jueves, 15 de enero de 2009

Cómo hemos cambiado, y planes de fin de semana.


2º de Bachillerato es aburrido. Mi vida estudiantil entera se vuelve más aburrida que nunca no hago nada, paso todo el día vagueando, ni mandan deberes, todos los días son iguales. Aunque bien sé que el chollo pronto cambiará, y que tendré que ponerme las pilas sí o sí ya mismo, a estudiar como loco para los exámenes. Y ahora recuerdo al Rey del Recorte hace un año, cuando me decía todo lo que tenía que estudiar... ¡y fíjense, ahora estoy yo aquí, en su lugar! Todo cambia... nunca deja de sorprenderme cuánto efecto tiene el paso del tiempo, el la única cosa que puede con todo.

Hoy he recibido un email de una persona paisana mía, hablándome de la ciudad X (que poco a poco va deformándose en G... de Gay, ¡por supuesto!). Me habla de dicha ciudad, incluso me ofrece su ayuda en el caso de necesitarla para buscar información. ¡Lo que más me ha sorprendido es que ha alabado mi blog! Me da las gracias por escribirlo, me dice que le hace sentir muy bien. A uno, que ya se considera un poco escritor, eso le sienta de maravilla... y no tiene más que agradecerlo, y quitarle importancia a sus elogios. Porque esto a mí no me cuesta nada, porque lo hago porque quiero, porque lo veo simple, fácil, no suficientemente bueno, porque empecé probando algo, y aún sigo, aprendiendo cada día un poco más. No me considero un as en la materia, ya lo sabéis, no paro de repetirlo... pero es natural en mí ser tan modesto, excesivamente modesto. ¡¡Y es que en humildad soy el mejor de todos!! (nótese la paradoja). Lo que sí es cierto es que gracias a vuestros ánimos me esfuerzo siempre para dar lo mejor, pues os lo merecéis.

El caso es que hace un año estaba deprimido por las solitarias Navidades, sin ganas de que lleguen las siguientes; y ahora me encuentro ansioso por que el 2009 acabe ya que estaré con quien quiero. Cuando empecé el blog, pensaba cerrarlo rápido si veía que no era lo mío, en ningún momento lo haría por tener más o menos visitas, no era ese mi objetivo; pues en este momento tengo ya 40 visitantes, que subirán conforme termine de escribir y postee el post, muchos más de los que hubiera imaginado. Siete meses atrás, no habría pensado que mi vida podría cambiar tanto. Que conocería a eGeo, que trabaríamos tamaña amistad, que nos conoceríamos, que nos enamoraríamos, que me daría su primer beso... todas ellas son cosas que yo pensaba improbables antes. Puedo decir que ha sido un milagro, o achacarlo todo a la magia del mundo, a los hados o a los genios... pero no, es la vida misma. Por ello, desde aquí en mi fría habitación sin vistas, os animo a todos, ya que cualquier cosa es posible. El cambio viene cuando menos te lo esperas. Básicamente, esto es porque cuando no esperas algo, el tiempo parece que fluye más rápido... de manera que intentad ser así, despreocuparos, vivid el momento, no os comáis la cabeza ni lloréis sin causa razonable, nunca abandonéis, en cualquier sitio puede estar el chico ideal. O la solución a los problemas, o la adecuada forma de pensar, o la vía de escape, o el mando de la tele. Todo aparece en su debido momento. Sed pacientes. NUNCA os restreguéis en vuestra propia desdicha, NUNCA os revolquéis en vuestra propia mierda, como suelo decir. Es lo peor que podéis hacer. Creedme.

En fin, después de este lapsus emotivo-educativo que me ha salido del alma, os contaré que este fin de semana tengo un plan especial. El lunes Martin me llamó por teléfono para decirme que estaba invitado a pasar dos días en su casa de campo con todos los del grupo. Maravillado, quise aceptar, pero antes debía pedir permiso paterno. Y, sorprendentemente, el permiso me ha sido concedido. ¡Voy a pasar el sábado y el domingo solos en una casa con mis mejores amigos! Sin duda, estará genial, nos lo pasaremos de miedo. Prepararé incluso un bizcocho, me llevaré cartas, DVD's de Les Luthiers... quiero aportar mucho, ya que les estoy muy muy agradecido. Mi relación con todos, en especial con Lara, es muy estrecha. Incluso con los que veo poco, como a la chica lesbiana, o a Chris el novio de Martin, me llevo sorprendentemente bien. Lo siento por los de mi clase... pero no tendré remordimientos cuando mañana les diga que no voy a ir a la botellona que habían organizado para el sábado noche. ¿Es que no se enteran de que eso a mí no me va?

Me despido ya. Voy a pasarme por el centro comercial para comprarme un pijama. Iré solo, estaré una hora dando una vuelta antes de entrar a las clases. Veré si me compro algo más... ya veré, quizás unos boxers... aunque ya llevo mucho gastado, los pantalones de ayer me costaron 50 euros, demasiado para mi desacostumbrado bolsillo.

¡Un besazo a todos!

PD: El de la foto es Justin Gaston, el novio de Miley Cyrus... ¡pero qué suerte tiene la tía!

4 comentarios:

BsF dijo...

Es verdad, las cosas pasan cuando menos las esperas... debe meterme eso en la cabeza, soy de los que se hunden en un vaso de aguay viven esperando milagros (es hora de poner los pies sobre la tierra), por eso empeze mi blog, para desahogarme.

Espero cambiar muchas cosas y entre ellas tener amigos gays, solo tengo uno y no lo veo xq esta estudiando para dar el examen de ingreso a la universidad.

Pasala bien con tus amigos, suerte.

Saludos.

* NeMO * dijo...

Yo recuerdo que pocos eran los días libres de tareas en el cole.

El blog... cuando inicias no hay nadie.

Cuando lo vas haciendo... se multiplica.

Cuando te conocen... Tienes fans!!!

Besos

Pd.: 50 euros, ¿cuantos te has comprado?

Galdor dijo...

Como bien has dicho no hay que revolcarse en la mierda, pero es algo que cuesta dejar de hacer, lo se por propia experiencia.

Y la verdad es que leer tu blog, a mi tambien me hace sentir bien, me demuestra que hay futuro, que por mucho que se pase mal, se puede llegar a ser feliz. Así que gracias.


Petons

Kojie dijo...

En serio, Gato, te has parado a pensar que hay gente que tiene que estudiar???

Lo digo porque ese bicho es para hacerse una... ¡¡¡MIKI!!!

¡¡¡AY, OMÁ QUE RICO!!!

xD Un beso