viernes, 12 de diciembre de 2008

Je vais prendre ta douleur

Empezemos un bonito día con un poco de Camille (gracias al Rey del Recorte, que me la presentó hace mucho!).


Adoro a esta chica. ¡Pero qué habilidad! Toda la música la hace con su boca y otras partes del cuerpo... ¡y tiene una voz que me encanta! Es una bella beatboxer.

Hoy estoy feliz. El día nació nublado, frío, diez grados nos dictaba el termómetro. Me levanté a las 6 como una rosa, aunque la verdad es que no lo necesitaba. Simplemente me había propuesto que hoy sería un buen día, y quería aprovecharlo desde el principio. Repasé un poco física y me leí inglés. A las 7 y media me dormí y a las 7 y 43 me volví a despertar, no sé cómo, pero me dio tiempo a soñar y todo, cosas que ya ni recuerdo.

A primera hora el examen de física. En el inmenso laboratorio, fue muy fácil sacar el libro y anotarse las leyes de Kepler, aunque me dió cierto cargo de conciencia. Allí sí que hace frío, a unos 8 grados estaríamos, es demasiado. Tras hora y media de examen, corrimos hasta la clase de inglés, para hacer durante los 30 minutos restantes el fácil examen. A los 10 minutos se lo entregué a la profesora, y me lo corrigió enseguida: un 9'25. No está mal, pero tampoco tan bien como querría. Pero da igual, ese día no me iba a preocupar.

Las horas transcurren con parsimonia, pero son disfrutadas al máximo. Jugando con mi compi de mesa, volviendo a hablar con Kitty o con Lea, regresé a mis orígenes. De nuevo fui ese chico alegre que he sido estos dos meses, que hacía bromas y tonteaba con todos. Con Alex he estado en el recreo, hablando con él y su novio, de cualquier tontería. Lo paso bien con ellos, me parece que me pegaré más a ellos de ahora en adelante durante los aburridos recreos.

Con Kitty y cualquier otra persona con pareja amorosa, todo bien, de 10. Ya he comprendido una cosa que se me había olvidado completamente. Yo voy a estar como ellos. Sí o sí. Y no cuando sea muy viejo o no lo pueda disfrutar... tan sólo dentro de menos de un año. Ya soy casi universitario. Casi imposible me parece que yo esté ahí dentro de tan poco. Pues si, lo voy a estar, pues éste año pasará volando, y el verano que viene viviré feliz junto a mi novio, vendrá a Fuengirola a verme y podré hacer todo lo que siempre había querido. La adolescencia no es el único período de la vida donde se puede disfrutar una pareja, no, además, ésta todavía no acabará, se fundirá poco a poco con la madurez, hasta ser sin darme cuenta un adulto. De todas formas, siempre guardaré ese niño inocente y mimoso dentro de mi.

Ahora me voy. He quedado en el cine, voy a ver la famosa película de Crepúsculo con Sarita, Sally y el novio de ésta. Me he prometido pasármelo bien. Luego saldré y daré una vuelta, comeré con Lara y los demás, nos reiremos y pronto estaremos en casa. Afortunadamente, he conseguido convencer a mis padrs, y este fin de semana me quedaré aquí con mi hermana mientras ellos largan a la casa de mis abuelitos. Un finde de libertad, como simulacro para mi próxima total independencia. Sólo que mi hermana poco tiene que ver con eGeo.

Un besazo a todos!! 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

al final, las cosas vuelven siempre a su cauce

indiogaucho dijo...

Me pone contento q estes así gato, tengas un re buen fin de semana.-
Abrazzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzo
Charlieindio
Bs As Argentina