martes, 2 de marzo de 2010




Aún no tengo baby, tranquilos.


El domingo durmieron dos chicos deliciosos en mi piso. Me desperté y vi a uno de los chicos más perfectos que he conocido durmiendo a mi lado, respirando tranquilamente. Qué piel más bonita.

Y esta mañana, alguien a quien conocía de hace cuatro días exactos, me ha venido a visitar a mi facultad. Es un chico guapo, pero guapo, guapo. Alto y pelo largo. Olía muy muy bien, y no tenía perfume.

Y me he saltado una clase para estar abrazado a él.


Necesitaba un abrazo, al fin. Ahora a saber lo que pasa entre nosotros :P


Aunque confieso que tengo a otro chico en mente... que si lee esto, sí, eres tú.


Hace tres semanas estaba muy bien. Vinieron dos semanas de sequía horribles... los llantos, las depresiones, los golpes contra la pared, los ataques de ansiedad. Y ahora de nuevo a sonreír.

¡A ver cuánto me dura!


(¡Joac, tenemos que quedar pa contarte mis cotilleos!)


6 comentarios:

Zau dijo...

Por fin un toque de optimismo por aquí, ya era hora Gato =) me encanta que seas feliz!

Bo Tare dijo...

¡Bien, gatito, bien!

:D

Esperemos que vaya a más y consecuentemente aumente tu sonrisa.

PD. A mí también me encanta que seas feliz. ¡Un besito andalúz!

Arminius Advocatus Insanitatis dijo...

¡¡Bien, Felino!! Espero que vivas algo genial con ese chico hermoso.

Saludos, abrazos y besos desde México ;)

--Arminius.

alex dijo...

bueno, no sabes lo mucho que me alegro por ti, y que vayas sonriendo mucho mas.... animo, que ya ves que se puede.

Un besito cielo

Nano dijo...

WOW... ¡Cuántas historias para contar tiene un gato! Mer gusto lo que he leído... Te deseo lo mejor de lo mejor jejej Un abrazo enorme... y cuidate en todos los sentidos del término jejej...

alex dijo...

Que bueno verte sonriendo y optimista de nuevo, animo y carpe diem.