus primos se compraron las entradas para el concierto de OT... y luego estuvimos visitando sitios donde hacer pearcings y tatoos por toda Fuengirola porque Tony quería preguntar para hacerse, sin éxito alguno. En una de las paradas, Tony dijo que se iba, así que le quitó el casco a Ariadna, dejándola sin nada. Así no podría subirse a su casa, porque vivía lejos, y ya estaba chunga la cosa para irse sin casco... Así que tuve que subir a Lea a su casa, bajar de nuevo donde estaban Marcos y Ariadna con la moto, y darle a ella el casco que había utilizado Lea. Así pudieron ellos subirse tranquilos... pero aún sí, la putada de Tony no se olvidó. Y a mi ya me dará el casco cuando lo vea, no me importa en absoluto...
Ahí Tony la cagó. Simplemente podría habérselo dejado, y que su primo Marcos se lo devolviese... pero no, fue egoísta, y dejó a Ariadna plantada. Como bien me dijo eGeo la primera vez que lo vio en foto en el tuenti... tiene cara de malo, y lo es... eGeo acertó, una vez más! Fue perro, perrísimo... y me está empezando a caer verdaderamente mal, lo que es una pena, pero es inevitable, si se lo está ganando a pulso!

Y ahí acabó la tarde... una preciosa tarde con mis amigos. A Kitty no la vi casi nada... pero estuve mucho con Marcos y con Lea, y mereció la pena. Les tengo muchísimo aprecio, a Marcos cada vez más y más... y éso que hemos tenido nuestros tiempos de riña, hemos estado más de un año sin hablarnos lo más mínimo! Espero que éstos días se repitan... me da que mi verano empieza aquí!


Un besazo a todos!!! ^^

lunes, 28 de julio de 2008

Caída en picado

No puedo evitarlo.

Voy a Histats y me amargo. El mes pasado me visitaron nada más y nada menos que 1.491 personas, de lo que estoy muy orgulloso. Éste mes, en el momento en el que escribo ésto, he sido leído por 907 visitantes, la mitad aproximadamente nuevos. Hace 31 días me visitaron 51 personas, 38 de ellas por primera vez. Ayer domingo, teniendo en cuenta que escribo ésto el lunes a las 1 menos veinte de la madrugada, un mes después, 15 personas llegaron a mi página, y 4 eram nuevos visitantes. Mi récord de Junio fueron 73 en el mismo día... el de éste mes, 49.

El tráfico en mi querido blog ha descendido demasiado en muy poco tiempo, sin saber por qué. Esperaba superar mis metas éste mes... pero no ha sido posible, pocas personas me han visitado, muy pocas... y, que conste en acta, no les culpo a ellas. La culpa es mía, y solo mía.

Yo soy el que hago este blog, y el que puedo crear interés en las personas, para engancharlas y atraerlas día a día. Y he fallado... por alguna extraña razón, el mes pasado lo conseguí y muchas personas arrivaron a mi blog... pero todas ésas me han abandonado. O yo he hecho que me abandonen. Quizás sea solo un altibajo en el gráfico... pero desanima. Se me quitan las ganas de seguir escribiendo... aunque es entonces cuando me recuerdo que no escribo para ganar "audiencia" ni popularidad. Sólo escribo para mi, porque me gusta. Al principio como desahogo cuando más lo necesitaba... ahora también, pero más como ocio que como cualquier cosa. Y quizás eso sea lo que falle... que mi vida ha perdido interés, la morbosidad que podría atraer a los otros. Y no lo niego, en absoluto... mis veranos son siempre así, ya vendrán tiempos mejores. Eso es, ya pasará, escribiré mejor y volveré a estar orgulloso de mi contador de Histats, que no ha hecho más que desesperarme últimamente.

Por lo pronto, y gracias a consejos de eGeo, pienso llevar a cabo algunas medidas. Voy a publicitarme, como él dice; comentar en muchos más y nuevos blogs; conocer a bloggeros que siempre he querido conocer pero que nunca me he atrevido (hasta soy tímido aquí, imaginad!), y por supuesto aumentar la calidad de mis escritos. Se intentará, todo se intentará... también es verdad que en verano mi mente se espera y deja de trabajar, siento como que me vagueo totalmente, y no soy capaz de decir dos palabras seguidas interesantes. Pero se hace lo que se puede, oye, y si ahora no atrapo a las masas, ya lo haré cuando comience el curso! O, si no, haré cualquier burrada, para darle algo a mi vida y poder contarlo en el blog, entonces me leeréis. Quizás me prostituya... nah, para eso prefiero seguir esperando a mi pececito azul ^^ Mientras, se aceptan más propuestas para hacer reflotar el blog, por supuesto.

Ésto más que nada ha sido una auto-reflexión... no quería llamar la atención a nadie, ni quería pedir más visitas, que nadie se sienta forzado ni molesto. Solo llevaba tiempo viendo ésto, y no podía más, exploté.

Un besazo a todos, aunque mis mariconas cada vez sean menos!! ^^

domingo, 27 de julio de 2008

Tito Pepe y Tita Angustias



En este fin de semana, extraordinariamente el tercero consecutivo que paso en Torre del Mar, hemos estado acompañados por mis tíos, a los que llamaré Pepe y Angustias. En general he pasado un buen finde... tranquilito, sin nada interesante que hacer, lo único destacado es que mis tíos estuvieron con nosotros.

Mi tita Angustias es la hermana de mi madre. Vive con su marido, el tito Pepe, en un pueblo perdido de la mano de Diós en Sevilla, un pueblo de los de verdad, algo más grande que La Viñuela... pero igual de típico, en otro estilo. Mis primos, de más de 20 años, son muy caseros... y muy particulares, no sabría cómo definirlos, los típicos que no terminan ESO y que se tiran la vida viviendo con sus padres... Mi primo, el menor de unos 22, ayuda a mi abuelo en el campo, no es muy delgado pero como todos los de su edad de allí, con el pelo corto quedándose calvo, siempre fumando y bebiendo, y rodeado de sus groseros amigos. En realidad, no los soporto... ellos mismos se creen que soy un empollón, así que imaginad su nivel...
A mi prima, la mayor, si la soporto más, le tengo mucho aprecio. Es pequeñita, muy baja y delgada, y bajo la gran y antigua casa de mis tíos ha puesto una peluquería. Es el típico negocio pequeño de pueblo, sin título ni nada, pero la verdad es que le va bastante bien, y consigue ganarse su propio dinero y salir adelante. Hace un tiempo se fue a vivir con su novio, un catalán muy mono, en una casa alquilada en otro lado del pueblo, pero hace poco cortaron, y no sé si él sigue allí o se volvió a su Barcelona.

Mi tía es de estatura normal, con la piel muy muy negra porque siempre está tomando el sol, el pelo teñido y ojos bonitos. Cada vez más, su cuerpo se va pareciendo al de su madre, mi difunta abuela, lo que hace que me recuerde muchísimo a ella. Tita Angustias es muy simpática, me cae muy bien y es una persona a la que se le quiere fácilmente, por su simpleza y por su sentido del humor. Es una mujer sencilla que necesita poco para vivir bien... y quizás por eso, y por su forma de ser, transmite una candidez y humanidad que a mi me encanta, entonces estalla mi vena sensible y cariñosa y paso todo el día dándole abrazos.

Mi tío, por el contrario, es diferente a ella. De joven no hizo nada... y nunca en su vida ha trabajado de verdad, se pasa los años trabajando en lo que encuentra, ahora con cincuenta y pico años vendiendo quesos por ahí. Es la única fuente de dinero (con la ayuda que aporta mi prima) que llega a su casa, por lo que están algo ajustados, y ya mis padres tuvieron que dejarle dinero en otras ocasiones anteriores. No sabe de nada, no estudió, era un típico joven sin futuro... que no ha tenido, pero por algo, es muy culto. Se pasa la vida sentado en su sofá, bien gordo y pálido, pero viendo documentales, películas antiguas y el canal de cocina... y aunque parezca increíble, ha aprendido de todo ello. Te puede dar consejo de lo que sea, que de todo sabe un poco, incluso sabe cocinar de maravilla todo tipo de cosas, sólo aprendiéndolas de la tele. Él si le ha sacado partido a la televisión, menos mal... y eso sí me gusta de él. Lo que no me gusta de él, es que es demasiado hetero y salido, está empeñadísimo en que le cuente mis aventuras con las chicas. Cada dos por tres, me insinúa algo sobre el tema, que si he follado ya, que cómo me va con las "manuelas", que si estoy bien "armado", que si tengo alguna amiguilla con derecho a roce, nosequé... y ésto me desespera!!!! Porque, además, es poco tolerante, y siempre se refiere a los gays como los "maricones", en un tono algo despectivo... Pero bueh, a parte de éso, lo paso bien con él, no puedo negarlo, a pesar de su humor algo picante y machista.

Y lo dicho, éste fin de semana lo he pasado con ellos. El viernes durmieron en la habitación de mi hermana, pasándose ella conmigo a la mía. Pero el sábado, también vino mi abuelo a comer con nosotros... se le fue el tiempo, estuvo la tarde allí, y ya era demasiado de noche para volverse a Antequera, donde vive. Y es que está ya algo mayor y tiene dificultad para conducir... se puede quedar dormido, o ponerse nervioso si hay tráfico y no saber qué hacer... por lo que lo mejor era quedarse allí con nosotros. Y más habitaciones no había... así que hicimos el apaño, ya que sobraban los colchones. Mi abuelo durmió en mi cuarto, mis tíos en la de mi hermana, y mis padres en su cuarto con mi hermana en un colchón en el suelo. A mi, me relegaron a otro colchón en el ático, el pequeñísimo cuarto sin puerta que hay arriba, sólo con un ventanal que se abre hacia la terracita exterior. Me mandaron allí porque toda mi familia tenía mucho calor (y es que lo hacía, dentro y fuera de la casa te asabas si no tenías aire acondicionado, y arriba no había), y como yo era el único que puedo soportarlo más sin rechistar, ya que los otros solo lo que hacen es quejarse, me subí al piso superior, el más caluroso de todos aunque tuviese la ventana abierta. Y es que claro, los aparatos de aire acondicionado están en la azotea de arriba, y entraba todo el aire caliente en la habitación... pero bueno, pude soportarlo, tenía que tener la ventana abierta para que al menos pasase viento, aunque fuese caliente. Allí tengo mi biblioteca, una gran estantería llena a reventar de libros, algunos de los cuales ya se apilan en el suelo porque se quedaron sin espacio, un somier con el colchón donde hago mis puzzles, y la colección de ellos en una esquina. Una guitarra, una silla y un espejo completan el moviliario soso del lugar, que tampoco necesita más cosas.

Allí pasé la noche, rodeado de libros y de oscuridad. Quise leer... pero nada más encender la lamparita que había subido desde mi cuarto, apareció un inmenso mosquito en la pared donde apoyaba la almohada, y tras el posterior zapatazo contra la pared, tuve que apagarla resignado. Eran sólo las 12 y media, así que me puse a jugar al Castlevania en la PSP un poco más, y luego a escuchar música y algo de radio en mi mp4, hasta que me dormí sobre las 3. Pero me dormí algo amargado... la noche era joven, hacía una buena noche para estar afuera... era sábado, y todos los jóvenes de mi edad estaban pasándolo bien... he hablado con Kitty, y ella volvió a su casa esa noche a las 9 y media de la mañana... a mi no me habrían dejado tanto, pero lo habría pasado bien... pero no, por supuesto, el Gatito tenía que quedarse en su casita con sus papás... y sin ver la tele, por supuesto, pues quise bajar sobre la 1 al salón para ver si me distraía, y mi madre no me dejó... decía que era demasiado tarde...

Como venganza particular, de alguna manera, me quedé esa mañana, osea ésta, hasta las 12 en la camita... con calor, pero descansado. Estaba en la gloria, eso sí... aunque me costó horrores bajar, desayunar, e irme a la piscina. Allí lo pasé bien... hoy he tenido de mis días en que soy un autómata. No quiero hablar con nadie, estoy con mi música al oído, centrado en mis cosas, con mi cámara al cuello, y deseando que el tiempo pase lo más rápido posible. Me ayuda mucho, la verdad... me ayuda a no pensar en negativo, a no pensar en nada. Aunque pierda el tiempo... allí lo iba a perder de todas formas, nada productivo iba a sacar.

Punto y final, poco más puedo decir de éste fin de semana, me quería centrar en mis tíos. Dentro de unos días vendrán mis primos a quedarse allí unos días, les daremos las llaves, y confiaremos en que sean responsables y lo cuiden todo. Esperemos, esperemos...

Un detallito, por rellenar... sábado por la tarde estuve en un centro comercial muy grande de allí, mirando ropa y chicos... de lo primero, encontré poco... unos piratas que no me fascinaron mucho en Coronel Tapiocca, un cinturón en Inside, y unos boxers negros en el mismo sitio... y de lo segundo, nada de nada. Son demasiado vulgares los chicos de allí... son los típicos kinkis, algún día hablaré de ellos, toda una especie latente en nuestra sociedad por doquiera que vayas!!

Y ya está... oootro finde más de éste corto verano recluído con mis padres en mi casita de Torre del Mar... si al menos tuviese ordenador donde escribir!! Aunque leo, eso sí... Asesinato en el Orient Express, ha sido al que he atacado en éstos dos días.

Un besazo a todos!!! ^^

viernes, 25 de julio de 2008

Sally, Sweeney Todd, las bicicletas y los patines... y mis padres-




Como dije ayer antes de despedirme, sobre me fui a casa de Sarita con mi hermana en la moto para ver una película con Sally y el novio de mi hermana, con los que pensaba pasar la tarde para luego irme a las clases de fotografía a las 8.

Saludé a Sally respondiéndole con un "guarra!" al "zorra!" que ella me había lanzado al entrar por la puerta. Vieron todos mi gafas nuevas que había recogido antes de llegar, y me dijo que me quedaban muy bien... hasta Sarita me dijo que me hacía más interesante. Estuvimos viendo Sweeney Todd, acompañados de helado y palomitas. Sweeney Todd es un musical, para los que no lo sabían, dirigido por Tim Burton e interpretado por un excelente Johnny Deep y un magnífico Alan Rickman (Snake en Harry Potter). Cuenta la historia de un barbero que es metido en la cárcel injustamente, y que a la vuelta a la sociedad/suciedad de Londres, decide vengarse de los que le traicionaron, degollándolos con sus cuchillas. Así parece un poco desagradable, pero la verdad es que el filme es buenísimo, con algunos pequeños toques de humor... pero magistral, como todo lo de Burton. Y como es un musical, y a mi los musicales me fascinan, pues mucho mejor...

Estuvimos muy bien viendo la película, tirándole palomitas a Sally y a Sarita, y recibiendo cojinazos de parte de ellas... hasta que miré la hora antes de que terminase la peli. Las 8 menos cuarto! Ni de coña me daba tiempo a ir a mi casa, recoger la cámara, e irme a fotografía antes de que empezasen las clases... entonces estuvieron insistiéndome para que me quedase con ellos a terminar de ver la peli y luego salir a dar una vuelta. Y accedí, así lo hice... me quedé allí pensando que debería estar aprendiendo en clases... aunque sinceramente, estamos dando Photoshop, y de él ya tengo yo una idea, así que no me perdía mucho. Después de ver la película, estuvimos llamando a la otra parejita, la de la inglesa y el chico culto, y quedamos en ir a dar una vuelta por el Paseo Marítimo todos juntos con las bicicletas y patines.

Llevé a mi hermana en la moto de vuelta a casa, reuniéndonos allí con Sarita, Sally y el novio de mi hermana que venían en coche, mi hermana subió a cambiarse, y yo bajé con el novio a intentar inflar una de las bicicletas, ya que la que estaba inflada la usaría mi hermana. Pero una vez más, no hubo manera de inflar las otras ruedas adecuadamente... así que finalmente, Sarita llamó al novio de la inglesa, al chico culto, para que él se trajese su bicicleta. Fuimos en coche una vez más hasta la casa del chico culto (lo llamaré así, porque realmente sabe un poco de todo y es muy sensato... por ahora no tendrá nombre, si eso más adelante), donde me prestó su bici, y los demás se pusieron los patines. Todos tenían los suyos, menos yo y Sarita que cogíamos las bicis (ella la de mi hermana), ya que de patinar nosotros sabemos cero patatero. Estuvimos un rato recorriendo el Paseo Marítimo hasta llegar al castillo, haciendo carreras, jugando y tomando chucherías (le invité a Sally a un paquete de palomitas... no sé si hice bien, pero sí hice lo que sentía en ese momento, necesitaba darle cariño a alguien!). En cierto momento, al final, estuve probándome los patiens del novio de mi hermana, e intenté patinar un rato... sin mucho éxito. No me caí ni me di ningún ostión, pero los andares de pato sobre los patines nadie me los quitó.

Eran sobre las 10... y mi madre nos pidió que estuviésemos en casa a las 10 y media. Y así lo intentamos... pero mientras llegábamos a Fuengirola (pues ya estábamos lejos, por detrás del castillo), mientras nos entreteníamos, mientras íbamos a casa del chico culto a dejarle las cosas y mientras íbamos en coche o no, se nos echaron las 11 encima... y mis padres en casa esperándonos. Les decepcionamos, lo sé, porque pensaban tener una velada todo en familia más temprano... pero no fue nuestra intención, aunque no haya manera de hacérselo ver. He intentado hablar con ellos, pero no hay manera... siempre me hacen lo mismo, se cierran en sí mismos, y me impiden poder defenderme, sólo dicen que no les conteste cuando me hablan. Así no se consigue nada... no es diálogo, al final es lo que ellos dicen. Y qué carajo, tampoco tienen tanto de qué quejarse, por una vez o dos que nos pasemos... pero bueh, son padres, y es su trabajo echarnos la bronca, no??

Y ya, me voy que tengo que salir para Torre del Mar un fin de semana más... esperaba escribir un post más... pero el tiempo se me ha venido encima, y vamos a salir antes de lo previsto. Espero que vosotros lo paséis divinamente, yo haré todo lo posible!!


Un besazo a todos!!

PD: foto del puente de Fuengirola... pésima, pero bueh, ya me esmeraré más la próxima

Otro punto de vista

Hace tiempo que quería cambiar mis gafas... y ya cuando mi madre vio que la patilla derecha de las mías se caían sin cesar, que un cristal estaba algo suelto y que las patillas se abrían demasiado, me hizo caso y fuimos a la óptica de la avenida cerca de mi casa, cuyo propietario es conocido de mi madre y que es muy buena gente, ya que siempre nos hace algún descuentillo por la cara.

Yo buscaba algo nuevo... quería cambiar de look, y desde siempre había querido tener unas gafas de pasta, distintas, originales... no las típicas de toda la vida, como las de la foto, que yo tenía (bueno, de ese estilo) desde hace más de cuatro años y sólo cambiándole los cristales eventualmente. Quería tener mi propias gafas que me caracterizasen... y las encontré.

Estuve un rato probándome gafas y gafas de todos los estilos... una que me probaba ante el espejo, y mientras el óptico me sacaba tres más... tras llenar la mesa completamente de fotos, y ante la insistencia de mi ya aburrida madre, elegí las que más me gustaron... y me las quedé! Son de pasta negra, pero finitas, de un plástico duro duro pero que no pesa nada, con parte de los extremos de la lente en el aire. A mi me gustan bastante, me dan un aire distinto... más nuevo, más personal, más distinto... más yo!

El dueño de la óptica me regaló los cristales nuevos con antirreflejantes... todo un detalle, porque la suma ya ascendería a más de 200 euros, dejándolo en unos 150, que es cuánto cuestan las gafas! Me gustaron unas de Armani muy bonitas... pero demasiado grandes y caras, 250€ la montura!

Son unas nuevas gafas... y espero que una forma nueva de ver la vida, tras unos cristales distintos, con una perspectiva más positiva y optimista de la realidad, que amplíen mi campo de visión mucho más allá de lo que perciben mis ojos a simple vista. Es una buena excusa para verlo todo de otra forma, no creen? Espero que esta nueva lente de luz y resplandor continúe mucho tiempo, porque llevo unos días que me salgo!!

Algunos ya la veréis si me hago una foto por el msn... espero que me digáis cómo me queda, y que os guste!!


Un besazo a todos!

jueves, 24 de julio de 2008

Sally y las dudas

Os voy a hablar sobre Sally, que es como he llamado a la chica tan interesante que conocí en La Viñuela y con la que chateo tanto.

Sally es alta, delgada, morena, largo pelo negro y rizado, y una piel blanca con alguna pequitas que me encanta, bonitos ojos... En casa de Sarita, quise hacerle algunas fotos... pero no me dejó, y era una pena, porque a mi me parece guapísima. Tiene un aspecto, no sé, será su piel farinácea, o ese pelo tan característico, o su forma de hablar... que me encanta. Puede parecer normal, del montón... pero tiene esa chispa que a mi siempre me había gustado antaño, cuando iba detrás de las chicas como un estúpido. Viste bien, con temática algo... gótica, pasando por lo emo... pero no de negro. No sé cómo explicarlo... lleva camisetas de Nightmare before Christmas, y le gusta el manga... me estoy explicando fatal, pero es que ni yo sé aclararme qué es lo que tiene. Ese áurea de misterio, quizás... aunque puede que yo le haya implantado esa curiosidad a su alrededor, porque es una persona distinta a las que conozco.

Pero lo que más me gustó de ella, ya que en las chicas no puedo sentir ninguna atracción física (ni queriendo, vaya, menos mal), fue su personalidad. Es distinta, original... tenía su propia forma de pensar, destacaba de los demás por su manera de ser. Es simpática, divertida, inteligente... le gusta el manga, escucha música de todo tipo (le encanta Yann Tiersen!!), dibuja muy bien, sabe cantar, es autodidacta como yo en el piano y tenemos el mismo nivel, quiere aprender a tocar más instrumentos, siempre desea aprender cosas nuevas... Su forma de ser me encanta, es sencilla, pero distinta, puede que se guarde muchas cosas que no se atreve a decir... Ella piensa sobre sí misma que es un bicho raro incomprendido... como yo he sentido muchas veces.

Parece ser que nunca ha tenido novio, y eso se le nota... porque algo baja la autoestima, se ve muy fea, y me habla en muchas ocasiones de chicos que le gustarían, los amores platónicos que todo el mundo tenemos. Eso es curioso, porque también me pide mi opinión para saber si tal chico me parece guapo o no... y me extraña porque ella no sabe nada de mi homosexualidad. ¿Quizás era una prueba? No lo sé, lo dudo... porque le dije que si, que tan tipo me parecia guapo y tal otro no era mi tipo... arriesgué, pero me sorprendió el resultado. Ayer hablé con ella por el msn, y estábamos tonteando insultándonos, ella me llamaba zorra, pero de repente no sé por qué me dijo que no le parecía nada feo. Siguió con el tema, y dijo que le gustaba mi flequillo, y que era guapo... pero yo me mantuve en mis trece de siempre, insistiendo en que me veía espantoso... pero que lo había asumido ya. Estaba todo cubierto por una capa de falsedad, estábamos bromeando, aunque bajo esa capa dijésemos la verdad. Le dije que era guapa, al igual que se lo dije cuando quise tomarle fotos... y se sonrojó, diciendo que no.

Hablo mucho por el msn, le hago reir porque sé hacer reir cuando conozco a la persona... y tonteé con ella. Cualquiera diría que estaba ligando, la verdad... y parecería totalmente que la estaba consiguiendo. Ahí comienza lo interesante... ¿y si ella descarta, o no se le ha pasado por la cabeza que yo pueda ser gay? ¿Y si empieza a sentir cariño... y si le gusto? ¿Y si le cojo cariño yo a ella? Y lo más importante, viendo cómo está la cosa... ¿Y si me gusta ella a mi?

Ahí empiezan las dudas...

Nunca antes habría imaginado que me podrían volver a gustar las féminas... y físicamente, sigo sintiendo igual rechazo. Pero como he dicho... podría enamorarme de la personalidad, del alma, la forma de ser, la mente, su entidad sentimental. Y no quiero que eso pase... porque sin querer, "obsesionándome", podría pasar al plano físico y empezar a sentir atracción. Eso lo veo lejano y difícil... pero perfectamente posible. Yo tengo bien asentada mi homosexualidad, la he asumido y no quiero cambiarla... ¿Pero qué ocurriría si esas bases se tambalearan? Al principio pensaba que era un bisexual... pero ahora que lo pienso, era nada más por el hecho de no confesarme completamente gay. Ahora no me siento entre las dos aceras... quiero a las chicas... pero no sé si tanto como para establecer una relación de verdad. Si así fuera... abandonaría mi vida de gay, mi querida forma de vivir que tanto me cuesta y que lograré levantar algún día a mi gusto y estilo, totalmente personalizada según como quiero. Sería un hetero más... siempre distinto eso sí... pero me gusta esa particularidad que le daba al asunto y a mi vida siendo homosexual. Y no es que deje de serlo... hoy me siento más maricón que nunca, con mis depiladas piernas cruzadas, escuchando a Madonna y leyendo los poemas homoeróticos de Luis Cernuda.

Pero puede que empiece a dudar tarde o temprano... es algo tan difícil esto de la sexualidad! Por lo pronto sigo normal, poniéndome a cien cuando veo los chicos de Calvin Klein, eso nada lo podrá evitar... pero el tiempo puede deparar muchas cosas y dar un giro inesperado a mi vida, lo sé de muy buena mano... porque yo al principio ni imaginaba que podría llegar a ser gay, ni tanto como lo siento ahora. Esta tarde he quedado con ella, Sarita, mi hermana y su novio y los demás en casa de la segunda, para ver Sweeney Todd... una película que hace tiempo quería ver pero no había podido. Cuando la vea, le llamaré guarra, y ella me dirá zorra, nos reiremos, y punto. No quiero que pase nada más... no quiero gustarle a ella... aunque una parte de mi me sigue diciendo que es imposible que yo le pueda gustar a alguien, y menos a una chica.

Intentaré pensar lo menos posible, así este asunto volará como tantos otros, y no volverá a pasar por mi mente. Quizás solo sea pasajero... pero también quizás sea decisivo.


Un besazo a mis maricas preferidos!!

miércoles, 23 de julio de 2008

De bicis con Lea, al fin!!!

Si, al final salí a dar una vuelta en bicicleta con Lea... cosa que en realidad dudaba que pasaría, sinceramente.

Anoche sobre las 2 de la mañana, mientras yo jugaba al Castlevania en la PSP y escuchaba la RNE Clásica (pusieron a Loreena McKeenit, me encanta esa compositora!), recibí un toque (aquí las llamadas perdidas es costumbre llamarles toques... así que le llamaré de ésa manera, hay que conservar el patrimonio (in)cultural de tu región!)... como decía, recibí un toque de Lea... le contesté, y me contestó en seguida con otro... ajá, conque quería que le llamase... siempre me hace lo mismo! Pero ésta vez me equivoqué... ella me llamó a mi... pero a los dos minutos exactos, se le cortó, se quedó sin saldo... así que acabé llamándola yo a ella, cómo no!

No hablamos mucho... ella estaba algo cabreada con su madre, y parecía con ganas de hablar y desahogarse... pero yo estaba hablando flojito flojito, con miedo a que mi madre se despertase, me viese hablando por teléfono, y se repitiese lo que pasó con eGeo... además, Lea también hablaba a escondidas de su madre susurrándome... así que imaginad, dos sordos haciéndose los mudos no llegan muy lejos... Al poco tiempo le tuve que colgar, quedando en que hablaríamos al día siguiente para ir a dar un pequeño tour por Fuengirola.

Y ésta mañana me levanté y me fui al gimnasio... la primera vez que voy por la mañana! Terminé rendido, porque tenía sueño... pero hice bastante... hacía días que no iba... y es que éste mes apenas he ido, qué mal! Así no se consigue ser un tío bueno que impresione a los demás chicos por mi cuerpo diez... aunque sinceramente, ya se me nota algo... frente al espejo me gustan mis pectorales, y ya se marcan los abdominales! Volví del gimnasio, dispuesto a comer... esa mañana estaba contento, feliz, muy parlanchín... estaba con el subidón, como yo le llamo. Entonces, no ceso de hablar, digo cualquier tontería, y no paro de hacer cosas. Cómo me gustan los días así!!!

La cosa es que sobre la hora de comer, hablé por el msn con Lea, y le dije que si íbamos o no a dar una vuelta... me dijo que si, que sobre las 5 estuviese en mi casa, que me preparase. Juas, menos mal que no le hice caso. Minutos de las cinco, seguía en su casa... así que le dije que mejor quedábamos a las 7. Y... a qué hora se presentó??? Así es, como es lógico... a las 9!!!
Ésta Lea es la leche... os he dicho ya que siempre llega tarde?? Pero como la conozco... a las 8 y media me bajé a la cochera... más que nada para ver si las bicicletas tenían las ruedas en perfectas condiciones. Mi padre me aseguró... "si, si, coge la mía, que está inflada y lista para usar"... y allí estaba, su pedazo de bici BMX que misteriosamente le enviaron por correo con un remitente desconocido, con las ruedas totalmente desinfladas...

Me pasé media hora intentando incharlas con un pequeñito inflador... y nada, ni manera. Estaba ya sudando del calor, así que me quité la camiseta, metido en aquella pequeña y sucia cochera llena de trastos. Me miré en un enorme espejo que hay allí, y me vi con gotas de sudor corriendo por el pecho, y lleno de grasa (de dónde carajos habría sacado la grasa??) por todo el cuerpo... parecía un chico de calendario, jajaja! Pero claro, eso lo veo hoy que estoy animado... mañana si me viene un día malo, sólo veo a un mecánico gordo y apestoso... espero que éste positivismo continúe... Bueno, tras un rato intentando inflar una bicicleta, paso a la segunda, la de mi hermana, y no hay manera... son ya casi las 9... hemos quedado supuestamente a las 7, y al final volveré más tarde de lo planeado...

Llegó Lea, bajó a las cocheras... ya sabéis, es un subterráneo comunitario debajo del edificio, donde hay plazas de aparcamiento abiertas y cerradas. Allí me dijo que lo dejase, y que lo mejor sería inflarlo en la gasolinera... que está lejísimos, aunque no tanto. Y le hice caso, fuimos llevando la bicicleta con la mano hasta la estación de servicio, donde inflé las ruedas con el aparatito que hay allí, el inflador para los coches... Y listo, ya a las 9 y poco, estábamos en disposición de coger la bicicleta! Justo en ese momento me llamó mi padre, que dónde estaba... se le había olvidado que me iba con la bicicleta, y eso que lo estuvimos hablando... como ya era tarde, le dije que si podía irme a cenar con Lea, y así estábamos más tiempo hablando... me dijo que sí, y listo, aunque él se quedaría solo en casa a cenar (Mi madre se fue hoy a Antequera a limpiar la casa de mi abuelo, y mi hermana salió al cine con Sarita y los suyos).

Estuve paseando torpemente por el paseo marítimo, ya que parecía que era la primera vez que montaba en bicicleta, de tanto tiempo que no la cogía... y para colmo, todo el paseo llenísimo a reventar de gente... y es que hace un calor por la noche! Al rato, mientras hablaba con Lea y nos contábamos las últimas movidas y cotilleos, me llamó eGeo... y estuve unos 20 minutos con el teléfono en una mano, y en la otra aguantando el manillar, esquivando como pudiese a los transeúntes... la mayoría guiris, cómo no en esta época del año... pero aún así, conseguí hablar con él, y no atropellar a nadie! Aunque una mujer se pensó que le iba a robar el bolso, porque pasé muy cerca de ella... Lea iba a mi lado con su bicicleta, calladita, mirando la playa y también haciendo zig-zags como yo. Sobre las 10 paramos en el Papa Luigui, una pizzería de por aquí, y entonces ya tuve que colgar con tristeza a eGeo, pues Lea se aburría y mi pizza se estaba enfriando.

Volvimos de vuelta (lógico...) y me despedí de Lea sobre las 11 bajo mi portal, con un gran abrazo, y prometiéndonos que volveríamos a vernos pronto, que no se repetiría semejante laguna temporal entre quedada y quedada.

Y aquí estoy... ya son la 1 y media, tengo sueño, pero no hay ganas de dormir, quiero aprovechar el día al máximo! Ahora jugaré al Castlevania otro rato mientras escuche Cinco Lunas, y piense que eGeo también lo estará escuchando, allá en la distancia...


Un besazo para todos!!
Foto: El corto y pequeño carril de bicis (de solo un kilómetro) de Fuengirola... la foto la he encontrado por casualidad... Los carriles de Alemania si que son carriles, qué gustazo, en muchísimas calles hay!!

Días de verano

Ahora sí estoy disfrutando el verano al máximo, sacándole todo su jugo... sólo le queda salir por las noches los sábados, pero es imposible, ya que siempre tenemos que irnos a algún sitio. Quizás pueda convencer a mi madre y quedarme en casa de Kitty un fin de semana... porque ella ya me lo ha pedido algunas veces, así en plan fiesta pijama de amigas... marica total, pero bueh, a veces no viene mal :P. Hablaré con Kitty, y si se planea algo, luego con mi madre... pero no hay nada seguro, quién sabe. Entonces, podría salir con ella por la noche, hasta bien tarde porque ella no tiene hora... lo malo, sería que tendría que estar aguantando la velita, porque estará Andrés, su novio... y eso no me mola, lo paso mal! Pero ya se verá...

He trabado bastante amistad con el chico y las chicas que conocí en La Viñuela el anterior fin de semana... hemos quedado varias veces para tomar algo por la noche, y ayer estuve con ellos, Sarita, mi hermana y su novio en la playa, tomando el sol. Ayer no tuve un buen día... comenzó mal, bastante mal... pero me harté de mi mismo, me dije que no soportaba más la situación, me puse el bañador, cogí la toalla, y me fui con mi hermana y su novio a la playa, donde habían quedado los otros. Lo pasé divinamente, aunque estuve poco tiempo... porque tenía fotografía a las 8. Después de fotografía salí directo a mi casa, me cambié, engullí rápidamente un bocadillo, y me fui a la plaza del ayuntamiento, donde estaban todos viendo la gala de OT. Allí me volví a encontrar con Sarita y con la chica interesante, pero estuve poco con ellas... porque prefería estar con mi grupito... y con Tony! Ya, estoy en disponibilidad de anunciar que sé que Tony es gay... completamente seguro estoy! Y ahora bien, hablo mucho por el msn con él... pero no significa nada... está cariñoso, pero no parece estar dispuesto dar ningún paso más. Me llamó Kojie, por primera vez, y estuve un ratito hablando con él, pero le tuve que colgar porque estaban esperándome para ir a tomar algo. Vimos la gala, y, para sorpresa de todos, Virginia fue la ganadora.... bien!! Me encanta Virgínia, y quería que ganase... aunque también tiraba hacia Pablo, más que nada por ser mi paisano!. Terminó la gala, y me llamó eGeo. Estuve con él hablando una horita, como siempre... y mientras, vino Marta, la prima de Marcos, y me cogió el móvil. Se puso a cantarle! Ay, qué vergüenza me dió... porque incluso Marta le dijo a eGeo que me cuidase bien!

Eso es todo un tema... los primos de Marcos me traen de cabeza! Fui yo con mi camiseta azul clarito, con unas palabras escritas y un arcoíris de fondo... mi camiseta gay, como le llamo. Y nada más verme, Marta me dijo que le faltaban colores, que no estaba bien... pero que me quedaba perfecta. Luego, durante la gala, me estuvo insinuando cosas sobre Jesús Vázquez, o sobre Chipper... y más gays... Si, ya sabe lo mío, porque no se lo negué. Y no me importa... puedo confiar en ella, es una personita estupenda. Está loca, eso si... pero es super cariñosa, muy buena y divertida. Estuve un rato enorme abrazado a ella sentada en mis piernas, mientras me cantaba canciones de amor con su dulce voz... es el contacto físico que necesitaba! Aunque fuese con otra chica... pero lo necesitaba más que nunca, un abrazo. Me dio el subidón... Y bien, pasemos a Tony... con él la cagué. Estuve bien con él, jugueteando a darnos golpes, haciendo el ridículo... pero también, cuando estaba apoyado en una valla viendo la gala... él puso la mano muy cerca de la mía. Yo fui aproximándola más... hasta que él levanto un dedo, que posó sobre el mío. Me encantaba tener ese contacto! Pero puede que también haya sido casualidad, no digo que no...

El caso es que hablando con eGeo... vi que Tony me estaba imitando una vez más. Me cansó, casi colmó el vaso... y le lanzé lo que tenía más cerca, mis llaves. Y... pum! Le di en toda la cabeza con el manojo... le dolió bastante, dio un grito, cogió las llaves del suelo y se las tiró a un vagabundo que rondaba por allí, pues estábamos en un parque... pero menos mal que no le dió. Fui corriendo tras él... mientras tenía a eGeo en el móvil... estuvo presente, al menos de oído, de todo... La cosa es que le seguí porque había cogido las llaves, y se dirigía a la carretera para tirarlas... le cogí del brazo, y luego rodeé su cuello con el mío (el brazo), haciéndolo parar. Jadeando los dos, él lanzó las llaves lejos hacia una papelera, mientras yo le pedía perdón y le decía a eGeo al teléfono que esperase. Las llaves no alcanzaron la basura, sino que llegaron a Marta, quien las cogió y las volvió a lanzar. Ya si las cogí del suelo, repitiéndole a Tony mis disculpas, y me fui lejos de allí a hablar tranquilo por teléfono con el sorprendido de eGeo.

Le di bien fuerte... y desde una larga distancia... qué mala suerte que tengo! Intento acercarme a él, establecer una amistad... y cuando voy a hacerle una broma, porque no quería ni mucho menos darle... aunque sí que él cogiese las llaves y correr tras él, lo confieso... pero no quería hacerle daño! Y se lo hice... aunque le pedí perdón reiteradas veces, pasó de mi, y me dijo que nunca lo olvidaría. Esta tarde he hablado con Ariadna, y me ha dicho que no pasa nada, que se le pasa enseguida y que siempre dice lo mismo... me ha tranquilizado, menos mal. Estaba muy preocupado, por si él no quisiese hablar más conmigo... lo que me ha hecho pensar...

¿Me gusta Tony? Sinceramente, no lo sé... sería un candidato, si... y más ahora que sé que es gay. Pero no tengo ni idea, no estoy nada seguro... el tiempo lo dirá. En parte quiero que me guste... porque quiero sentir otra vez ese hormigueo al estar cerca de alguien especial... pero por otro lado, no quiero sufrir... sé que hay pocas posibilidades con él... pero bueno, como he dicho antes, el tiempo dirá. Por ahora, intentaré arreglar el daño que cometí.

Queda mucho verano aún... y más por descubrir, aprender... y experimentar!!

Por ahora, me voy con la bicicleta por ahí a hacer fotos... si viene Lea, que la he llamado, bien... si no, me iré solito... pero quiero que venga, que hace meses que no la veo, y muchísimas cosas tengo que contarle, y más que escuchar!!!

Un besazo a todos, y desead que no me rompa los piños con la bici, que hace mucho que no la cojo!

lunes, 21 de julio de 2008

Relato de lo acaecido el último finde

Estoy cansadísimo... éste fin de semana no he parado... y además, hoy me levanté temprano, y a las 4 me fui a la playa con el grupito... y sobre las 9 he llegado a casa. Estoy molidísimo... pero no me importa, así sé que he aprovechado éstos días un poquitín más.

El viernes por la noche salimos en el coche hacia Torre del Mar, dormí allí, y poco más. Al día siguiente me desperté sobre las 12... y pasé todo el día por ahí, rondando en mi habitación y en el ático haciendo el puzzle, ya que mi hermana estaba ocupada con sus amigos. Ese día, el sábado, cumplía los 15 años... así que los celebró allí con su novio y sus amigos y amigas... el novio, un chico de la edad del novio, Sarita, de mi edad, y otras chicas más de unos 15 años. Todos muy simpáticos, ya los conocía de antes... pero aún así, no tenía ganas de estar con ellos. Mi hermana y el novio estaban siempre juntos... y no sé, no conseguía hacerme sentir bien... así que me volví a autoaislar, esta vez no a lo basto, pero si me quedé en mi cuarto jugando a la play (me pasé el Devil May Cry de nuevo), terminé mi querido puzzle (acá al lado está completo!! Me encanta... es un cuadro de principios del XX de un tal Edward B. Leighton, y se llama The Accolade... buscadlo más nítido, es realmente precioso), me fui a la piscina y allí estuve viendo el escaso (por no decir inexistente, ya que había un chico muy mono, pero más pequeño que yo) panorama, escuché música...

Sobre las 9 de la noche, me tumbé en mi cama con Andrés Lewin en mis oídos, y sin quererlo... me quedé fritito. No mucho, pues sobre las 10 me llamaron ya para cenar. Me tomé un sandwich rápidamente, y terminé de preparar las cosas... antes de las 11, salí con mi padre en el coche... íbamos a subir la Maroma, qué bien! Habíamos quedado en un pueblito con otra gente que nos acompañaría, pero por el camino, como de costumbre, mi padre se perdió... terminamos en dirección a Málaga por la autovía, en sentido contrario a nuestro destino... Pero ya, a las 12 menos cuarto, llegamos al dichoso pueblito, donde estaban todos reunidos esperándonos, unas 25 personas. Eran compañeros de mi padre del trabajo, unos hermanos a los que le encanta el montañismo y el campo, y que nos invitaron a acompañarlos, junto con mucha otra gente perteneciente a un club de senderismo, entre ellos algunas mujeres. Venían dos chicos de 21 años, muy guapos, simpáticos y divertidos, con los que pasé la mayor parte de la jornada bastante entretenido.

Nos repartimos cada uno en su coche... yo fui con los dos chicos, mi padre y otro en el mío, conduciendo el otro tipo. Nos llevó por caminos en mitad de la montaña, caminos muy pedregosos, empinados y con multitud de baches a cada dos metros. Durante una hora y media anduvimos... mejor dicho, conducimos con el traqueteo montaña arriba... porque no empezábamos a subir desde la base, sino desde una colinita que hay cerca. Sobre las 2 menos algo llegamos, nos preparamos, y comenzamos a andar. La montaña es la más alta de Málaga... tiene 2065 metros de altitud, es de rocas blancas y granito, y está situada en el límite entre Málaga y Granada... y aunque la cima está en Granada, se considera como Málaga. Había luna llena, aunque ya empezaba a menguar, por lo que podríamos ver perfectamente... a no ser de las nubes que aparecían de vez en cuando ocultando al astro y sumiéndonos en la oscuridad. Pero se veía bien, no molestaba... Todos en fila marchábamos, al principio con calor... pero a medida que aumentaba la altitud, también lo hacía el frío. Subíamos un pequeño cerro escarpado, bajábamos, subíamos otro, bajábamos... así constantemente, de repente algún que otro alto pino, una fuente de agua natural en mitad del camino (deliciosa!), un enorme tajo por el que pasamos pegados al filo (aunque al ser de noche, no lo vimos del todo... y menos mal,porque había una caída en línea recta de 70 metros!)... hasta llegar a la cumbre. Alcanzamos el punto más alto a las 4 de la mañana... y la verdad es que estábamos cansados, aunque tal subidón nos dio arriba, que nos sentíamos como nuevos.

Entonces, en lo alto, ya muertos de frío y arropados con todo lo que teníamos, nos tumbamos en el suelo. Estaba lleno de piedras, parecía aquello la luna, pero aún así conseguías acomodarte y descansar, al igual que mucha gente había hecho (de otros grupos que llegaron antes) en sus sacos de dormir, dentro de unos pequeños muritos redondos de piedras para resguardarse del viento... porque otra cosa no, pero viento hacía, y bastante... Pero no importaba... yo arropado con mi chaquetón, tumbado en el suelo, mirando al cielo... a ese inmenso cielo, con su bella luna, que en ocasiones se escondía tímida tras una nubecita, dejando pasar unos leves rayos de luz selénica (de Selene, la diosa de la Luna... espero no haberme inventado otra palabra más... xD), iluminando a todos los durmientes... no pude dormir nada, no quería cerrar los ojos y escapar a ese encanto del momento. Y pensé... pensé en varias personitas... a una de ellas le mandé un toque... y bueno, sentí la necesidad de la proximidad... porque sé que puede haber alguien, pero no está aquí. Era una pena derrochar ese momento con la soledad... quería tener a alguien conmigo, a quien abrazar, y con el que contemplar juntos la luna, para darnos calor mutuamente tumbados en el suelo, ver como su aliento helado asciende en forma de vapor, sentir su cansancio y sus rígidos músculos... el olor de su sudor, el aroma corporal... necesito querer, y que me quieran. Necesito un abrazo, una caricia, palabras bonitas. NECESITO CONTACTO FÍSICO!

Pero ahí estaba, igual de solito aunque desease con toda mi alma tener a alguien... solo, pensando conmigo mismo, hablándole yo a mi alma, recibiendo mi propio abrazo y mis inútiles y tan repetidas palabras de ánimo.

Sobre las 6 de la mañana amaneció... aunque desgraciadamente no se vio bien, ya que el cielo estaba nublado en el horizonte... pero el sol salió, y la fuerte luz nos reveló el lugar en el que habíamos pasado la noche. La cima era una explanada enorme, no como la anterior montaña a la que subí, que terminaba con un pico, era muy afilada, y en lo alto era difícil moverse con seguridad. Estuvimos desayunando pan tostado en un campingas pequeñito con café en un termo, y ya empecé a hacer fotos algo mejores gracias a la luz. Al poco tiempo nos pusimos las mochilas, y comenzamos el descenso. Entonces vimos ya dónde estábamos... vimos el enorme tajo y de la altura a algunos nos dio vértigo... pero después de ese trecho, lo demás fue perfecto. Hacía calor, pues el sol apretaba cuando salía tras las nubes, pero como también corría una brisa deliciosa, se estaba en la santa gloria. Tras una hora y 40 minutos de bajada, aproximadamente, llegamos a donde estaban los coches aparcados. Pero qué laaargos se hicieron los 40 minutos... porque bajábamos por una cuesta muy muy empinada, haciendo zig-zag por la ladera de cara al sol, y viendo a lo lejos dónde estaban los coches, que parecía que nunca llegábamos!

Pero ya, al fin, estábamos de vuelta sobre las 9 de la mañana donde aparcamos los coches. Allí comimos un poco, descansamos unos 15 minutos... y de nuevo la bajada bestial de casi dos horitas por los caminos, con el culo y el cuello ya hecho misto (expresión Malagueña, no sé si la conocéis, es estar destrozado), y tosiendo por todo el polvo que entraba por la ventana, al levantarse del suelo. Y, finalmente, llegamos al pueblo, nos despedimos de todos, y volvimos mi padre y yo a casa en Torre del Mar, ya a las 12 de la mañana. Allí me fui directamente a ducharme, y me tumbé en la cama, pero no me dormí completamente hasta las 3 de la tarde.... unas tres horas, cuando llegaron las 6 me levanté. Estuve todo el día adormilado, muy muy cansado, con las piernas doloridas... Mi hermana y los suyos durmieron en el salón con todos los colchones, al igual que el fin de semana anterior, pero cuando volví ya estaban recogidos y en la piscina. Se volvieron en el coche del novio con nosotros en el nuestro para Fuengirola sobre las 9 de la noche.

Y ya, termina el fin de semana... éste fin de semana taaan cansado, pero tan bien aprovechado, practicando una de las cosas que cada vez me gusta más... el montañismo!

Un besazo a todos!! ^^

viernes, 18 de julio de 2008

Me escapo, au revoire, adiós.

Otro finde más que me voy a Torre del Mar. Ésta vez celebraremos el cumpleaños de mi hermana con todos sus amigos y amigas, y el sábado por la noche iré con mi padre y unos compañeros suyos a ascender La Maroma, que es una grandísima montaña de aquí, de unos 2000 metros de altitud. Espero hacer muchas fotos!! Y, desead que no me muera, porque por lo visto es algo peligroso, y lo haremos todo de noche...

Si no vuelvo el lunes, es que estoy muerto... poned una esquela por mi, anda!!!

Bueno, que me voy ya!!!

Un besazo a todos, se os echará de menos!!! ^^

Entre viñas - Parte 4

Y tranquilos, que será la última parte...

Sobre las 9 ya nos estaban levantando a bombo y platillo (va a ser que ese finde no dormí mucho...), y a las diez ya estábamos despiertos (juas xD). Durante unas horas rondamos por ahí sin saber qué hacer, somnolientos, poniéndonos el bañador y desayunando... y sobre las 12 y media, nos llevaron en coche a la piscina municipal de La Viñuela, que en realidad no es otra que la de un hotel de por allí.

La piscina era enorme, y estaba muy bien, la verdad... había gente, pero no molestaban. Lo pasé divinamente... y aunque yo seguía con mi carraspera de siempre, que parecía un capo italiano hablando a duras penas, me bañé con todos los otros. Hice fotos, retraté a la chica guapa, y a la inglesa con su novio, y todos en paz. Comimos allí, bajo el ardiente sol... y qué ardiente, estábamos asadítos!! Sobre las 5 y algo vino el padre de Sara y nos llevó de vuelta a la casa. Allí estuvimos merendando bollitos otra vez, nos pusimos nuestras ropas, y ya, finalmente y con tristeza, nos separamos todos... ellos volverían a Fuengirola en un coche, y mi hermana y yo en otro hasta Torre del Mar. Se les echaba de menos, sinceramente, a mi me daba pena separarme... porque eran gente increíble, espectacular. El chico, superinteligente, muy divertido, siempre contando chistes, y con mil y unas anéctotas que contar. La chica, tan curiosa, simpática, agradable, entretenida... difíciles ambos de olvidar. Y, por suerte, ahora mismo estoy hablando con ella por el msn... ojalá se convierta en una gran amiga!!

Así que dejando atrás el añorable pueblo, nos metimos en carretera entre montañas, llegando a nuestra otra casita. Allí estaban mis padres, donde habían pasado el fin de semana... mi padre bastante asqueado, porque estaba algo enfermo, tenía que montar el mueble él solo, y mucho trabajo por hacer en su portátil... ése es un laaargo tema del que tendré que hablar algún día... de mi padre y su trabajo. Volvimos al atardecer, y no hicimos nada especial... solo por la noche volví a hablar un poco con eGeo.

Al día siguiente, lunes, si hice mucho más. Estuve limpiando toda la casa, haciendo mi puzzle, que cuando lo termine, le haré una foto y os lo enseñaré... para que veáis lo precioso que es!! Por la tarde vino el novio de mi hermana, intentando darle una sorpresa... estuvo con nosotros pintando y limpiando el sótano, y luego al atardecer en la piscina... allí había dos chicos más pequeños que yo, uno de ellos bastante guapo e interesante... pero se me cortó el rollo. Fui a casa a por las cartas para jugar todos, y a la vuelta, vi que mi hermana y el novio estaban ahí comiéndose la boca... así que tuve que volverme de vuelta sin que me viesen... se me revolvió el estómago. No me sentó nada bien... y pasé una mala noche, sinceramente. Me volví a sentir solo... y empecé a decaer una vez más.

El martes vino sin mucho que contar, casi terminé el puzzle, y sobre la hora de comer mi madre nos llevó en coche, tranquiiiilamente... ya que claro, le tiene un miedo a los coches que poco a poco intenta superar...

Y fin, terminó apresuradamente mi "historia". Poco hay más que contar... que el miércoles salí con ellos otra vez, que lo pasé de PM... y listo, volveré a recorrerme Fuengirola con ellos alguna que otra noche más, eso seguro.

Un besazo a todos!!!! ^^

miércoles, 16 de julio de 2008

Entre viñas - Parte 3

Bueno, antes de seguir, lo titulo Entre viñas a éste pequeño relato de mis días pasados porque el pueblito "La Viñuela" se encuentra rodeado de campos de vides, viñas, de ahí su nombre.

Estaba anocheciendo, pero no teníamos sueño... estábamos cansados, demasiado como para querer hacer nada, y sin ganas de cenar cenar. Estuvimos sentados en el sofá viendo la tele... ni recuerdo qué, estábamos apamplaos, como decimos aquí! La madre de Sarita insistía en que comiésemos algo... y al final, sobre las 11, accedimos a cenar... pero cereales con leche. En frente del portón, en la calurosa noche, cada uno con nuestro tazón de Choco Krispies y leche, y hablando de cosas intrascendentales. Al poco rato terminamos, y nos bajamos al parque del pueblo. El parque era diminuto, con tres cacharrillos por ahí donde jugar... pero estuvimos hasta casi la 1 allí hablando, nos volvimos porque al chico le estaba empezando a dar demasiada reacción en la piel el ambiente rodeado de plantas. Pobrecito, una vez más!

Subimos de nuevo a la casa, y estuvimos discutiendo dónde dormir. Al final, decidimos coger todos los colchones y ponerlos en el gran salón, desalojándolo primero. Los padres dormirían en el piso superior... así que no habría problema, estaríamos a nuestras anchas. Y justo cuando estaba en el baño poniéndome el pijama... volvió a sonar el móvil. Haciendo malabarismos, con la camiseta a medio poner y descalzo, lo cogí... era eGeo, qué sorpresa! Terminé de hacer el payaso yo solo, dando gracias al cielo por que aún las videollamadas no sean frecuentes y él no me viese, salí del cuarto y me fui al balcón.

Allí, en el balcón abierto al pueblo, desde el que se divisaban todas las casitas y el empedrado de la calle, y el amplio cielo iluminado de estrellas, le pregunté qué le pasaba... y lo vi. Estaba mal, dolido... llorando. Me quebró el corazón... escuché todo lo que me tenía que contar, intenté hacerle ver por qué era así, que no era para tanto, y qué era lo que podía hacer... durante unas tres o cuatro horas estuvimos hablando, yo a duras penas... porque recordad que en todo el tiempo no había podido pronunciar palabra... cuando estaba con los otros, ellos hablaban, yo casi nada... Pues con eGeo, pobre de él, tuve que hablar flojo flojo, susurrándole... así que de esas tres o cuatro horas, en realidad hablamos una y media, ya que tuve que repetirlo todo dos veces... Pero no me importaba, estaba hablando con un chico estupendo al que he cogido mucho cariño, en una noche oscura, viendo las casas antiguas y el inmenso cielo plagado de estrellas... yo me sentía bien, y estaba dispuesto a quedarme sin voz, a resfriarme (porque hacía algo de frío) y a no dormir, con tal de que él se animase y se le pasase todo.

Y la cosa acabó bien. Al poco tiempo de llamarme ya se le había olvidado todo, y nos contábamos tonterías sobre lo que fuera, hablando de todo un poco, ya riéndonos despreocupados. Me sentía orgulloso, porque había conseguido animar al gran eGeo... pero mucho más, porque me había llamado él a mi cuando más lo necesitaba. Eso significa mucho para mi... significa confianza, seguridad, amistad, fidelidad... así que hice lo posible por distraerle y que se le pasase el mal rollo. No sé si realmente lo conseguí, yo espero que sí, porque además es lo que parecía... sin duda otros podrían haberlo hecho mejor, darle más palabras de ánimo... pero bueno, yo hice lo que pude. (Ahora bien, si has quedado satisfecho, llámame cuando quieras eGeíto, que aquí estoy para escucharte!! ^^)

Volví adentro, y ya estaban todos frititos. Sólo Sarita y mi hermana seguían despiertas... y sólo eran las 4 de la mañana! Me estuvieron preguntando que con quién hablaba... les dije que con un amigo, y empezaron a sospechar, insinuando que si en realidad era una novia o algo... je je je, cómo me gusta esto! Cuando también salí el martes anterior, y decia que hablaba con un amigo... muchos creían que en verdad era una chica... y bien, que piensen lo que quieran!! Aunque en parte me molesta... jope, yo doy pistas, y nadie cae... quiero que lo sepan mis más cercanos... pero antes que tengan alguna idea, que lo sospechen, para no darles el batacazo de pronto y dejarlos impresionados. Eso no es bueno...

Así que me acosté, en un rincón, pegadito al otro chico... pero pensando en cómo estaría uno mucho más lejos.Todos se acostaron demasiado temprano... no entiendo bien por qué, porque yo no tenía nada de sueño. Estaba despejadísimo, y con ganas de hablar, de hacer algo... pero no me iba a quedar solo... así que me dormí con ellos enseguida, la verdad es que estaba muerto de cansancio, y con la garganta a reventar!


Y amaneció un nuevo día...


PD: ése es mi móvil... solo que en gris, con más de un año de antiguedad, y muy desgastado... hay que cambiarlo ya!

Entre viñas - Parte 2


Como iba diciendo...

Estábamos en la planta baja de la casa, un recinto al que se entraba por un enorme portón, como una cochera antigua adaptada, presidida en el centro de la pared frontal por una enorme chimenea de las antiguas, decorada con flores, ramas secas, tomates cherries, calabazas con caprichosas deformaciones, llaves antiguas, y otros aparejos de campo ya sin uso y que daban un toque muy muy bucólico a todo. Un remolque abandonado en una esquina, algo de paja en el suelo de piedra, típicas sillas andaluzas de madera con ya sus añitos, el alto techo del que colgaban yugos, bicicletas antiguas, y muchas cosas más que te hacían sentir en un lugar encantado, especial, como si hubieses viajado al pasado al cruzar el umbral de la puerta...

Al poco rato subimos a la casa, una casa antigua pero ya totalmente remodelada, que parece nueva, pero muy bien hecha. Un gran salón, tres enormes habitaciones, una luminosa cocina con vistas al huerto... tambien muy bien decorada. Qué gustazo!
Y a los pocos minutos, vinieron la cumpleañera con sus amigos. La cumpleañera es precisamente aquella que apareció en cierta foto que hice en San Juan... no sé si la recordáis, si no es así, no pasa nada, tampoco os perdéis mucho, es sólo un detalle... A Sarita la conozco desde siempre, nos conocimos en el parbulario, y es de las pocas personas con las que llevo y llevaré años y años de eterna amistad. Al cambiarnos de colegio para entrar en primaria, empezamos a distanciarnos... pero como nuestras madres son grandes amigas, hemos seguido viéndonos casualmentem y eso si que era interesante. Podíamos pasar cuatro meses sin vernos el pelo, pero al instante de estar con ella (también mi hermana, que también es amiga de ella), es como si no nos hubiésemos separado nunca, continuamos con esa confianza que no hemos perdido con la falta de contacto. Éso me ha pasado con pocas personas, y es algo que me da mucho coraje... cuando me reencuentro con alguien con la que hace meses que no veo, como con el indiesito Iñaki, o con las hijas de los compañeros de mi padre (con los que pasé ese fin de semana en el hotel a mediados de junio), al principio estamos fríos, y nos cuesta animarnos y hablar, como si fuésemos desconocidos que se ven obligados a conversar. Eso lo odio, no lo soporto... pero por suerte, con Sarita no ha ocurrido jamás.

Acompañando a Sarita, venían sus amigos. Tres chicas, una de ellas gordita y muy tímida, que no habló casi nada en todo el día, otra chica inglesa muy muy guapa, que venía con su novio, y por último una chica bastante interesante para mi, que me causó una grata impresión. El chico era, como he dicho, el novio de la inglesa, con unos poco aparentados 21 años, pequeño, guapillo, buen cuerpo, simpático y divertido. Me dio pena, porque tiene dermatitis atópica, creo recordar, por lo que se hiere con muchísima facilidad, la piel le arde en el contacto con el agua de mar, tiene alergias a muchas plantas, no le sienta bien la humedad ni el calor, etc... y era una lástima, ya que siempre tenía que estar con los botes de crema y pastillas encima.

Ese día no era ni mucho menos el cumpleaños de Sarita, sino que mucho atrás... pero si era una buena excusa para celebrarlo con unos días en la casa de su pueblo rodeado de sus amigos (habría cumplido los 17, es decir, ya los tiene).

Nos presentaron y volvimos a bajar a la "cochera", la antigua estancia donde habían preparado unas mesas. Allí comeríamos, haciendo la comida en el fuego de la chimenea nosotros mismos. Así que los siete (mi hermana también pasaría el finde con nosotros, claro) estuvimos un rato sentados, tomando aperitivos, jugando a las cartas, y empezando a establecer lazos... con algunos más que otros. Porque, si recordáis bien, yo estaba mudo... no podía pronunciar ni palabra, no se me entendía. ¡Estaba totalmente afónico!. Como mucho, podía hablar flojito, susurrando... pero no era suficiente. Así que a duras penas conseguí comunicarme con ellos, pero viendo que no lo conseguiría con fluidez, desistí... muchas cosas que quise decir, bromas, o las tonterías que fuese para animar la cosa, me las tuve que tragar. Fue una pena, porque parecía un tímido introvertido... pero no tenía otra! No paraba de rezar por que se me pasase, ni de tomarme Lizipaina y otras cosas para la garganta... pero ni mejora!

Tras terminar de comer la carne, los filetes, pinchitos o hamburguesas que el chico había preparado al fuego, seguimos un rato allí jugando de nuevo a las cartas. A media tarde, nos pusimos los bañadores, cogimos las toallas, y subimos a la no muy grande azotea de la casa de Sarita. Allí, tras un rato inflando globos con agua, se declaro una guerra acuática en el que nadie salió poco mojado... la que liamos! Los globos se escapaban por el muro, y daban a las casas vecinas, una de ellas entró por una ventana, y otra estalló en un coche que estaba en la calle abajo... pero qué más daba? Todo el pueblo se habría enterado, sin duda...

Tras jugar con el agua, y poder ver al chico sin camiseta (bastante apetecible) y quitarme yo la mía sin complejos (por una vez, no me importa nada estar a pecho descubierto!), nos cambiamos de nuevo, nos duchamos, fuimos a merendar unos bollitos riquísimos, y volvimos a jugar a las cartas, ésta vez en una de las habitaciones sobre los colchones. Ni que decir tiene que muchas partidas las gané yo... estuvimos jugando al "hijoputa", una especie de adaptación del UNO muy entretenida para la baraja española.

Sobre las 9 y algo, salimos a dar un paseo, y entonces saqué mi cámara. Quedaron impresionados, cómo no... pero no era eso por lo que quería sacarla, es más, me daba vergüenza! Pero no, no fueron los típicos, que se ponen a posar para ti, o a que te enseñen tooodas las fotos que haces... se interesaron de verdad. Incluso la chica ésta que me gustó tanto (ya diré por qué), estuvo preguntando cuestiones técnicas de la cámara, cuántos ISO alcanza, la velocidad que tiene de encendido, tipo de lente, etc... bien, al fin alguien que entiende! Pero claro, ella entendía porque su hermana es fotógrafa... aunque eso también cuenta, al menos sabe de algo!

Estuvimos andando una horita y media... todos juntos, hasta llegar a lo alto de una especie de colina, desde donde la que se divisaba el pantano de La Viñuela, la sierra montañosa, y al fondo un bonito atardecer... precioso! El novio y la novia, la parejita, iban cogidos de la mano, besándose en ese idílico lugar... qué envidia sentí... pero bueh... yo iba con mi camarita haciendo fotos a todo y a todos, como si me fuese la vida en ello. Me conseguía distraer, y eso está bien. Al rato ya casi de noche volvimos a bajar la colina hasta el minúsculo pueblo, llegando agotados, con sed, pero sin hambre.


Y ya era hora de cenar, y de dormir... aunque pocas ganas teníamos....

(Continuará)
PD: Foto mía, un detalle del lugar...

martes, 15 de julio de 2008

Entre viñas - Parte 1

He tardado más de 10 minutos en escribir esa última palabra del título, "preparativos". He sido lento porque no me acordaba al principio, pero también porque sigo ocupado haciendo cosas. Pilstarco me habla por el msn, mi madre me grita desde el baño que mire a ver lo que le pasa a mi gato, que no para de maullar, y tengo la habitación a medio barrer... pero me tengo que poner las pilas y escribir todo lo que pueda YA, pues a las 8 me piro, y antes tengo cosas que hacer, como pasar las fotos y clasificarlas!! Así que ya comienzo...

El viernes por la noche estuve chateando con Ariadna de temas varios... y de repente tuve un impulso, me fui al tuenti, y agregué al semi-diosito, mandándole un mensaje. Simplemente me decía que lo había visto en lo de OT, y que si me agregaba él a mi. Y, por lo visto, me ha aceptado... aunque claro, poco mérito tiene, si vemos que tiene 350 amigos en el tuenti... está toda Fuengirola encaprichado con él, o qué?? Bueh, en fin, lo hice, ya sabe de mi existencia... claro está, si se dignó a mirar mi perfil y mis fotos... si no, difícil lo tengo.

De repente, a las 12 en punto, mientras hablaba con ella, sonó mi móvil... eGeíto me llamaba, bien! Y estuvimos charlando y charlando una vez más, llegaron mis padres, se acostaron, y nosotros continuábamos enviando señales de voz a distancia por nuestros emisores-receptores de onda... Mis padres esa noche salieron a cenar con unos amigos... pero llegaron demasiado pronto, sobre la 1! Me vieron con el aparato al oído, así que no dijeron nada, solo que no tardase mucho en dormirme, cerré mi puerta, y continué con él. No recuerdo bien hasta qué hora... las 3, quizás... pero si, varias horas colgados del teléfono estuvimos. Las pasé divinas, como siempre que hablo con él... pero por alguna extraña razón, mi garganta se empezó a resentir. Tenía que hablar muy flojo, casi susurrando... y no sólo porque mis padres nos podían escuchar, sino porque no podía forzar la voz. Pensé que era cosa de ese momento... pero qué equivocado estaba! Lo colgué ya a las tantas, estuve un rato escuchando la radio, y me quedé fritito.

A las 9 entraron a golpe de tambor en mi habitación, despertándome a propósito. Entonces, me di cuenta de que lo de la otra noche fue poca cosa... me refiero a lo de la garganta... no podía hablar! Ni pronunciar palabra, o estallaba dolor... así que mudito me levanté, me cambié, me duché, y con mi familia salí a comprar un mueble al Aki, un centro de bricolaje y demás, para llevarlo a Torre del Mar... Sobre las 12 ya estábamos en carretera, mi padre en su todo terreno con el embalaje, y mi madre en el otro coche con mi hermana y yo. Está aprendiendo a conducir de nuevo y a desenvolverse por carreteras exteriores... y aunque se pone de los nervios y nos pone atacaítos a los demás, lo consigue. Dejar las cosas en la casita de Torre del Mar, coger el coche de nuevo ésta vez conduciendo mi padre (el 4x4 se quedó allí), conducir hasta el pueblito perdido de la mano de Dios donde fuimos, bajarnos, saludar a todos, e irse mis padres, fue lo que pasó durante la mañana hasta la hora de comer.

Conforme se fueron mis padres, empecé a observar. Estábamos en una casa antigua, bajo un techo antiguo, pisando antiguo suelo dentro de un antiguo pueblo. No es tan antiguo, porque por la Axarquía hay muchos más viejos, con laaargas historias. La de éste pequeño pueblo, pequeñísimo, de unos 1500 habitantes en toda la comarca (que es enorme), así que muchos menos en la localidad, su historia, es muy simple. Se consolidó como pueblo en el siglo XVIII, a partir de las casas que ese establecieron alrededor de una venta como otra cualquiera. Fue prosperando poco a poco... pero no lo consiguió, ya se ve, es difícil hacerlo hasta destacar. Pero eso es bueno... porque pasear por allí es una maravilla. En un típico pueblo blanco, como les llaman, los niños juegan en la calle toda la noche, los ancianos siempre están en la puerta de la vieja venta que aún sigue en pie, el centro del pueblo se considera como un chorrito de agua que cae por un tubito de la pared, no hay ordenadores, la gente no sabe de éstos mundos... y tu puedes hacer como ellos. Puedes perderte en el pasado, que nada te dirán. Ver a los burros andar de un lado a otro, llevando carretas o no, o acercarte a la casa de la mujer que hace esos deliciosos pasteles que luego vende. Es todo un lujazo, por paradójico que suene...

(Continuará)