viernes, 4 de julio de 2008

En mi soledad...

...nadie más vive por mí, solo yo...
Bien canta María, la ganadora de Factor X, lo que siento en éstos momentos...


Hoy he vuelto a recaer. En la piscina de Marcos me he automarginado como hacía antaño, me he recluido en mis pensamientos, apartado en mi toalla escondido entre las sombras de los pinos, mientras todos se bañaban y pocos preguntaban por mi. Y que no pregunten... necesitaba estar solo, pensar, a darle vueltas a las cosas... y llorar. Bajo las oscuras lentes de las gafas de sol caía un incesante reguero de lágrimas que salaban mis labios. No lo pude evitar, ni tenía por qué hacerlo.

Así que lloré y lloré desconsoladamente en mi lejano rincón. Nadie se dio cuenta, sólo Kitty percibió que quería estar solo, y lo respetó. Libraba una lucha interna... no quería que se preocupase de mi, pero necesitaba su atención, la atención de alguien... que supiesen lo que estaba pasando... soy muy egoísta, lo sé. Finalmente, cuando me acerqué a ellos para despedirme, me preguntó que cómo estaba, y le contesté que muy bien. No coló, me dijo que no le mintiese porque ya me conocía... y entonces volvieron a aflorar las lágrimas, cuya sal se disolvió en el cloro de la piscina. Estábamos rodeados de gente, en unas escaleras para salir, pero por fortuna nadie nos vio, o no quisieron vernos. Kitty no me dijo nada, simplemente me miraba llorar a través de mis gafas oscuras, y entonces me las quité, mostrándole mis ojos rojos. Intenté contarle qué me pasaba, por qué lloraba tan repentinamente... pero veía que era imposible, no lo conseguía... no sabía qué decir.

Algo le conté sobre mi situación y lo que sentía... soledad, mucha soledad. Frustración, envidia, confusión, desesperación, abandono. Todo ésto pasaba por mi mente y sentía mi corazón, y cada uno de los sentimientos estaba justificado.

Soledad, porque ésa es la verdad. Estoy solo... aunque diréis que tengo amigos, pero sigo sólo. No ya solo de no tener pareja, que aunque es lo que más necesito no es lo más importante, sino también solo entre mis amigos, en la multitud. Solo en el mundo, sin un oído que me escuche... pero quizás solo porque no tengo nada que decir, palabras que regalar. Me duele no tener pareja no solamente por ese hecho, sino porque nunca la tuve. Bien, se podrá alegar que aún no encontré a la persona adecuada, que he de ser paciente, pues todo llega... podéis incluso decir, que no creer, que me merezco esa compañía... pero la realidad es que no es así.

Ya he cumplido los 17 años, 17 largos años en los que no ha pasado NADA, absolutamente NADA positivo, bonito, que me alegre recordar. Más de 6200 días vacíos, sin sentido, malgastados, tirados a la basura en un mal día, en el que la lluvia borra rápidamente la tinta de las palabras, al no ser escritas con suficiente fuerza o convicción. Aquí entra la Frustración, causada por esa ausencia de sentimientos o experiencias. Estoy frustrado, soy impotente, no puedo hacer ni tener nada de lo que podría desear. Puedo gritar, morderme los puños, darme cabezazos contra las paredes, hacer huelga de hambre o colgarme de los huevos... pero seguirá todo igual, no servirá de nada, solo para hacer el ridículo. Esa incapacidad de conseguir lo que nunca tuve, cosas muy importante en mi vida que aún no han formado y quizás nunca formarán parte de ella, y el mirar al vecino y ver que él si lo posee y lo disfruta, es lo que me lleva a la Envidia.

No envidia material, ni envidia hacia el físico de la persona ni lo que tiene... sino que envidio su situación, todas las circunstancias que hacen que su vida transcurra felizmente, llena de emociones agradables y plagada de buenos momentos. Porque desde ésta perspectiva en la que yo veo todo, cualquier problema de los demás es insignificante si enseguida consiguen su recompensa. Eso es lo que envidio, que los demás obtengan el fruto, en ocasiones sin luchar por él. Conocen la felicidad, y sobre todo tienen suficientes razones para poder levantarse y sonreír al mundo una vez más. Tienen lo que desean sin esfuerzo, mientras que los demás nos dejamos la piel luchando para luego terminar con las manos vacías, incrustadas con dolorosas espinas. Me pongo malo con ésto... y sinceramente, todavía me da miedo leer la vida de Luckitas, incluso la de eGeo, o la de algún otro. No puedo evitarlo, es envidia pura y dura, envidia por la suerte que poseen, la vida que les ha tocado en gracia vivir. No les deseo ningún mal, no quiero que dejen de vivir bien. Pero observo ésta injusta desigualdad, y surge la pregunta del por qué, comenzando la Confusión.

¿Es esto así? ¿Si, y por qué si? ¿No, y por qué no? ¿Qué hemos hecho? ¿Hemos hecho algo? ¿Por qué tiene que ser así? ¿Es que nos lo merecemos? ¿Y qué hicimos para merecerlo? ¿Acaso es nuestra culpa? ¿O por el contrario, nos ha tocado el bando perdedor? ¿Quién ha decidido que ésto sea así? ¿Tan macabra es la vida, que se decide por cara o cruz? ¿Pasaremos al bando contrario alguna vez, seremos felices, o siempre será así? Y, finalmente... ¿Por qué me pregunto, es que hay algo que preguntar y una respuesta que me conteste? Aquí surge la Desesperación, porque no puedes hacer nada. Vives nadando en un mar de dudas, intentando sobrevivir sin pincharte con los interrogantes, que se atan a tu cuello tirando para abajo. Y cuando te ahogas... decides abandonar.

El Abandono surge cuando no puedo responder a ninguna pregunta, y decido no hacerlo. No hay que hacer nada, todo es así porque así ha de ser todo. Punto pelota, no luches, no merece la pena esforzarse. Muerde el viento, que no llegarás lejos, la cosa seguirá igual. Así que resígnate, Gatito, no mires atrás para no sufrir, pero tampoco diseñes puentes en el futuro, pues se van a venir abajo tarde o temprano. Hazte preguntas, desea la vida de los demás, sueña que la tuya fue diferente, busca a alguien por todos sitios... pero asume pronto que no encontrarás nada. No hay fruto de tus esfuerzos para ti, se siente...

Todo ésto pensaba ésta tarde, y sigo pensando, pero a Kitty solo le mostré mi soledad. Lo otro, no sé si lo habría entendido, o si yo habría sido capaz de expresárselo. Es más, quizás carezca de importancia, o incluso de sentido, y razone cosas totalmente falsas y equivocadas.

Kitty no me intentó consolar de ninguna manera, sólo dijo que lo sentía por mi, pero que no podía hacer nada. Eso me fastidia... y mucho.
Me pueden decir que les doy pena, que no quieren verme así, que desean que sea feliz, que tenga novio y que vuelva a sonreír o que estrene mi sonrisa... me podrán jurar que me merezco la recompensa, que no debí pasar todo lo pasado, que valgo la pena como persona y que podría llegar lejos porque yo lo valgo. Incluso, es más, alguna que otra persona me puede decir que me quiere, que soy algo importante para ellos.

¿Pero de qué sirve todo eso cuando no se puede hacer nada? Simplemente es compasión. Lástima por el prójimo desfavorecido, nada más. No me digan que se sienten impotentes, porque yo soy el que de verdad ve que su vida se escapa y se escapará tan vacía como vino, sin poder luchar contra la corriente, logrando como mucho electrocutarme.
Paradójicamente, ésto me lo dicen las personas a las que envidio pero que más aprecio. Quizás, no sé, llegué a quererlas porque pensaba que la felicidad que ellos parecían irradiar se me podía pegar a mi, yo podría coger un poco de ella. Qué equivocado estaba... pero así es mejor.
No quiero por nada del mundo que su satisfacción personal en la vida mengüe a causa de las desdichas diarias de un don nadie al que no han dado vela en ningún entierro. Han de vivir su felicidad al máximo, disfrutándola hasta el límite, sin pensar en los demás. Aunque ésto haga incrementar mi "envidia" y que me sienta peor, soy una persona honrada, y no quiero que dejen de ser felices por mi culpa ni que se preocupen por mi. Ellos tienen la oportunidad, que la aprovechen, no pienso manchar con mi tristeza sus límpidas vidas.

Eso es lo que ha pasado por mi cabeza hoy, entre otras muchas cosas que volverán a mi mente en su día, y entonces las escribiré. Mientras tanto, seguiré poniendo la cara bonita y sonriente, la que le gusta a todo el mundo, y quizás la use tanto que acabe creyéndomela.

Lo siento, pero necesitaba escribir algo así. Necesito llorar, y mi blog al principio estaba para eso.

Hay cosas que nunca cambian....

-------


Y bien, ésto lo escribí anoche sobre las 4 de la mañana en mi diario, ese diario que no tocaba desde marzo de éste año. Era un momento límite, no podía más, y necesitaba desahogarme.

Ahora me retracto en algunas cosas, como en que no haya pasado nada que valiese la pena en mi vida. Hay algo que si, y sois vosotros, éste blog. El recuerdo nunca lo borrará la lluvia, por mucho que truene y relampaguee. Ciertas personas en especial, que me ayudan a olvidarlo todo, y a pensar que yo también tengo una oportunidad.

Pero hoy no, hoy lo veo todo negro... no puedo quitarme las gafas de sol. Así que quizás no haya merecido la pena transcribir todo ésto, y malgastar vuestro tiempo leyéndolo.

Un besazo a todos.

6 comentarios:

Mr.Betho dijo...

Nunca estas solo...:D

heart_of_angel dijo...

Nunca estas solo aunque tu corazon solo sienta la soledad...

Hubo un tiempo que me senti como tu, igual. y todo pasa...date tiempo

eGeo dijo...

Mmmmm, lo que te digo siempre, no te preocupes por si amargas a los demás, los que te queremos nos importa un bledo entristecernos contigo, porque no es en vano. Sé que ya estás mejor, así que me alegro muuucho!!! :)

Besitos y no vuelvas a recaer, y si vuelves, pues que sea dentro de muuucho tiempo! Ah, y no pienses mucho en cosas tristes, lo mejor es que estés ocupado, y nunca te automargines!!!!!

Muáaaaa!!

* NeMO * dijo...

Mil besos gatito que te quiero asi no te pueda abrazar!!! Pasamos por muchos momentos así y creo que es cierto, totalmente lo que dices porque estuve en tu misma situación y es algo bastante difícil cuando no se tiene a alguien para que te escuche y viva a tu lado, pero no te preocupes que a todos nos llega la hora, después de una larga espera a mi me llegpo terminando el año pasado y se que para tí también vendrá no solo una persona que te llene y te complete, sino un cambio para tu vida en el que ya dejes de sentir soledad y pases a vivir esa vida plena, que no todo el mundo tiene pero se que es para tí. Mas besos!!!

El tocapelotas dijo...

Cuando una persona se siente sola, lo mejor es relacionarse con otras personas, así no te sentiras solo.

Saludos cordiales

ETP HH

GdeGato dijo...

mr.Betho: Gracias, a ver si es cierto... Y ya que estamos, enhorabuena por tu blog, también te añadiré a mis favoritos ^^

Corazoncito de ángel: También espero que pase... pero si has estado como yo, sabrás por qué siento que no será así. Un besico! ^^

eGeo: A ti si que te doy las gracias, y sabes por qué... pero no puedo evitar sentirme mal si quizás os arrastro a vosotros... prometo que no volverá a suceder (hasta dentro de mucho, claro) :P
Un beso guapo!

nemo: Mil besos para ti también, si es que eres un encanto!. Espero que también llegue mi hora de ser feliz.... y de cambiar, sobre todo eso, quiero vivir lo que no he podido... Gracias!! ^^

el tocapelotas: Vaya, la primera vez que te veo por aquí, espero que te guste y te vuelvas a pasar. Muy sabio tu consejo, si señor :P

Gracias a todos, ya estoy mucho mejor!!! ^^