viernes, 13 de marzo de 2009

Se acerca la semana C (de Crucero)


Pues eso. De tal cosa tendría que haber hablado ayer. Del crucero del instituto. Milenaria tradición en nuestro centro, organizar un viaje para los de 2º de Bachillerato por mar a distintos sitios.

En esta ocasión, daremos una vuelta por las islas griegas: Estambul, Rodas, Bodrum, Atenas, y alguna que otra más durante una semana. Iremos en autobús hasta Madrid, volaremos hasta Estambul, y volveremos también en avión desde Atenas, todo este en la primera semana de Abril. El barco es una joyita, de 4 estrellas, bastante grande, ya os pondré fotos cuando las tenga. El precio total será de 896 euros, que está bastante bien, si tenemos en cuenta que está TODO absolutamente integrado en ese precio: excursiones, comidas, desayunos... barra libre y buffet 24 horas en el barco... Una ganga, la verdad. Por supuesto, parte de ese dinero lo hemos ganado nosotros vendiendo bombones por todos lados.

Como he dicho antes, es ya tradición en mi instituto. Todos los cursos inferiores miran con envidia a los mayores, deseando que llegue su momento. Es para muchos un motivo por el que animarse y seguir estudiando, la verdad... aunque no para mí. Aquí entran los conflictos.

El primero, que ocurrió ayer, problemas de organización, como suele pasar. Somos en total 41 personas, que no se ponen de acuerdo en nada, pero que han de llegar a un consenso para que todo salga bien. Cosa difícil. El problema es algo complejo. Todo el mundo había cogido ya sus habitaciones, de cuatro personas, yo estaba con Alex (el chico bisexual que "descubrí" en la otra clase, y que ahora nos llevamos muy bien), Rocío y Adrián (bah, dos chicos cualquiera, pareja, al segundo lo conozco desde la primaria, antes éramos inseparables, ya somos simplemente amigos, al igual con la chica.); el caso es que sobraban 3 chicas y 5 chicos que no sabían dónde ponerse. Es fácil, porque uno de los chicos se va con las chicas, y Santas Pascua. El problema radica en que el chico que se ha ofrecido, que ha sido Paco, no es aceptado por las tres chicas, que alegan que no lo conocen. Osea, que se deben de formar dos grupos de 4 personas, pero se niegan a hacerlo.

El problema ya me atañe más directamente a mí cuando el profesor propone una genial idea. Antes diré que el profesor es el padre del chico que estuvo con Adán cuando todo el jaleo... cuya madre también es profesora. Pues dicho maestro propuso, tan acertado, que Alex se desprendiese de nuestro grupo y se fuese con las tres chicas, a las que conoce, siendo sustituído por Paco. Por nosotros no habría problemas... pero es que no queremos. El profesor le insistía una y otra vez, y el pobre Alex convertido ahora en el centro del problema, se negaba constantemente. En ese momento una chica insinuó una solución mucho más lógica. Hay un camarote de tres personas, que esas tres chicas podrían ocupar, y de nuevo, todo arreglado. Pero claro está, ese camarote ya estaba antes elegido... cómo no, por el hijo de los profesores. De tal manera que el padre no dijo nada, hizo oídos sordos a lo que proponía la chica y los demás secundábamos, el hijo desapareció de escena, y no se volvió a hablar del tema.

Ahora es cuando me cabreo. Cuando me cabreo de verdad verdadera, cuando me pongo de los nervios. El niñato ese tiene un favoritismo increíble en el instituto, todo por ser "el hijo de los profesores". Le pegaba a otros chicos cuando alguien le llamaba "enchufado", aunque claro está, ante todo el mundo la pelea siempre la empezaba el otro. Los demás profesores le consienten todo, no tienen ninguna queja de él, cosa que hace para aprovecharse. De veras, lo repito una vez más, hasta el infinito, y cada vez más gente a mi alrededor lo sabe: lo odio, lo odio a muerte, es la primera y única persona a la que odio.

Esa circunstancia incómoda ya se solucionará, lo que es claro es que no permitiré que Alex se vaya de nuestra habitación. No es por nada, ya que en los camarotes estaremos poco tiempo, pero me cabrea que nos tengamos que joder una vez más por culpa de otros. No, ya estoy cansado. Aquí empieza el segundo problema...

(continuará)

Un besazo a todos!!

1 comentario:

Peace-for-ever dijo...

Tienes razón, es triste que la realidad sea así de dura e injusta, donde los que medran son los privilegiados, es decir, los poderosos y sus enchufados...

Un abrazo,

Josep