sábado, 6 de junio de 2009

Hoy me gradúo




Parece increíble, pero sí, es cierto.

Esta tarde me gradúo, recibiré mi título de bachiller, y dejaré a tras, definitivamente y sin posibilidad de retroceso, 6 años de mi vida. Una tercera parte de lo que llevo viviendo la he pasado asistiendo a esas clases, con los mismos profesores y entre los mismos compañeros. Pero esta etapa se acaba, y empieza una nueva, unos nuevos 6 años que comienzan al final del verano, sobre los que no hay nada escrito (aunque bien sepáis que ya intentamos hacer nuestras trazas ^^), y que no sé cómo acabarán. Lo que sí es seguro es que acabarán como acaban ahora: felices, y con la profunda marca de las experiencias ganadas, que siempre son buenas.

Hoy me gradúo, y aún no me lo creo. Sinceramente, no me hace mucha ilusión la ceremonia, ni la cena, ni salir con mis amigos, eso es lo que menos me gustará. Sé que será como un baile de máscaras, en el que sonreiré a todos, a pesar de que deteste estar entre ellos. No puedo soportarlo, acabo siendo muy selectivo, demasiado. Entre muy pocas personas de mi entorno escolar me siento realmente cómodo. Así que me sentiré más en un carnaval veneciano que en mi graduación. Pero lo importante es el hecho, el significado.

Aun así, hoy estoy muerto de sueño. Y es que me he levantado a las 7 de la mañana, para estar a las 9 en Málaga y hacer un examen oral de inglés, para conseguir el First Certificate de inglés por la universidad de Cambridge!. Ha sido muy fácil, aunque se notaban las secuelas del madrugón forzoso, por lo que la rapidez mental no fue nuestro fuerte. Anoche, además, estuvimos cenando con mi profesora de inglés de la academia y con sus otros alumnos, todos mayores que nosotros... pero aún así, era patente el nivel superior que tenemos nosotros. Antes de ello, habíamos ido a buscarle unos regalos, y nos hicimos con una pulsera de plata y una graciosa postal en la que aparecía un camarero sexy sin camiseta... pero que al rasgar con una moneda, acababa desapareciendo, y se le veía casi todo (bastante bueno estaba, la verdad, lo malo que era algo feillo). Le encantó, y le emocionó. Se disculpó y fue al baño, notamos que había estado llorando de la emoción cuando volvió y nos hicimos fotos.

Ella es Cristine, una de las personas más fantásticas que he conocido en estos 18 años. Es una londinense muy avispada, independiente, lista y divertida, con un desparpajo y un afán por viajar que la ha llevado a recorrerse Australia, Thailandia y media Europa con su mochila al hombro, cuando tan sólo tenía 20 años de edad y unos ahorros mínimos. Ya se ha establecido en España, cosa que no le viene bien, según dice, pues ha engordado muchísimo y, lo peor de todo... no moja desde hace siglos, lo que ella lleva muy mal, anunciándolo siempre en tono de broma. Es una persona maravillosa, y como profesora, mucho más: no manda deberes, no te regaña por nada, ¡es la profesora de inglés perfecta, pues hasta te enseña a decir palabrotas en inglés!. Todo ello que hace no está permitido en la academia para la que trabaja, pero aún así lo hace, ya que nosotros estamos en los últimos cursos, los más relajados, donde ya lo importante es la expresividad y la velocidad al hablar, junto con el vocabulario. Por ello, ella habla muy rápido, como si dialogase con un compatriota, con un vocabulario complicado (bueh, realmente, con un vocabulario "real", el coloquial, no el que emplean los profesores de idiomas en las escuelas públicas de España, que no tiene ni aditivos, ni expresiones, ni nada, y todo está minimizado), y nosotros intentamos seguirle. La echaré de menos, muchísimo. Han sido los dos mejores años de mi vida, respecto a la educación de inglés se refiere, pues lo he pasado genial en sus clases.

Bueh, dejando de lado este tema que a nadie interesa, pero del que me ha gustado hablar, voy a despedirme. Tengo aún que ducharme y cambiarme, ponerme mi traje gris casi negro y mi camisa morada, dirigirme al recinto a las 6 y media, para que una hora después de comienzo el evento. Dato interesante: seré el primero de todos los que se gradúen, "gracias" a mi apellido.

Intentaré no caerme, ni hacer nada raro mientras esté en el escenario. Me reprimiré las ganas de gritar al borde de las escaleras "¡Al fin, os pierdo de vistaa a todos!".

¡¡Un besazo a todos!!

8 comentarios:

alex dijo...

Como me alegro por ti. La verdad es que cuando estamos en unnlugar que no nos gusta o en el que nos hacen la vida imposible es mejor cuando pasa. Así que aunque no lo grites, por dentro repitelo muy fuerte y disfruta mucho de ese día que recordarás como el de la libertad. Jajajajaja.

Vaya dos políglotas que estáis hechos los dos. Me alegro que en esas clases de inglés disfrutarás tanto.

Pues lo dicho, pega un grito cuando salgas por última vez de ese instituto.

Un beso cielo

heart_of_angel dijo...

enhorabuena!!!!Me alegro un monton por ti!ya veras como cambian ahora las cosas por la universidad!

Saiz dijo...

ey, esto ya esta terminado, felicidades!!

solo una cosa, cuando haceis la selec? yo la tengo el martes y mi graduación fue hace una semana y eso k ya llevabamos una semana estudiando en casa... esque me parece muy corrido si tambn empezais el martes jeje

mucha suerte y seguro k te lo pasas mejor de lo que esperas, a mi me paso jajaja

Pentesilea dijo...

Muchísimas felicidades, Gato! Y que pases un día muy hermoso, que lo mereces.

Besos

Ah, que lo olvido, suerte con la Selectividad.

Malacay dijo...

Weee felicitaciones por el grado!!!!! ahh lo de tu profesora que chido yo me he topado con 3 o 4 profesores así y los adoro con el corazón afortunadamente sigo en contacto con ellos

Saline dijo...

Muchas felicidades! Ahora esperemos que te vaya bien en la selectividad y luego en todo lo que hagas :)

Gato dijo...

Muchas gracias a todos!! ^^
Espero que sí, se vea un gran cambio (a mejor!) en la uni ^^
Y selectividad, querido Saíz, la tengo a partir del 16 ^^

Peace-for-ever dijo...

Me alegro que ya te hayas graduado, pero si no he entendido mal ¿hacéis una fiesta como los americanos con entrega de diplomas y todo? ¡Vaya lujo!

Todo eso que has contado de la profesora de inglés me ha encantado, como me hubiera gustado disfrutar de una profesora así.

Un abrazo,

Josep