miércoles, 23 de julio de 2008

De bicis con Lea, al fin!!!

Si, al final salí a dar una vuelta en bicicleta con Lea... cosa que en realidad dudaba que pasaría, sinceramente.

Anoche sobre las 2 de la mañana, mientras yo jugaba al Castlevania en la PSP y escuchaba la RNE Clásica (pusieron a Loreena McKeenit, me encanta esa compositora!), recibí un toque (aquí las llamadas perdidas es costumbre llamarles toques... así que le llamaré de ésa manera, hay que conservar el patrimonio (in)cultural de tu región!)... como decía, recibí un toque de Lea... le contesté, y me contestó en seguida con otro... ajá, conque quería que le llamase... siempre me hace lo mismo! Pero ésta vez me equivoqué... ella me llamó a mi... pero a los dos minutos exactos, se le cortó, se quedó sin saldo... así que acabé llamándola yo a ella, cómo no!

No hablamos mucho... ella estaba algo cabreada con su madre, y parecía con ganas de hablar y desahogarse... pero yo estaba hablando flojito flojito, con miedo a que mi madre se despertase, me viese hablando por teléfono, y se repitiese lo que pasó con eGeo... además, Lea también hablaba a escondidas de su madre susurrándome... así que imaginad, dos sordos haciéndose los mudos no llegan muy lejos... Al poco tiempo le tuve que colgar, quedando en que hablaríamos al día siguiente para ir a dar un pequeño tour por Fuengirola.

Y ésta mañana me levanté y me fui al gimnasio... la primera vez que voy por la mañana! Terminé rendido, porque tenía sueño... pero hice bastante... hacía días que no iba... y es que éste mes apenas he ido, qué mal! Así no se consigue ser un tío bueno que impresione a los demás chicos por mi cuerpo diez... aunque sinceramente, ya se me nota algo... frente al espejo me gustan mis pectorales, y ya se marcan los abdominales! Volví del gimnasio, dispuesto a comer... esa mañana estaba contento, feliz, muy parlanchín... estaba con el subidón, como yo le llamo. Entonces, no ceso de hablar, digo cualquier tontería, y no paro de hacer cosas. Cómo me gustan los días así!!!

La cosa es que sobre la hora de comer, hablé por el msn con Lea, y le dije que si íbamos o no a dar una vuelta... me dijo que si, que sobre las 5 estuviese en mi casa, que me preparase. Juas, menos mal que no le hice caso. Minutos de las cinco, seguía en su casa... así que le dije que mejor quedábamos a las 7. Y... a qué hora se presentó??? Así es, como es lógico... a las 9!!!
Ésta Lea es la leche... os he dicho ya que siempre llega tarde?? Pero como la conozco... a las 8 y media me bajé a la cochera... más que nada para ver si las bicicletas tenían las ruedas en perfectas condiciones. Mi padre me aseguró... "si, si, coge la mía, que está inflada y lista para usar"... y allí estaba, su pedazo de bici BMX que misteriosamente le enviaron por correo con un remitente desconocido, con las ruedas totalmente desinfladas...

Me pasé media hora intentando incharlas con un pequeñito inflador... y nada, ni manera. Estaba ya sudando del calor, así que me quité la camiseta, metido en aquella pequeña y sucia cochera llena de trastos. Me miré en un enorme espejo que hay allí, y me vi con gotas de sudor corriendo por el pecho, y lleno de grasa (de dónde carajos habría sacado la grasa??) por todo el cuerpo... parecía un chico de calendario, jajaja! Pero claro, eso lo veo hoy que estoy animado... mañana si me viene un día malo, sólo veo a un mecánico gordo y apestoso... espero que éste positivismo continúe... Bueno, tras un rato intentando inflar una bicicleta, paso a la segunda, la de mi hermana, y no hay manera... son ya casi las 9... hemos quedado supuestamente a las 7, y al final volveré más tarde de lo planeado...

Llegó Lea, bajó a las cocheras... ya sabéis, es un subterráneo comunitario debajo del edificio, donde hay plazas de aparcamiento abiertas y cerradas. Allí me dijo que lo dejase, y que lo mejor sería inflarlo en la gasolinera... que está lejísimos, aunque no tanto. Y le hice caso, fuimos llevando la bicicleta con la mano hasta la estación de servicio, donde inflé las ruedas con el aparatito que hay allí, el inflador para los coches... Y listo, ya a las 9 y poco, estábamos en disposición de coger la bicicleta! Justo en ese momento me llamó mi padre, que dónde estaba... se le había olvidado que me iba con la bicicleta, y eso que lo estuvimos hablando... como ya era tarde, le dije que si podía irme a cenar con Lea, y así estábamos más tiempo hablando... me dijo que sí, y listo, aunque él se quedaría solo en casa a cenar (Mi madre se fue hoy a Antequera a limpiar la casa de mi abuelo, y mi hermana salió al cine con Sarita y los suyos).

Estuve paseando torpemente por el paseo marítimo, ya que parecía que era la primera vez que montaba en bicicleta, de tanto tiempo que no la cogía... y para colmo, todo el paseo llenísimo a reventar de gente... y es que hace un calor por la noche! Al rato, mientras hablaba con Lea y nos contábamos las últimas movidas y cotilleos, me llamó eGeo... y estuve unos 20 minutos con el teléfono en una mano, y en la otra aguantando el manillar, esquivando como pudiese a los transeúntes... la mayoría guiris, cómo no en esta época del año... pero aún así, conseguí hablar con él, y no atropellar a nadie! Aunque una mujer se pensó que le iba a robar el bolso, porque pasé muy cerca de ella... Lea iba a mi lado con su bicicleta, calladita, mirando la playa y también haciendo zig-zags como yo. Sobre las 10 paramos en el Papa Luigui, una pizzería de por aquí, y entonces ya tuve que colgar con tristeza a eGeo, pues Lea se aburría y mi pizza se estaba enfriando.

Volvimos de vuelta (lógico...) y me despedí de Lea sobre las 11 bajo mi portal, con un gran abrazo, y prometiéndonos que volveríamos a vernos pronto, que no se repetiría semejante laguna temporal entre quedada y quedada.

Y aquí estoy... ya son la 1 y media, tengo sueño, pero no hay ganas de dormir, quiero aprovechar el día al máximo! Ahora jugaré al Castlevania otro rato mientras escuche Cinco Lunas, y piense que eGeo también lo estará escuchando, allá en la distancia...


Un besazo para todos!!
Foto: El corto y pequeño carril de bicis (de solo un kilómetro) de Fuengirola... la foto la he encontrado por casualidad... Los carriles de Alemania si que son carriles, qué gustazo, en muchísimas calles hay!!

2 comentarios:

* NeMO * dijo...

Ya que estas de modelo de calendario Gatito, cuando vas a comenzar la sesión de fotos para el 2009, eh??? Jajaja, debes andar con un cuerpazo!!!

Besos

GdeGato dijo...

Jajaja, bueno, no es para tanto... La diferencia la noto yo, quizás los demás me vean normal...

Pero bueno, quizás pose ligero de ropa para el calendario 2009, solo si encuentro a un fotógrafo bien cualificado que me preste sus servicios (waw, parece un argumento de película porno xD)

Gracias por tus comentarios, que aunque no te conteste mucho, me encanta recibirlos!