lunes, 7 de junio de 2010

Cuando te despiertas al lado de la persona a la que quieres, entonces todo cobra sentido.

Y ahora que tengo a alguien que piensa en mí, siento como si siempre hubiera sido así. Como si la soledad nunca me hubiese afectado. La ansiedad por encontrar a alguien parece que nunca existió.

Me siento en paz con el mundo. Cada sábado duermo con él. Además, soy un novio genial.


Qué idiotas fuisteis todos vosotros, los que no supisteis apreciarme. Os habéis perdido mucho.


Por cierto, él también estudia lo mismo que estudiaste tú. Qué curioso, ¿no?

5 comentarios:

Christian Ingebrethsen dijo...

Me alegro un montón de que seas feliz y te sientas querido. ;)

Besos.

Arminius Advocatus Insanitatis dijo...

Supongo que ello es bueno, jeje. Felicidades por el fin del primer año de tu carrera, y por el inicio de esa promisoria relación.

Saludos, abrazos y besos cálidos desde Puebla, México ;)

--Arminius (oficialmente) Abogado de la Locura.

alex dijo...

Que bueno que las cosas han mejorado, eres una persona maravillosa y los que no te supieron apreciar se lo estan perdiendo, disfruta al maximo. :)

Bo Tare dijo...

Enhorabuena gatito, espero que todo siga así de bien mucho tiempo :)

Besos

Anónimo dijo...

Pasa página Gato... deja de hablarle, deja de pensar en él. Si no puedes es que sigues enamorado de él y lo peor es que estás engañando a tu novio... ¡Y lo vas a lastimar!