viernes, 30 de mayo de 2008

Homomonio

Bueno, hoy he descubierto esa palabra. Si, vosotros ya la conoceréis, pero es nueva para mi. Para los que han estado tan perdidos como yo en tanto tiempo... es la palabra propuesta por una organización pacifista, para designar a las uniones civiles entre homosexuales, en lugar de "matrimonio", según dicen para evitar toda la polémica que se había producido al hablar de matrimonio homosexual.
La verdad es que me parece increíble... ni bien ni mal, me parece increíble... Sí es verdad que todo depende de la opinión personal, pero yo veo perfecto que se hable de matrimonio cuando se quiera decir que dos chicos, o dos chicas, están casados... porque es exactamente lo mismo, hay el mismo sentimiento, que es lo que cuenta a la hora de la verdad.
Nombrar a esa unión (que yo veo idéntica) con otro tipo de nombre, llega a ser homófobo, porque lo diferencia de lo "normal", lo que supuestamente ha habido siempre, lo que se veía con buenos ojos, el matrimonio heterosexual de toda la vida. Lo aparta a otro plano, al plano de lo gay, cuando se supone que el mundo está trabajando para hacer que esa diferencia desaparezca, que todos seamos iguales.


No, esos pacifistas no buscaron la manera adecuada de crear la paz... quizás erradicando la homofobia, poniéndoselo peor a ellos, engrandecer el bien que han hecho grandes homosexuales en la historia, como numerosos escritores y artistas, enseñar que es simplemente una forma de vida más, igual de respetable que los otros. Pero como bien dijo el Rey del Recorte en su blog hace días, nos ha tocado en esta historia ser la minoría fustigada por la gran mayoría...



Hoy no tengo ganas de nada...
Ni de hablar por el messenger, no hay nadie interesante, llevo horas y horas aquí, y no tengo nada mejor que hacer...
Quiero salir esta noche, pero no hay con quién. Kitty se va a cenar con su novio (con el que ha vuelto a tener problemillas esta semana, pero todo arreglado) a un restaurante, en plan romántico, y no nos querrá ver el pelo, lógicamente. Alba hará lo mismo con el suyo, que desde que empezaron a salir no hay quien la vea... Lola estará perdida con Julián, aunque tampoco es que hayamos quedado mucho con ellos...

Quedan los de siempre, Marcos, Ariadna, y Tony y Marta, que vienen de agregados. La verdad, quiero salir, pero no tengo ganas. Quiero salir porque es de los pocos findes que me quedo aquí, y pretendía darle algo de vida a éste, que lo necesito. Pero al final no saldré, me veo totalmente dentro de unas cuantas horas aquí encerrado en estas cuatro paredes, con la mirada perdida en el infinito que es internet.

Estoy aburrido, intento jugar a algo, y no consigo distraerme, me canso de escuchar música pero no paro de ponerla, porque necesito algo, algo que me active, que me anime, que me saque de este aletargamiento.

En fin, seguiré divagando en pensamientos vacíos que no llevan a ninguna parte...

Odio las tardes como ésta, en las que nunca pasa nada!!! No me siento con iniciativa, ni con inquietudes, no quiero hacer nada, y eso me molesta! Porque luego veo el tiempo perdido, en el que podría estar aprendiendo cosas nuevas, escribiendo, tocando la guitarra o el piano, leyendo... tantas cosas! Pero no hay manera...


Un aburriiiido beso a todos...

1 comentario:

bo tare dijo...

No conocia la palabra y me parece una aberracion... (puntos suspensivos para no explayarme...) Y bueno, estos dias tan rarotes como el que has tenido tu a mí me suele pasar mucho y no puedo hacer nada al respecto. Simplemente esperar indignado a que el tiempo pase y la sangre que lleve a mi cérebro sea fresquita. Hala majo, espero que hoy no te ralles tanto y disfrutes de la tarde. Un beso