jueves, 11 de diciembre de 2008

Des-"Kitty"-ado


Lo confieso.

Sí, hoy estoy mejor, tranquilos :P Muchas gracias por vuestros comentarios, en cuanto pueda os responderé. Es una alegría ver que la gente responde a tus súplicas, aunque ayuden lo justito. Gracias una vez más. Ahora contaré lo que ha pasado estos últimos días.


Como "digo" en el título, Kitty me desquicia.

No he podido contar lo último sobre el tema de Kitty. Éste lunes, ese día tan malo en el que intenté plasmar lo que pasaba por mi mente, otro factor más me hundió en la miseria. Kitty. Esa mañana llegué y nada más entrar la vi muy contenta hablando con la gente. Transcurrían las horas, y me daba cuenta de que estaba muy cerca de su ex novio. Demasiado, rozando lo "ilegal". Hasta que ya, con su carita inocente, Lola me contó que habían vuelto. Lo primero que sentí fue rabia. Rabia, entre otras cosas. Rabia porque había vuelto con el novio, no había sido fuerte, él con sólo pronunciar unas palabras había conseguido que se postrase a sus pies de nuevo. Me sentía también decepcionado, mucho, porque ella no me había dicho nada. Me había evitado ese día, y yo había acabado enterándome por terceras personas. Me dolió eso, pues yo siempre había estado para hablar con ella, la semana pasada desaproveché horas en intentar animarla, para que luego sucumbiese de nuevo a la tentación y ni me dijese lo que había pasado. El viernes, antes de entrar en el teatro, me volvió a llamar llorando de pena, que tan mal estaba que empezaba a detestar a Andrés. Y yo pasando un fin de semana algo preocupado por ella, me entero el último de que han vuelto. Me sentí muy decepcionado, me dolió. Demostró una vez más que yo sólo estoy para cuando a la gente le interesa.

Dice que no me lo dijo porque no quería que yo le regañase... en fin, yo no le habría regañado, tan sólo le habría dicho lo que pienso. Andrés la vuelve a utilizar. A una palabra suya, rompieron, y si a él le sale de los cojones, pues vuelven a estar juntos. Me cabrea mucho. Juega con ella, y no se lo merece. En el fondo le quiero mucho.

Y como le quiero tanto, me alegro que esté bien, pues se le nota. Pero no puedo evitar otras cosas. Vuelve la envidia. Más fuerte que nunca.

Cuando me fui a su casa, lo primero que hizo fue decirme que tenía un regalo preparado para su novio. Para mi que lo hizo a posta, pero bueh. El regalo en cuestión consistía en un día y una noche en un hotel de 4 estrellas con SPA, cerca de por aquí. La ostia el regalo... buenísimo. Lo pasarán de puta madre, no digo que no. Pero ella no piensa. No piensa en mi. Hace una semana ella me decía que me entendía, que se había puesto en mi lugar y que podía ver lo que había sufrido yo al ver a las otras parejas... y una mierda como un castillo. Si de verdad me comprendía... ¿por qué diablos me enseña las piscinas de masajes donde va a ir feliz y contenta con su novio?. Claro, es lógico, está alegre porque vuelve a estar todo bien... ¿pero es que nadie en este puto mundo es capaz de pensar en los demás?. Nunca le haría eso a ella, ni a nadie, nunca daría esa envidia, porque le haría daño, y yo no lo quiero. Veo que les da igual a los demás. Qué sabrá ella lo que es el sufrimiento, la espera, la impaciencia, la frustración.

Me jodió mucho, no puedo evitarlo. Me entristeció mucho más, pasé unos días horribles. Pensando y pensando, por qué diablos yo no tenía esa suerte. Que ni es suerte ya, es lo normal en todo el mundo. Estar con su pareja, y si todo va bien y se dan las circunstancias, escaparse a un hotelito, como hacen Lola y Julián. Pero yo no. Me está denegado. Aguantar meses y meses para buscar un futuro incierto. Me da un poco de miedo, es verdad, como si me asomase al vacío desde un balcón demasiado dañado ya como para sostener mucho peso. Menos mal que eGeo ya me ha dado esas alas, y podré salir volando del derrumbe de mi vida, que Dios quiera que nunca ocurra.

Poco más que decir. He tenido unos días muy muy malos. Sin hablar con nadie, hasta mi padre se ha dado cuenta. Hoy he llegado mudo a mi casa, con cara sombría y ojos apagados. Me preguntó que si había algún problema. Le dije que el que hay no tiene solución, a lo que respondió que no hay nada que no arregle la paciencia. ¡10 puntos se anota el caballero! Acertó de pleno. Me gustó, esa complicidad, pues sabe lo que me pasa, y yo sé que él me entiende. La otra noche, hablando del futuro, me dijo que pensaba que nosotros nos llevaríamos muy bien. Que mantendríamos el contacto a pesar de la distancia. Le aseguré que sí, pues así veo yo el futuro, o quiero verlo. Aún es muy incierto, nadie sabe cómo se pintará. Por ahora, vamos planeando los colores más claros y luminosos. Espero que a eGeo se le dé bien el rulo de pintar, pues yo necesito inundar mi vida de colores rápidamente. La tarde de hoy ha sido perfecta, gracias a él. Hemos hecho nuestra primera videollamada, hablando por teléfono y viéndonos a pantalla completa por cámara. Maravilloso, es lo más cerca que estaré de él en mucho tiempo. Sólo hay que esperar, conformarse con lo que uno tiene. Suspender las emociones por un tiempo, hasta que estallen de nuevo como hicieron las mías en el lejano y añorado Logroño.


Un besazo a todos!

7 comentarios:

bo tare dijo...

Buenas. Chapó por el post. Como nos hacen sufrir las personas a las que tenemos cariño, pasamos minutos, horas e incluso dias dando vueltas a la cabeza con un asunto determinado, parece que se arregla, pero viene otro... en fín. Parece El Show de Trhuman esto. Pero bueno, de los errores se aprende, de las decepciones; aprendes y ya sabes más, mucho más en cuanto a lo que realmente te rodea en la vida, que cuando abriste este glorioso blog. Nada es de colorines, nada es maravilloso. Felicidades, gran palabra, GRAN PALABRA. Estoy seguro que esta se hará en tu caso cuando te asientes con el astur. Hasta entonces, como dijo tu padre. PACIENCIA. Eso sí, no descartes que vuelvas a derramar lágrimas por los tuyos, que siempre vuelven a decepcionarte. ¡No falla! Nadie es perfecto; o al menos, nunca damos con la persona perfecta. ¿Por qué sera, si nosotros nos creemos estar QUASI en esa tesitura?.
En fín, hablando de colores, claros y luminosos. Aquí te dejo una canción(con un video) que te relajará y te dejara, al menos eso espero, un buen sabor de boca. http://www.youtube.com/watch?v=heaG_SJLV1Y Life In Technicolor II-Coldplay.
Un afectuoso abrazo.

indiogaucho dijo...

Gato, tene paciencia como dijo tu padre, es una de las grandes virtudes del ser humano, sabias?
Acordate q lo tenes a Egeo, otros no tienen a nadie. y encima lo tenes a tu padre a favor tuyo, q más pedirle a la vida, con tdo se puede menos con la muerte, eso si q es duro, lo demás de una manera o otra siempre tiene remedio., pensa.............................
Abrazzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzo
Charlieindio
Bs As Argentina

Arminius Advocatus dijo...

¡Me quito el sombrero, Bo Tare! ¡Qué pedazo de comentario más bueno! :D

Yo sé sobre dos personas que se quieren de verdad, a pesar de la distancia... Si eso no es amor, que alguien me explique con qué clase de sentimiento estamos lidiando. Ese amor entre ustedes va a durar, porque la distancia es una prueba que ambos, hasta ahora, están decididos a superar.

Y sí: ¡Paciencia, hermano! ¡Ese relojito sigue dando vueltas! ¡¡Ánimo!!

--Arminius, en espera de la cita para quirófano. :D

PABLORE dijo...

Me alegro que las palabras anteriores te sirvieran de consuelo.
Y es por ello que te lo reafirmo, el tiempo va jugando más rápido a tu favor y pronto tendrás a tu Egeo contigo, mucho más pronto de lo que imaginas, pues el tiempo no para!!!!

eGeo dijo...

Hola cariño ;)

Me ha gustado tu post... me gusta mucho leerte, es una forma de pasar más tiempo a tu lado sin que estemos hablando por el móvil o chateando :)

Lo de tu amiga... pues bueno, qué le vas a hacer?? La próxima vez que ella esté mal, tú pasa, y no es que seas egoísta por pasar, sino que aprovecharás ese tiempo en hacer algo producente, dado que ya sabes que no servirá de nada molestarte en sus sentimientos... bueh, de esto hablamos el otro día por móvil, así que no te digo nada más, jejee.

Bueno, sí... que ya sabes que yo ahora estoy ahorrando, y que ya tengo veintemil pesetas... aunque tengo que tener doscientasmil pesetas o más para llegar a mi gran-objetivo del ahorro :) Y que con esto sólo conseguiré viajar hacia Fuengirola y poder vivir sin ayudas y durante un mes sin trabajar... pero te prometo que, como resarcimiento (no sé si existe esa palabra, pero bueh, tú también te inventas palabras, cari) te invitaré a una noche en un hotel de *****, en Madrid o en la ciudad X o donde sea... pero vamos, que tú vas a ir a un hotel conmigo, como que yo me llamo eGeo.
Y en ese hotel, nos reiremos de Kitty :)

Mi Gatito querido, que tengas un día fabuloso, esta noche, después de la alegría de volver a quedar con tus amigos... ahí estaré yo, dispuesto a hablar contigo, y hacerte feliz, aunque sea sólo durante una hora :)

Te amo!!!!!!!!!

Ya sabes quién dijo...

Bueno, espero que sepas quién soy, el pelma de los correos :). Voy leyendo tu blog poco a poco cuando puedo, como me dijiste.

A ver, con el tema de tu amiga, te diría que a la próxima vez ya sabes cómo actuar; pero sé que volverás a tropezar, porque la chica te importa y tú sólo buscas su bien. Aunque en este mundo injusto la gente nunca valora esas cosas, y es normal que te dé rabia su forma de actuar, no te tienes que cabrear: tú has hecho algo mal o te has equivocado? NO, tu conciencia está más que limpia y has hecho lo correcto, pues eso ha de hacerte sentir orgulloso y por encima.

Respecto a lo otro, no me cansaré de decírtelo: tienes TODA la razón del mundo en cuanto a las parejas, pero piensa que podrías estar muuuucho peor, te lo aseguro. Te dije que te saco cinco años y nunca he podido estar con nadie, sólo me quieren para hacerle las cosas a todo el mundo, exigirme trabajar más y más; no soy una máquina sin sentimientos... No es que lleve camino de ir para cura, es que parece que voy a opositar a cardenal y sumo pontífice a este paso... Así que no te enfades por el regalo del hotel y ten paciencia, que la espera merecerá la pena, ya verás.

Un beso y ánimo.

Anónimo dijo...

gato, alguien dijo alguna vez... si no puedes solucionar un problema¿porqué te preocupas? y si puedes solucionarlo¿porqué te preocupas?