martes, 8 de julio de 2008

D60 -- La fotografía y yo 2

Como bien dije, veía que me quedaba atrás si seguía con esa cámara, la H5. La quería mucho, le tenía aprecio (si, puedo llegar a querer a un objeto, imaginaros a una persona cuánto...), pero había llegado al límite, no podía avanzar más con ella. La dominaba a la perfección... por lo que necesitaba dar un paso más, para seguir evolucionando. Cuando estaba en clase con los demás, vi que necesitaba saltar a la réflex tarde o temprano, y era mejor hacerlo a tiempo

Mi padre me prometió que me compraba una réflex para éstas navidades si hacía el curso... le dije que si, que encantado, que incluso haría el curso sin que me lo ofreciese, aunque si consiguiese la cámara antes mucho mejor... Así que se lo dije, que veía que necesitaba la cámara ya...

Y así fue, he estado un tiempo buscando cámaras por internet y en tiendas, preguntando y enterándome de las mejores y de los que tienen los precios más asequibles... y finalmente, ayer por la tarde, salí con mi padre al Corte Inglés que hay aquí (Bueh, no es un Corte Inglés de verdad verdadera... es un Hipercor inmenso con todas las tiendas del Corte Inglés arriba. En si, el edificio es formidable, realmente precioso... qué pena que pertenezca a Mijas! :P), ya con una idea de lo que quería.
La vi, una Nikon D60, nos enteramos del precio, y me encantó. Venía en un kit con bolsa, tarjeta de 2 gigas, trípode (algo pequeño, pero hace el apaño), y lo que es más importante, un objetivo Nikkor 55-200 mm, una lente de largo alcance! Y todo, junto con el cuerpo de la cámara y el objetivo 18-55 mm que viene de serie, por 600 €. Es algo caro, al verdad... pero teniendo en cuenta la calidad de la cámara, y todo el kit, está muy bien. La cámara sola cuesta alrededor de 500 €, y el objetivo de 55-200 mm me lo tendría que comprar aparte, por unos 300 euros mínimo. Así que por eso digo que es una ganga, incluso la dependienta nos lo dijo, que era una oferta muy buena, tanto que había comprado la última cámara así que quedaba en toda Málaga!

Me despido con tristeza de la Sony DSC-H5 y doy la bienvenida con alegría a la Nikon D60!!!

Es toda una cámara de verdad, una réflex hecha y derecha, de 10'2 megapíxeles, ligerita y pequeñita (relativamente, pues las réflex solían ser de metal, muy pesadas y grandes), con el nuevo sistema de limpieza del sensor de imagen que ya traen todas las cámara nuevas, con un novedoso visor con sensor de movimiento, es decir, que la pantalla se apaga cuando enciendes el ojo, pantalla de 2.5 pulgadas, ISO desde 100 a 1600, y hasta 4000 si lo fuerzas, un potente flash, etc...
Vaya, una réflex decente!!

Y ahora toca hacer fotos... he intentado algunas, porque claro, como se mira sólo por el pequeño visor, tengo poca práctica para sacar las fotos que yo quiero... porque tengo que primero modificar todo lo que deseo, hacer la foto, y luego ver cómo ha quedado. Así es un poco difícil al principio, la verdad...

Deseadme mucha suerte, espero que vuelva a encontrar la inspiración con ésta cámara, que le coja el truquillo rápidamente, y que haga más y mejores fotos!!!

Un besazo a todos!!!


PD: os dejo la imagen de la cámara, y la última, una de mis primeras fotos sacada con ella...

3 comentarios:

* NeMO * dijo...

Tienes razón al decir que a veces el aprecio por un objeto llega a un punto máximo que no queremos dejarlo.

Pero todo cambia y tenemos que evolucionar asi que con el paso que diste sé que te va a ir bien con tu nueva amiga Nikon.

Mil besos y a seguir fotografiando (creo que se dice así, no sé).

bo tare dijo...

Muy buena la foto
Larga vida a la vieja cámara
y suerte con la nueva

Besos

heart_of_angel dijo...

Muy buena camara, Yo tengo dos una DSC-H9 y la canon EOS. la verdad es que estoy encantada con ambas, pero no tienen que ver una cosa con la otra.

Sacale provecho a tus camaras, no dejes de utilizar nunca las antiguas.
A veces yo, utilizo mi primera reflex que aun tiene carrete..