miércoles, 11 de marzo de 2009

Desahogándome.


Hoy he probado un nuevo método para desahogarme de todo.

Me he ido de compras con mi madre.

El método no ha sido muy satisfactorio, aunque he descubierto que me viene bien, pero también me deprime, pues lo paso fatal a la hora de gastar dinero. Pienso que lo que compre es innecesario y que podría pasar sin ello, cuando no es así. ¡Y eso que me lo pagaba todo mi madre porque ella insistía, imaginad si me lo pago yo! Aunque sé que esto es por el "régimen" económico que nos hemos puesto eGeo y yo... ya se me pasará, espero.

El caso es que he cogido el tren de las 4 y cuarto con mi madre y nos hemos plantado en Plaza Mayor. Es un parque comercial enooorme, con la apariencia de un pequeño pueblito, con muchas plazas y fuentes. Lo mejor, sus puestos de chucherías, de buñuelos y de gofres. Es un lugar precioso, sinceramente, más con una agradable temperatura, poca gente, un atardecer, y dependientes muy guapos. ¡Qué ganas tengo de estar ahí con mi niño! En cuanto pueda, me lo llevaré allí para enseñarle mi mundo.

Me he comprado mucho, la verdad... en total, 7 prendas. Tres camisetas de manga corta, dos en Springfield y otra en Pull and Bear, muy monas, una muy graciosa, con las instrucciones de cómo hacer un origami; y otra de manga larga con capucha. Dos pantalones, uno de ellos de pitillos, en H&M, y otro corto, de los pocos que tengo, ya que los odio... pero ese me cayó en gracia. Y por último, algo que llevaba tiempo queriendo hacer. Esto sí que lo tengo comprobado, y me sube el ánimo. Comprarme unos boxers. Esta vez han tocado unos de Jack&Jones, muy monos, con la letras en morado y un estampado de flores azules, que, además, me está muy ajustado. ¡Y me encanta! :P

Ahora me doy cuenta del enorme cambio que he dado respecto a la vestimenta.... Antes llevaba siempre chándal, no tenía apenas pantalones vaqueros. Me dio otro tiempo por ropas simples, monocromas y sin estampados. Ahora visto como verdaderamente quiero, aunque todavía no tengo un estilo muy definido. A veces voy sobrio, como hoy, con una camiseta de cuello alto morada y un jersey fino; otras con camisa de cuadros rojos, negros y tonos oscuros, o otra normal blanca; otras mostrando mi lado más friki, con mis pitillos, mis converse, mi chaqueta de cuero, mi adorada camiseta de La Casa Azul y un gorro que se le puede dar la vuelta, mostrando unas líneas rojas y negras a lo "¿Dónde está Wally?". Y cada uno de esos estilos me gustan. Aunque últimamente me tira más el último, creo que lo acabaré adoptando. Aunque claro, eso será cuando definitivamente no dependa de nadie, y pueda comprarme todo aquello que quiera, sin pensar en nadie más que en mí.

En muchas cosas noto que me cohíbo un poco. Quisiera decir cosas que no me atrevo, realizar actos que no quedarían bien ante el público, ponerme ropa que levantaría muchas críticas. Me encantaría poder ponerme un zapato de cada estilo, un pantalón de color chillón, conjuntar rojo y rosa, o naranja fuerte y verde fosforito, y tantas cosas más... pero lo primero para conseguir eso, es tener dinero, para comprarse cosas que se sitúan fuera de lo normal. Aunque sea un poco hortera, me da igual, que a mí me guste cómo me veo es lo importante. Como con la ropa de Desigual, adoro esa marca. Es muy original, tiene cosas nunca antes vistas. Conjunta estampados con costuras, con descosidos, con tonos más generales... me encanta. Pero claro, es lo que tiene la exclusividad... que sale cara.

He vuelto a casa, y ya estoy mejor. No es que estuviese muy mal, sólo algo tocado. Ya considero que estoy bien, llegando a niveles de satisfacción más aceptables. De lo ocurrido el otro día, ya lo he olvidado. Dije que daría un descanso al blog, bueno, eso haré, siempre que tenga ganas de ello. Ahora mismo tengo ganas de escribir, por eso lo hago, aunque me ruja el estómago del hambre. Ya, he cumplido mi misión, así que vayamos a alimentar a esta fiera que hay en mí, que cada día parece que crece más... (tranquilos, no, no estoy embarazado).


¡¡Un besazo a todos!!

PD: ¿A que es guapo el chico de Desigual?

5 comentarios:

Kojie dijo...

Joo... A veces a mi me entran unas ganas de irme a Menacho (la calle comercial de Badajoz) y no parar hasta quedarme sin banda magnetica, aunque suene muy egoista. Cada vez que lo comento le añado a mi madre, con total sinceridad: Pero no lo hago porque luego me duele la cartilla...

Un beso

Galdor dijo...

Para gustos los colores, y te lo digo yo, que tengo cada cosa... Basta ver mi camiseta de cierta esponja rockera... Pero bueno, yo la verdad es que suelo controlar muy bien lo que gasto, al menos de mi dinero... Cuando la cosa viene de mi madre, me aprovecho un poco. No es que me pase, pero aprovecho a comprar las cosas más caras cuando paga ella, cosa que ocurre muy pocas veces...

Besos!

bo tare dijo...

Con 17 añitos y con las ideas de vestir que tienes creo que vas muy bien. Y lo de cuando te llegas a sentir mal por comprar algo que igual es innecesario yo tuve una temporadita que me comia muchisimo el coco para decidir finalmente y aun algo. A mi me gustan las prendas de vestir[camisas/sudaderas/cazadoras, jerseys en general...] de colores llamativos, la verdad, y no tengo reparo en ponermelo. Una vez me plante en una cena con un polo amarillo chillon y una sudadera gris y naranja xD. Espero que estes bien, un bezito.

Y bueno, el chico de desigual, es... como decirte, que me parece un poco fantasmada, juas!

Peace-for-ever dijo...

Y a mí que ir de compras me estresa...

Eso de combinar colores nunca se me dió muy bien, aunque cuando me pongo a hacerlo acabo consiguiendolo... Pero me aburre y me cansa, soy de los que se vestiría con lo primero que pillara.

Un abrazo,

Josep

Gato dijo...

Kojie: Si, todo el mundo desea en el fondo hacer eso... pero se sabe que luego vienen los remordimientos :P

Galdor: Bah, en realidad tampoco es malo aprovecharse un poco de los padres... es lo normal. Lo malo que en mi caso la conciencia me controla :P

Bo: Ya está arregladito lo del chico Desigual, no sé por qué diablo pasa esto!

Peace: Bueno, en algo me tendré que entretener, no? Además, verme bien vestido me ayuda a subirme el ánimo, cosa que necesito.

Gracias a todos ^^