viernes, 6 de febrero de 2009

Hace fríiiioooo

Es triste, pero eso es lo único que puedo decir de estos días atrás. Que hace un frío que pela. Que desde el domingo lleva lloviendo todos los días, y esto es un sinvivir. De veras lo digo, no estoy acostumbrado a la lluvia. Me gusta, pero me hace mucho daño. Me duelen los huesos a todas horas, me entra frío en el pecho, y estoy cansado todo el tiempo. Ni yo ni la mayoría estamos acostumbrados, pues todos sentimos lo mismo. ¡Qué ganas de que llegue nuestro calor, calor tórrido de verano, calor que nos pega la piel del sudor, calor, bendito calor! Siempre dije que me gustaba el frío... pues me parece que es hora de cambiar de opinión. Soy cabezón... pero ahora noto en las carnes, frías carnes, qué es mejor :P

Una cosita que sí podría decir, y sobre lo que hablé y vi, halagado, que os preocupó, es el examen. Pues bien, lamento decir que no me salió bien. Me puso un tema que no me sabía casi nada, precisamente el de los nacionalismos, que no me enteraba de él, así que pasé y me estudié más lo otro. A ver, tampoco me salió mal... yo puse todo lo que tenía que poner... pero no lo hice del todo bien. Cuando terminó, yo que me creía más o menos satisfecho, teniendo el cuenta de que habia improvisado mucho, miré en el libro... y tendría que haber puesto muchísimas cosas más. Me arrepiento ahora de no haber estudiado esa parte como cualquier otra... y por supuesto, no le echo la culpa al momento de hablar con eGeo y contarle todo el rollazo, que el pobre (más o menos) bien me aguantó, ya que era tarde para ponerme a estudiar. De noche soy incapaz, y más si estoy muy cansado. Lo míos son las mañanas, o a media tarde. Aunque mejor se me da no estudiar nada... pero bueh. El caso es que el examen ya está hecho. No saldré muy orgulloso, pero en fin, hay que preocuparse por el siguiente. Muchas gracias a todos por los ánimos ^^.

Otra cosita de la que hablar rápidamente ha sido de un suceso sorprendente de hoy. Lola, la novia de Julián, no ha venido, así que Julián, el novio de Lola, estaba aburrido y vagabundeaba por todos lados. En un cambio de clase, le pregunté por su novia, y me dijo que estaba muy mala, y que la echaba de menos. Entonces él me preguntó, ante mi asombro, sobre eGeo, sobre cómo iba lo nuestro, nuestros planes y tal. Le conté un poco, y él me dijo que tenía que ser un poco duro tener una persona tan lejos, que no me podía entender pero que lo imaginaba. Se lo aseguré con creces... lo es, lo es mucho. Pero merecerá la pena. Me sorprendió mucho que se interesase en saberlo porque yo nunca había hablado de eGeo con él... tal vez con Lola hace mucho tiempo, cuando empezó a ocurrir todo, y él estuviese delante. El caso es que me agradó mucho. Él es una persona muy especial, muy interesante, también distinto a los demás, al mismo nivel que Paco. Es una sorpresa ver que algo le importa a él lo que pase.... y que sin embargo, cuando le dije a Kitty que llevaba 4 meses saliendo con eGeo, sólo supo decirme que en dos meses hacía un año con su Andrés, y que se irían a nosequé lugar... ¿Os parece justo?

A mí no...

¡Y ya, he de irme! He quedado, esta noche iré a casa de Sarita a ver una peli con ella y Sally. ¡Sesión Disney, oh, sí!

Un besazo a todos ^^

3 comentarios:

Saline dijo...

Otra persona que prefiere el calor! Bien, pronto seremos suficientes para nuestra conspiración para aumentar el calentamiento global, buajajajajaja!!!

(Okey, no. Niños, el calentamiento global es malo; cada vez que dejan un foco prendido innecesariamente, Dios mata a un gatito)

Descartando el calentamiento global, mi plan de vida es irme a vivir a África. Ahí seguro que hay calor!

Pentesilea dijo...

Ante todo, yo me quedo cn el frío jeje...

Es una pena que no te saliese bien el examen; suerte con el próximo :), hay que mirar hacia adelante.
Pásalo genial esta noche viendo esa película.
Besos.

Peace-for-ever dijo...

A mí también me va más el calor que el frío. Fíjate que en los polos la vida és escasa, no hay ni microbios, en cambio entre los tròpicos la cosa es distinta, todo està lleno de vida de todas clases...

Un abrazo,

Josep