martes, 16 de septiembre de 2008

Descubriendo gays en Fuengirola


Me parece que este post va a traer muchas visitas del google a mi blog...

Ayer tarde fui al gimnasio, pero de eso prefiero no hablar. Terminé físicamente destrozado, pero al menos pude chatear un poquito con eGeo a la vuelta. A las 7 había quedado con Sally, Sarita, la chica tímida y la parejita en un parque, pero hasta bien entradas las 7 y media no apareció la mayoría. En mi espera, compartida con la chica callada, vimos al rubito, el gay que conocí en un cumpleaños y que (parece ser, si no estaba delirando) se interesó por saber si yo lo era. Nos saludó (a mi con un exagerado estrechón de manos), y nos dijo que estaría en otro parque. Cuando llegaron todos, me compré mi Sandy de fresa (un helado) en el Burguer King, pues estaba desfallecido de hambre, y nos fuimos para ese otro parque en busca del rubito.

Volvimos a saludarlo (yo efusivamente), nos separamos y nos sentamos en un banco a la otra punta del parque, aunque manteníamos contacto visual, él estaba con dos chicas.  Mientras nosotros hablábamos de nuestras cosas, de una moraga (fiesta nocturna en la playa) que queremos hacer, de los planes para ir a Málaga y del comienzo del curso, Sally nos entretuvo haciendo malabares con pelotas y mazas. En cierto momento, tras una media hora solos, se acercó una chica (la tía borde en cuya casa estuve en el cumpleaños de Sarita), y vino corriendo el rubito a saludarla, acompañado de sus amigas. La chica borde se fue, y nuestro grupo aumentó, al integrarse esos tres nuevos compañeros.

Poco a poco, más personas conocidas del rubito o las chicas que pasaban por allí se unían a nosotros, y sobre las 9 éramos un considerable grupo de 11 o 13 personas, de las cuales casi la mitad eran gays, lesbianas o bisexuales. Aparte del rubito, había dos que parecían pareja (uno de edad indefinida pero alrededor de 18 años, y el otro mayor, de unos 30), y otro chico. Cuando apareció ese chico, dos chicas (de las tres o cuatro que había) lo pusieron al lado mía, y preguntaron a todos que si éramos iguales o no. ¡Así que ese es mi doble, el que tanto se parecía a mi! Y claro, las dos chicas que nos presentaron eran las dos desconocidas que me preguntaron si era gay.... ajá, ahora todo encaja, al fin pude poner caras a los que me faltaban. Los demás, mi grupo, dijeron que si, que éramos clavaditos... y nosotros callados riéndonos. Al principio estaba tímido, la verdad, algo nervioso ante la presencia inesperada de tantos gays por metro cuadrado, cosa a la que no estoy acostumbrado. Pero luego, cuando ya conocí a todos, fui capaz de hablar con fluidez de lo que fuera, hacer alguna broma, meterme un poco con el rubito y hacer reír al mayor. 

A mi grupo, lógicamente que no lo olvidé, aunque se formó algo extraño: a la derecha estaban los míos, mis chicas y la parejita (que pronto se fue), yo en medio, y a la izquierda el "grupo sexual", gastándose coñas y soltando comentarios muy salidos, que en parte me gustan. Iba de un bando para otro... ¿mi pura y limpia inocencia, ante personas que no me conocen, o mi real homosexualidad, ante personas que tampoco me conocen, pero que nos une algo común? Es de necios creer que Sally y Sarita no se han dado cuenta ya... es más, Sally me insinuó algo sobre mi clon por la noche, via msn. ¡Lo negué todo!

Pero volvamos al momento. Yo, al lado de otro chico, mi supuesto hermano gemelo. La verdad es que si... se parecía muchísimo a mi. El pelo igual, algo más claro, tirando a pelirrojo y a rubio, un poco más largo, como yo quisiera pero como mi madre no me deja. Gafas parecidas a las mías, de pasta más dura, bonitas. Cejas densas (desgraciadamente, como las mías), ojos acostumbrados a las lentes, cara algo estrecha, una sonrisa igual a la mía. Pero él es mucho más guapo, principalmente por sus bellos ojos azules, muy muy expresivos. De mi estatura, delgado, me gustaba cómo vestía, algo oscuro, radical, más agresivo, como todos los otros. Las chicas vestían todas con ropas negras, con algunos dibujos, pero en plan bien. No sabría cómo clasificarlas, pues aún no las conozco... góticas, emos, metaleras... prefiero no hacer ninguna distinción, un poco de todo ello es. Mi clon si que parecía algo emo, más por unas fotos suyas que vi después... pero vayamos por partes.

Ya todos presentados, estuvimos hablando un largo rato. Bueh, quien dice hablando, dice observando cómo el rubito largaba sin parar, muy muy activo y nervioso, metiéndose con todo el mundo y mariconeando con los demás. Lo pude ver una vez más, está más salido que el pico de una plancha, siempre hablando de lo mismo e insinuando ciertas cosas. Y, aunque no lo parezca, eso a mi me encanta, no sé por qué, alguien pícaro y con su puntillo. A mi, menos mal que apenas me trató... como siempre, al principio no reparó en mi, sólo al final estuvo "tonteando" conmigo, y yo me burlaba de él, ganándome las alabanzas del mayor. Con él si hablé algo más, vio que yo era más serio, no una locaza como el otro, y la verdad es que era muy simpático. Fuera prejuicios y diferencias de edad, me cayó muy bien. Con mi clon apenas crucé algunas palabritas, pues enseguida se puso a hacer malabares con las bolas de Sally, dejándonos (al menos a mi) impresionados. Con las chicas si hablé más... eran simpáticas, muy habladoras, divertidas, y fáciles. Entonces, oyendo conversaciones, vi que todos tenía novio, aunque de las chicas no sé ciertamente si tenían novia. Podría sentirme solo... pero descubrí que me sentía a gusto. Estaba feliz. Podía hablar con Sally y mis chicas de siempre...  y con las nuevas personas recién conocidas, pero que me daba la sensación que eran amigos de la infancia. Aquí veo que no tengo práctica en ésto del vivir... conozco a un par de mariconas más, y me emociono como nunca. Pero qué le voy a hacer... estoy feliz!!

A las 10 y algo, mis chicas y yo (como dije, la parejita se fue antes) nos despedimos de los demás. Un fuerte apretón de manos para el rubito (cada vez más fuerte, la próxima le haré daño queriendo, je), y el mayor a punto de darme dos besos. Con la mirada le intenté decir algo, mientras yo le ofrecía mi mano, y él rápidamente me la estrechó. Necesito primero poder hablar con Sally y las chicas y contarle ciertas cosas, para tener permitirme algunas "licencias". En el camino, estuvimos hablando de mi clon (del que no me despedí, pues andaba con otra chica dando una vuelta), le insinué algo a Sally, pues ella decía que le caía muy bien, y me dijo que no, que era gay y que tenía un novio muy guapo... así que dijo que quizás al que le interesaba era a mi.

Volví a casa, más contento que unas pascuas, y tras ver Física o Química, y casi llorar un poquito de emoción, me conecté al msn. Hablé con Sally, y, por una coña que le dije, le dio mi msn a mi clon. Me puse super nervioso, aunque algo lo sobreactué, y Sally me lo notó. También hablé con eGeo, le animé, pues tenía un momento de bajón...[[Espero que no vuelva a repetirse, no merece la pena llorar por lo pasado... lo sé muy bien. Alégrate, cielo. Sabes que no me gusta verte así. Un beso, te quiero]]. Me atreví a dirigirme al nick que poseía mi doble, y temeroso y avergonzado le hablé. La cosa fue bien y estuvimos un largo rato charlando de nosotros mismos, de nuestras personalidades, nuestros gustos, aficiones y hobbies, etc. Tenemos, a parte del físico, ciertas cosas en común... él también escribe, y no lo hace mal (y con todas las letras!), le gusta la fotografía, y estilos de música parecidos. Me dio el msn de la chica impertinente, la que me preguntó de imprevisto si era gay, y lo primero que hizo fue pedirme perdón. Me explicó por qué actuó así, me dio a ver su forma de ser, y me gustó mucho, en la manera de pensar tenemos muchas cosas en común. Los dos, ambos recién conocidos, me cayeron muy bien... más mi clon, que vi algunas fotos suyas, pude admirar una vez más sus preciosos ojos azules y pude ver a su novio. Encima, le pasé mi cuenta de Flickr, y le encantaron mis fotos!

Antes de nada, y más como diciéndomelo a mi que por vuestros posibles comentarios, he de decir que son personas interesantes, pero ya está. Seguiré hablando con ellos, me haré sus amigos, quizás vuelva a salir... La verdad, no siento ningún interes más especial, no me gustan ni veo que lo vayan a hacer. Ésto me lo digo a mi por mi antigua costumbre de enamorarme del primero que veo, aunque me parece que ya estoy algo curado. Además, también me parece que ya estoy algo enamorado...


Y ya está. C'est fini. Estoy contento, he conocido a personas nuevas, me he abierto el mundo, me he dado cuenta de que ser gay no es malo y que para los demás puede ser normal. Y también he aprendido que hay muchos más como yo en mi pueblo... lo que pasa es que es muy difícil encontrarlos por estos mundos cibernéticos.


Un besazo a todos!


PD: El tío bueno de la foto es Jared Paladecki, actor estadounidense, protagonita de la serie "Supernatural". No viene la caso... pero está como el pannnn!

3 comentarios:

Cosmo dijo...

Se siente tan bien conocer gente nueva, claro, si es gente q vale la pena conocer...!

SaluDos.


P.d: Gran Blog, estoy leyendolo todo...

* NeMO * dijo...

Perfecto, nada te quita con concer gente muuuy interesante.

Besos Gatito

Pd.: Ojalá no te encuentres con arrogantes pendejos como me ha pasado, bueno solo con uno, jaja.

Gato dijo...

Muchas gracias cosmo, me pasaré también por tu blog ^^

Y si, Nemo, siempre viene bien conocer gente interesante, menos mal que lo son!

Gracias a los dos!! ^^