martes, 14 de julio de 2009

¿Qué más puedo decir?


Pues eso, poco queda ya que añadir. Ya sabéis todo lo que ha pasado, gracias a que eGeo lo ha contado en su blog, lo que me parece genial. Lo que no sé es qué impresión os habréis llevado, si soy yo el malo de la película o no. Sinceramente, no me preocupa, ya que pienso, y supongo que también todo el que sea un poco racional y benevolente, que la culpa no es mía, ni de eGeo, ni de nadie. Esto ha tenido que pasar, el fin ha ocurrido inesperadamente, tan inesperadamente como el comienzo sucedió, sin haberlo buscado en ningún momento.

La pareja más importante, o una de ellas (ya que no quiero darme protagonismo, es inmerecido) de la blogosfera se ha separado. La que más planes y ambiciones tenía, ha acabado sucumbiendo. La que pretendía realizar un proyecto titánico, finalmente desechó sus ideas. Los que habían aguantado toda la tempestad con fuerza, agarrados de la mano, a pesar de habérselas siquiera rozado en muy pocas ocasiones, ahora corrían en direcciones contrarias. Ha pasado muchísimo tiempo, y habéis podido leer todas nuestras historias, ilusiones, anhelos y desesperanzas, y nos habéis apoyado, animado y aconsejado en todo... pero ya, eso acabó. Esto es muy triste, porque significa que hemos fracasado en todo lo que prometíamos, tanto a vosotros, como a nosotros mismos. Eso es lo que más pena me da... que después de 9 meses aguantando, hayamos tenido que desistir. Bueno, haya yo tenido que desistir. Porque no echo la culpa de nadie, pero sí sé que la razón principal reside en mí.

Para bien, o para mal, y a pesar de que eGeo tomó la decisión, fui yo quien lo motivó. No estaba muy contento con la relación, veía que podría estar mejor en otras circunstancias, y, a pesar de que la semana a su lado fue fantástica y me sirvió de mucho, no logró que me quitase de la mente mis temores, cada vez más fundamentados. Temía comprometerme demasiado pronto y que todo fuese mal en Granada. Si ya, por mi parte, veía que no iba del todo bien aquí, no quería imaginar en cómo sería allá. Acabaríamos verdaderamente destrozados, muy desilusionados. Así que de alguna manera empecé a sopesar las distintas posibilidades, y todos los pros y contras de las soluciones. Y bueno, ya véis que decisión decidí tomar... no obviar aquello que me incomodaba, no aguantar el leve sufrimiento que poco a poco aumentaba. Soy feliz con eGeo, sí... pero no soy feliz separado de él. Y esta infelicidad constante, sólo levemente iluminada, ha hecho mella, y nos ha cambiado mucho. Él, necesitando más de la seguridad, la estabilidad y la tranquilidad... y yo, rehuyendo de todo ello. De alguna manera, nos hicimos más incompatibles, en ese sentido. Y esa breve brecha que se abría lentamente acabaría haciendo que todo nuestro embalse se derrumbase ante nosotros. Esa grieta fue producida por la distancia, por esa incomodidad continua... y por ello mismo digo que no fue culpa de ninguno de los dos. En todo caso, nos podrían haber acusado de no haberlo visto antes, o de no haber sido suficientemente fuertes como para dejarnos afectar tanto.

No dudéis que hay amor. Mucho amor, sí, sé que le quiero, y sé que me quiere. Pero ello a veces no es necesario. Trabar un amor, un amor DE VERDAD, es prácticamente irrealizable a la distancia, si eGeo me permite decirlo, pues es lo que pienso. Un amor completo y puro, realmente complejo, tan sólo se consigue con la vida continua, con el día a día y el trato seguido, al poder meterte de lleno en la mente de la otra persona y saber qué piensa, qué siente, o qué quiere. Hace unas semanas dos grandes amigos míos rompieron, y lo que les dije, lo hice más bien pensando en mí y en mi caso, aunque según me confirmaron, no estaba tan equivocado al generalizar. Una relación por teléfono o email es totalmente distinta a una relación física, personal y diaria. Esas dos personas alejadas pasan la mayor parte del tiempo hablando por teléfono, intentando conocerse, hasta que llegan a un límite. Si deciden considerarse novios, es nada más que por las perspectivas que tienen, la idealización de la otra persona que espera cumplirse cuando finalmente, estén juntos. Pero ese finalmente difícilmente llega, pues antes siempre es recomendable haberse conocido en persona. Cuando se encuentran cara a cara, empiezan a vislumbrar si aquello que tanto deseaban era lo que tienen ante sí. Pero este proceso necesita su tiempo, volver a descubrir totalmente a su persona sólo por sus rasgos físicos, y no ya tan psicológicos. Por ello, y contando con que están mucho más cargados en el sentido emocional y sexual y con que se intenta aparentar perfección aunque sea inconscientemente, esos encuentros son insuficientes para apreciar a la otra persona (en todos los aspectos) tanto como se necesita apreciar cuando es un vecino tuyo y tanteáis la posibilidad de salir juntos.

Lo que quiero decir con todo esto, es que 9 meses de relación, en el sentido más completo, no son apenas nada. Siquiera se reducen 3 días juntos y efectivos. Es difícil de creer, y es bien seguro que me equivoque, pero lo veo así. Por esa incertidumbre, a pesar de tantas horas de llamada, puedes tener suerte y que sea la persona perfecta (lo que en una relación normal sería un flechazo certero), o simplemente descubrir que no estáis hechos en realidad el uno para el otro (lo que, también en la pareja clásica, sería una simple relación fallida, pero tan corta, que apenas hace daño, porque no da tiempo a ilusionarse de veras). El problema lo encuentro aquí. En que nosotros en ningún momento hemos sabido nada. Éramos totalmente ciegos, tan sólo confiábamos en nuestra suerte, ya que en realidad no conocíamos suficientemente al otro. Y aun así, nos atrevimos a ilusionarnos. A montar nuestro castillo de nubes e imaginar el futuro que cada uno ideaba por separado en sus respectivas vidas. Y ahora, duele más que nunca, por supuesto, desengañarse. Pero si hubiésemos seguido, nos habríamos visto con un futuro totalmente planificado y montado, que, tal vez, no nos habría gustado ni hecho feliz. Y en ese momento, el desmantelamiento de todo sí que sería verdaderamente doloroso.

Ahora pienso que hemos tomado la decisión más acertada, o al menos, la más sabia. Hemos sabido anticiparnos a algo que yo cada vez veía más probable. Que nos duele, sí, repito que me entristece por haber echado por tierra tantos deseos e ilusiones... pero, yo, así, estoy mejor. Así, aunque no lo tenga como novio, estoy feliz, porque sé que le sigo teniendo, que lo más valioso, su amistad, su presencia etéra, no la he perdido.

Si de verdad amas a una persona, no la amas para tí, habrás de amarla para él mismo. El amor verdadero se alcanza cuando tú te consideras feliz, si y sólo si la otra persona lo es. Cuando amas al prójimo, no has de desearlo, has de desear su felicidad. Es ese amor ya casi religioso tan manido, ese tan caritativo y fraternal... pero yo entiendo que ese es el amor puro. A pesar de que estemos separados, si él es feliz, y yo me alegro de su felicidad, sabré que estoy de verdad amándole. Él, al permitir esta situación, a pesar del dolor y de haber sido contra su voluntad, ha pensado que así yo seré feliz, demostrándome que de verdad me ama. En los otros casos, en los que el que ama sólo quiere a su objeto de deseo para sí mismo, tan sólo lo que busca es incrementar su amor propio. Pero hasta que ese amor propio no te lo sepas proporcionar tú y sólo tú, no podrás sentirlo de verdad por otra persona.



Y ya, dejo de desvariar. He hablado de todo un poco, de mil temas diferentes de los que podéis o no estar de acuerdo, pero pienso que he dicho muchas de las cosas que quería decir. El resto de ellas, ya saldrán cuando se me ocurra cómo escribirlas.

Lo que sí es cierto, como ya había yo anunciado y vosotros habéis temido, es que este blog se muere. Y antes de que agonice dolorosamente, prefiero practicarle el coma inducido. Quiero decir, que lo mantendré, pero como privado. El estado de exclusividad lo impondré dentro de unos días. No invitaré a nadie, solo a un par de personas, más que nada, por vagueza, y porque quiero que sólo las personas que de verdad quieran leerme lo hagan.

Ahora sí, el más grande de los grandes besazos para todos y cada uno de vosotros, que os quiero más que ná en er mundo.


(Creo que tengo mi récord en longitud!!! :P)

PD: Ah... y, no sé si lo he hecho ya alguna vez... pero el que aparece en la fotografía, sí, es el Gato ^^

12 comentarios:

shinigami dijo...

no se escribe en español, se escribe en si mmismo.
Vivir es ser otro, ni sentir es posible si hoy se siente como ayer se sintio. Sentir hoy lo mismo que ayer no es sentir: es recordar lo que se sintio ayer, ser el cadaver pèrdido del proximo dia, ser nuevo con cada nueva madrugada, en una revirginidad perpetua de la emociòn: esto y solo esto, vale la pena ser o tener, para ser o tener imperfectamente somos....

PESSOA (SOARES) EL LIBRO DEL DESASOSIEGO.

PABLORE dijo...

Para nada nos has decepcionado Gato. Las cosas en la vida real ocurren del modo mas inesperado.
Te enviaré un mail y sobre todas las cosas te deseo que en tu camino las cosas vuelvan a su cauce y comiences a disfrutar nuevamente, a ser ese Gato vivaz e imaginativo que todos apreciamos tanto.

NeMO dijo...

Lo sé, sabía que eras tú, en una foto que ví tenías la misma pose pero creo que en otra dirección y te decia, no te mientas y no me hagas mentir, sí eres guapo, esa es toda la verdad.

Ambos estan aun muy jovenes para ligar sus vidas y aprecio que ambos hayan dado la versión de todo, como sabes eGeo se extiende y lo quiera o no es detallista, y no quedaste como el malo, porque estas cosas pasan en las relaciones cuando el tiempo y la distancia marcan, entonces hay que entenderlo.

Quedate tranquilo, que se te sigue teniendo el mismo cariño y aprecio, eres un Gato y de uno como yo a otro como tú, no hay diferencia en que sé que tienes respeto y amor a tu chico y valoro mucho eso, ya que estuve "presente" en la historia siguiendo como marchaba la relación.

Si tu blog termina, o privatiza, será tu tiempo de relax, no te tensiones y sigue la vida.

Besos!!!

Arminius Advocatus dijo...

Ante todo, creo que ambos han tomado una decisión bastante madura... Y sinceramente les admiro a ambos el valor que tuvieron al mantener una relación a más de 800 kilómetros de distancia (Algo a lo cual, como alguna vez dije, yo mismo no me atrevería.)

Muchas cosas han cambiado desde entonces, y de verdad creo que ustedes sí son (¿eran?) la pareja más conocida y seguida de toda la blogósfera de habla hispana: En cierto modo, el amor entre ustedes era muy contagioso ;)

Lo más importante es que no te desanimes, ya que la felicidad está al alcance de tu mano... ¡Tú mismo lo has experimentado hasta el cansancio! jajaja xD

Y aunque a veces yo pase mucho tiempo sin comentar, ello no significa que te deje de leer... Simplemente que en ocasiones el grillete que ata mi pie al escritorio es demasiado pesado, jaja :P

Saludos, un abrazo, dos besos y Mucha Suerte hasta la Costa Mediterránea Andaluza ;)

--Arminius.

alex dijo...

Que decirte cielo. Sobre todo que tu no eres el malo de esta ruptura, nada de eso. Creo que es algo que se ha dado y gestado en los dos. Es muy duro una relación a distancia más cuando no os podíais ver ni tocar en mucho tiempo. 3 días más esta semana pasada en 9 meses.. ufff, eso mina cualquier relación.

La decisión a la que os habeis enfrentado ha debido de ser muy dura, por el amor que sentís aun por el otro, y ese amor os ha llevado a ese camino que tomasteis, a dejar que cada uno continue con su vida y que esta no esté supeditada a la del otro.

La foto es muy melancólica, como me imagino que estarás ahora sintiéndote. Nene, no le deis más vueltas, así han ocurrido las cosas y lo bueno de todo esto es que aun os tenéis el uno al otro, que sois amigos.

Claro, que poco a poco todo irá relajándose un poquito. Con tu blog, bueno, es tu decisión y si así tu te sientes más tranquilo y relajado, es lo que tienes que hacer.

Levanta el ánimo e intenta ser feliz este verano que tienes por delante, llora lo que tengas que llorar, abrázate cuando lo necesites. Estoy seguro de que en tu casa ya te han ayudado mucho a pasar estos momentos.

Un besito cielo, y que la vida te vaya todo lo bonito que tu mereces.

Muach

Malacay dijo...

y si bien no creo facil llaver una relacion sentimental, menos cuando es algo publica como en el caso de ustedes y bueno lo importante fue la experiencia...

Se que han parendido mucho de esta experiencia y sin duda vendran cosas grandes para los dos.

Abrazo!

medicuchillo dijo...

hace tiempo que no comentaba por aqui...
señor gato, tus palabras rezuman sabiduria, no te arrepientas de nada que hayas hecho, pues POR FIN has hecho lo que debias y te has permitido ser feliz

Oso dijo...

Gatito, aparte de todo lo que ya hemos hablado, permíteme que corrija un pequeño error: la pareja más importante de la blogsfera somos ardilla y yo, jajajajajaja.

TQM!

Peace-for-ever dijo...

En estas circunstancias nadie es el bueno ni el malo. Aunque me parece que la decisión ha sido muy sabia podría discutir mucho sobre el cómo, y no me refiero al final sino al trayecto completo... Aunque tampoco creo que se os pueda culpar o acusar de nada, simplemente creo que en el trayecto hubo errores importantes, seguramente debidos a vuestra inexperiencia, que no quiere decir inmadurez.

En fin, ahora hay que desearos que todo os vaya muy bien y que seáis muy felices.

Un abrazo,

Josep

Sandra dijo...

Me encanta tu blog. Es original. Sigue así :)

Te seguiré ^^

Un saludo.

Sandra

Saiz dijo...

Espero que estes bien, y que encuentres ese amor puro del que hablas.

Disfruta mucho y se, verdaderamente, feliz.

muchos bsks

BsF dijo...

Es una lástima que su historia haya terminado de esa forma, me hacía mucha ilusión pensar que podían estar juntos y felicies.

Soy de las personas que creen que las cosas pasan por algo, solo hay que saber aprender de la vida. Me alegra ver que lo estés tomando bien, en todo este tiempo has logrado madurar y sé que serás una gran persona.

Usas ese msn? para agregarte y conversar un día de estos, ya sabes tienes un amigo en Perú :)