domingo, 6 de julio de 2008

Entiendas o no entiendas


Y bien, hace un rato que he vuelto de Palma del Río, y veo que no he hecho nada interesante que contar en este finde, así que barruntaré algunos temas relacionados... por escribir algo :P

A decir verdad, no vengo de Palma del Río, sino de una parcela en una antiquísima urbanización al otro lado del Genil donde viven mis abuelos desde hace años. Ellos no sólo vivieron allí, sino que, a causa de que mi abuelo trabajaba en un banco como director, creo saber, los fueron trasladando de sucursal en sucursal por toda Córdoba durante muchos años. De esta manera, mi padre nunca vivió su infancia en el mismo lugar, sino que estuvo como mucho cursó un año en cada ciudad, hasta ya entrada la adolescencia, cuando se fueron a vivir a Palma del Río. Allí mi padre y su hermano mayor conocieron a mucha gente e hicieron amigos, aprendieron a tocar la guitarra y formaron un grupo con más músicos del pueblo. Él a los años se tuvo que separar, y su hermano "desapareció", pero el resto del grupo (era una gran agrupación, cantaban folclore, música popular) sigue cantando por ahí. Mi padre conoció a mi madre con 12 años, aproximadamente, en una estancia en su pueblo, y unos 8 años después se volvieron a encontrar de casualidad. Mi padre iba a verla a Granada donde ella estudiaba, se fue a la mili, se casaron, y se vinieron a vivir a Fuengirola. Al principio, estaban en un pisito diminuto cuando nací yo, hasta que a los dos años buscaron otro piso más grande y mejor. Y digo si era mejor, que vivimos en el centro de la ciudad, en uno de los mejores sitios, donde está todo cerca. Pero, claro, ésto le costó a mi padre muchísimo... era demasiado caro. Tuvo que trabajar en muchas cosas a la vez, repartiendo pizas, folletos, y llevando la contabilidad de muchos locales, aún sin haber podido estudiar (pues empezó ingeniería, pero no lo consiguió. No quiere hablar sobre por qué lo dejó...). En uno de ellos, en un concesionario, tuvo suerte como ayudante de una secretaria, y poco a poco, tras casi 20 años, ha conseguido ascender hasta lo más alto que podía, llevando varios concesionarios por la costa del sol. Pero, como digo, le costó lo suyo, ya que tenía que aún así tenía que pagar por el piso mucho más de lo que ganaba al mes. Y luego empezaron mis tíos a pedirle dinero, mi abuelo a arruinarse... y todavía están en deuda con él. Está visto que con esfuerzo, lo ha conseguido, y ahora tiene un puesto envidiable, un piso en el centro, y una casa en la playa... aunque los problemas no han cesado, pues se acercan nuevos y muy gordos... pero de esto mejor no hablar.

Me he enrollado... como iba diciendo, mis abuelos viven en una parcela muy grande, una casa con un pequeño campo de olivos que ellos mismo construyeron. Los olivos los lleva un hombre muy muy mayor del pueblo, de unos 90 años, que ha vivido una larga historia durante las guerras de España, que ha escrito en un libro de poemas. La mitad de la parcela, la parte izquierda donde tenían una nave, se la vendieron hace unos años a mis tíos, su hijo, para que se construyese una casa a su lado. La casa sigue sin construir, solo tienen unas habitaciones, pero ya hicieron una piscina y un jardín muy mono y bien decorado. Y allí es donde he pasado la mayor parte del fin de semana...

Sentado en la hierba a la sobra de la encina, viendo cómo mi hermana se bañaba, el perro saltaba, los gatos me rodeaban cariñosos, o la hija de 18 meses de mis tíos jugaba con mi madre. Mientras, a mis oídos cantaba Yann Tiersen... sólo Yann Tiersen, ya que por alguna extraña razón, todo lo que había en mi mp4 se borró, y me dio tiempo nada más que a meter a mi Yann, pero para mi es suficiente. El viernes por la noche vi "Tu si que vales" hasta que terminó (diosss, para el que lo vió... increíble el streaper, cómo estaba!!), sobre las 2 de la mañana, y empecé a hacer zapping por esos canales extraños y oscuros que hay más allá del 9 (que por alguna razón ilógica, siempre está ocupado por La Sexta... mientras que en la 6, vaya a donde vaya veo Canal Sur Andalucía, una cadena autonómica muy buena de aquí), es decir, los de la bruja Lola, al Randú, a la sacerdotisa Claudia, o los estúpidos juegos televisivos... y los canales porno, que siempre hay! Pero, no había pensado en ello... vivimos en un mundo con predominancia heterosexual, a quién se le ocurría buscar porno gay en la televisión??. Enseguida me cansé de que dos tías se lo comiesen todo, así que apagué la tele. Maldito mundo hetero... Solo quedaba una cosa... la radio!

Lógicamente, no puse la radio buscando sexo.... sino por escucharla. Y no encontré nada interesante... claro, allí perdido en medio del monte, no llega mucho... estuve una horita escuchando los 40 principales, y me dormí.

Al día siguiente, vinieron mis tíos a comer arroz con nosotros, y se quedaron toda la tarde y la noche. Mis padres y mis abuelos iban a una boda de nosequién en Córdoba capital, y nosotros nos quedaríamos con mis tíos en la casa. Por la tarde estuve de nuevo en la piscina, ya más tranquilito jugando a las cartas con mi hermana, y luego al atardecer viendo otra vez la tele. Y es que allí no hacemos otra cosa... tiene una pedazo de televisión en uno de los salones, con cómodos sillones, donde entran ganas de quedarse todo el día observando la caja tonta, y no en el agobiante calor del exterior.
Por la noche, vi la peliculilla de la 3 con mi tío, y me acosté... pero como no tenía sueño, de nuevo me puse la radio. Ésta vez pillé un programa interesante en Radio Nacional 5... y que es precisamente ése, "Entiendas o no entiendas", por Leopoldo Alas para un público gay, y no tan gay. Es el único programa que he oído que esté dirigido a la cultura gay en general, pasando por los LGBT, por supuesto, y a todo el heterosexual que quiera oírlo. Merece la pena, sin duda... vi una pequeña entrevista antes de que acabase, de un escritor (cuyo nombre escapa a mi memoria), que hablaba sobre la imagen que tenían los gays de intelectuales por parte de los heteros. Y bien, sobre eso discrepo... porque se piensa que o los gays son unas putas, o unos empollones... en fin, malditos estereotipos...
Terminó el programa, busqué y rebusqué Cinco Lunas... pero claro, es que los sábados no están... y con lo que tardo yo en encontrar una cadena...

Pasó la noche, volvió el domingo, oséase, hoy, y sobre las 4 hemos salido. Ésta vez ha conducido mi madre, pues por lo visto se ha propuesto superar el pánico a la carretera, pero va tan poquito a poco, que ha tardado 3 horas y pico en hacer un trayecto que normalmente dura dos horas... aunque mirándolo por el lado bueno, en el coche me ha dado tiempo de escuchar casi toda la discografía de Yann Tiersen, echar una cabezadita, y pensar y repensar en el blog y todos vosotros ^^

Y ya está, eso he hecho este finde. La verdad es que ya estoy mucho mejor, y he hecho todo lo posible por no pensar en nada. Muchas gracias a vuestros comentarios, os he respondido a todos. Sois un encanto, os lo agradezco!!!

Un besazo a todos!! ^^


PD: el de la foto ya quisiera ser yo... porque es que ni sé tirarme así de la piscina! Lo he intentado muchas veces, y le tengo un pánico a tirarme desde arriba... a ver si este verano aprendo, porque es una vergüenza, jijiji :$

1 comentario:

* NeMO * dijo...

Ah! buen fin de semana para relatar lo que te ha pasado además de lo interesante que ha sido saber un poco de lo que ha sucedido contigo, cosas de tu familia y sus orígenes, y bueno demás detalles.
Ojalá yo también algún día pueda hacer un clavado como el de la foto y bueno cuando me voy de viaje también mi única opción es 40 principales, porque ni siquiera en la finca de mi tio en el campo se ven los canales de tv, que horror, pero bueno, jaja .
Espero que estés bien. Un besote Gatito!