domingo, 25 de abril de 2010



Que sí, que estoy muy bien conmigo mismo. Pero estoy ya algo cansado de sólo oír mi voz.


He pasado cuatro días en Madrid. Perfecto. Pero la cama de matrimonio se me hizo demasiado grande. Me ahogaba en el océano de sábanas blancas, frías. Daba pena arrugarlas para nada. En esos cuatro días apenas pronuncié palabra alguna.

Estoy solo. Demasiado. Y las dos o tres personas que seguían a mi lado, a pesar de todo, me han abandonado. También. Estoy cansado del ser humano.


Necesito un impulso, ayúdame.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No me seas hipócrita. Tienes lo que ansiabas: autocompasión

alex dijo...

Nene, aunque te parezca tonto, solo tu tienes la llave... de verdad... se paciente y ya veras como lo puedes hacer...

Un besazo cielo

Arminius Advocatus Insanitatis dijo...

*Envía un abrazo hasta Andalucía*

Aunque parezca tonto, ríete tú solito por un momento. Si bien las broncas no desaparecerán, cuando menos las podrás tomar con mayor perspectiva.

Saludos, abrazos y besos desde México ;)

--Arminius.

Bo Tare dijo...

Hola D,

Lo primero, no entiendo lo que busca el anónimo y porque escribe lo que quiere escribir anónimo.

Lo segundo e importante, he aquí el núcleo de mi comentario... he de decir que no consigo comprender como un chico como tú está tan solo... Eres muy buen tipo y que además, eres muy guapo. Eres un chico que tiene muchas cosas que aportar al resto de la humanidad... y tienes muchas cosas que compartir. Tantos tios y tan pocas ¿coincidencias? Es en lo que tengo que creer... en que no has topado con tíos que te merezcan. ´

Pero bueno, aunque estés harto de ello, creo que solo te queda esperar. Cualquiér chico que te conozca y le importe un mínimo la persona con la que habla, le interesarás. ¿Dónde están esas personas?. No entiendo a los que te han abandonado. Mejor me callo.

Te mando un abrazo desde Santander y mucho ánimo. Espero que encuentres pronto al chico de tu vida.[Suena a lo de siempre, lo sé]

Adiós D,

:)