lunes, 7 de julio de 2008

Preparen cámaras, apunten... disparen!

Ya dije hace un tiempo que me iba a apuntar a un curso de fotografía para hacer algo productivo en este verano (aparte de grasa). Y lo he hecho, me he apuntado en la casa de la cultura al curso que prometí (y también he creado grasa, sí señor, cada día me siento más gordo!). Las clases son en una urbanización en mitad de Fuengirola, como un mini pueblo dentro de otro, donde hay de todo... hay varias urbanizaciones aquí que son así, y muy muy antiguas, de bajas casas blancas de los pescadores. Aunque las verdaderas casas antiguas de pescadores estaban y algunas están en la playa, esa conglomeración de casitas y calles habrían sido una urbanización a las afueras de la ciudad antiguamente. Fuengirola ha crecido mucho muchísimo... con decir que el parque que está cerca de mi piso, en el centro central del pueblo, era antes un campo de eucaliptos enormes!! Pero los talaron todos, allanaron el terreno, y construyeron los multicines, la biblioteca, parte del zoo, y un bonito parque con una gran cascada...

Buenooo, que me voy por las ramas otra vez... hablando de ramas, construyeron una especie de árbol imitando a un baobab enorme, en mitad del zoo (uno de los más grandes de España, preciosísimo de noche), que se puede observar desde muchos sitios. Aunque lo que sí se puede observar desde cualquier lugar despejado de Fuengirola es un hotel, "el Puerto", realmente alto, construido al lado de la playa hace como 40 años, muy bonito y todo un orgullo para nosotros. Y es que creo que no hay ninguno más alto... claro, que en un pueblo como éste no se permiten los edificios de mucha altura.

Vueeeeelvo al temaaaa....
El martes pasado cogí mi cámara, mi matrícula y mi moto, y salí a las 7 y media a buscar el taller de fotografía. Nunca había estado por allí, y no tenía ni idea de dónde era exactamente. Tras pasear y pasear entre casas muy cucas dentro de la urbanización, la encontré, 40 minutos después. La clase duró 2 horas, y la verdad es que transcurrieron muy entretenidas, el profesor era un típico fotógrafo de película. Mayor, rizado pelo canoso con algunas entradas, gafas sin montura, camisa marrón por fuera del pantalón, que era de lino también oscuro, con unos zapatos de cuero desgastados. Pero, a pesar del aspecto, que podría echar atrás a alguno muy superficial, era un encanto, muy simpático y hablador, gastando bromas mientras enseñaba y creando buen ambiente.

Observé a los otros alumnos... y no vi nada interesante. Tres o cuatro chicas de mi edad, que la verdad no sé qué pintan allí, quizás buscaban otra cosa... que no han encontrado... al segundo día que fui, solo encontré a dos de ellas. Mujeres más mayores, pero no tanto, mujeres al fin y al cabo. Simpáticas, habladoras, guapas, me cayeron bien algunas de ellas. Y los chicos... de chicos, como yo, ninguno. Y lo sabía... mi suerte ya me lo tenía preparado, por supuesto. Me juego la mano a que si vosotros os hubieseis apuntado, aparecerían chicos guapos y jóvenes por doquier, seguramente gays y simpaticones. Pero no, a mi me tocó lo que ya esperaba... hombres mayores, sosos, y poco agraciados. Solo alguno que otro se salva, como uno con el que estuve hablando de unos... 25 años, muy simpático, divertido... pero menos agraciado aún, el pobre. Y otro más, un centroamericano (parecía, quizás de México, Cuba, o Santo Domingo...) de la misma edad más o menos, bajito, guapo, con rastas, muy hablador, con bonita voz, que no paraba de hacer preguntas al profesor. Esos dos me cayeron bien... los demás... ya se verá, aún no los conozco mucho.

Durante la clase se habló un poco de todo, presentamos nuestras cámara, y hablamos un poco de por qué hacíamos fotografías, qué tipo eran nuestras favoritas, y tal. Nos explicó algo de historia de la fotografía, y el itinerario de lo que daríamos en el curso, con un poco de todo, incluso algo de photoshop. La gente al principio no hablaba, pero poco a poco se fue soltando... aunque ya nos soltamos del todo el siguiente día, el jueves. Nada más llegar, el profesor estaba listo en la puerta esperándonos. Ese día íbamos a ir al puerto, directamente a hacer fotografías, para ver cómo se nos daba. Y la verdad es que fue bastante divertido... poco a poco fuimos cogiendo confianza, todos hablando con todos como si nos conociésemos de toda la vida... estuvo muy muy bien. El profesor, como siempre, fantástico, explicando todo cuanto necesitábamos.
Espero que volvamos a dar clases prácticas así, porque estuvo muy interesante....

Seguiré con el curso... me está gustando bastante, a pesar de que no haya nadie interesante, pero hay que dejar claro que no me apunté para ligar, ni mucho menos... primero quería aprender. Si surgía algo... mucho mejor :P

Por cierto, el año pasado me apunté a Alemán en la casa de la cultura... y conocí a varias personas interesantes... pero la que más hondo me dio fue una chica, con la que seguí saliendo desde entonces hasta aproximadamente las navidades pasadas... Desde entonces no sé nada de ella, ni me contesta el móvil... cachis, con las ganas que tenía de contarle que era gay xD

------------

Una anecdotita de hoy que no viene ni al caso, pero que la pongo...
En el gimnasio, cuando salía, un chico se acercó a mi y me dijo que qué tal estaba. Acá la conversación... (No muy aproximada... pero la información útil si está ahí)

Él: Hey, como te va?
Yo: Eh, hola... pues bien...
Él: ¿Te acuerdas de mi? No creo...
Yo: Estooo.... bueno, la verdad es que no, jeje
Él: ¿En serio que no te acuerdas?
Yo: No, no, lo siento...
Él: No pasa nada, es lógico, jeje. Fue hace mucho tiempo...
Yo: Pues si, supongo, porque no tengo ni idea... ¿cuánto, más o menos? ¿Años, no? Porque es que ni me acuerdo... jejeje
Él: Jajaja, nooo, no tanto... Unos 5 meses o así...
Yo: Ah... pues nada, no me acuerdo...
Él: Si, que nos conocimos una tarde en el internet... (ésto me ralló... se equivocó al decirlo, supongo).
Yo: Pues no sé, no recuerdo nada, jeje. ¿Cómo te llamabas?
Él: Nico...
Yo: Igual me quedo... bueno, me voy ya... ya nos veremos por aquí
Él: Venga, hasta luego...



El chico en cuestión, Nico, es un gigante americano de mi edad, supongo. Digo gigante, porque es bastante grande, aunque mide como yo más o menos, y digo americano, por cómo viste y porque siempre viene con su madre, toda una mastodonte con un pañuelo de la bandera americana en el pelo. Ella creo que sólo habla inglés americano, pero él habla español, y perfectamente. Está gordo, bastante... pero cómo levanta pesas el jodío!

Lo importante... es que no sé quién diablos es...
Si, he conocido a varias personas "en el internet" cerca de aquí, incluso algunos chicos poco interesantes de Fuengirola... pero eso fue hace mucho tiempo. ¿5 meses? En Febrero no andaba yo buscando a nadie tan desesperadamente como para volver a meterme en los chats...
En fin, quizás todo sea que se ha equivocado... porque no tengo ni idea!


Un besazo a todos!!!! ^^

2 comentarios:

* NeMO * dijo...

Amo las aventuras felinas!!!

Leerte es una cosa que me apasiona, me divierte y me lleva a pensar en que sería divertido conocerte y que fueras un amigo mio, tal vez porque encuentro todo contigo tan perfecto, como si fueras parte de mi en el otro lado del charco (mi doble), jaja.

Que cosa tan loca lo del tal Nico, y bueno profesores rarísimos siempre vas a encontrar sobre todo cuando vas a ver algo de arte y con la fotografía, bueno, a seguir haciendo amigos Gatito!!!

bo tare dijo...

Hola tío, muy interesante el post, jeje, mu fresco. Me parece curioso en que hablas de las ganas que tenías de hacer un curso de fotografia pero insistes en que no hay nadie interesante. (No importa, pienso yo, tu querías el curso, no los concursantes-como diría aquel-, pero veo que has matizado; y bien jj) Bueno, sigue aprendiendo todo lo que puedas del mundo de la fotografia y diviertete todo lo posible también. Ah, el gigante americano, si le vuelves a ver, le intentas preguntar lo que te intriga y san sacabó, quizás encuentres una persona interesante, esa que no has encontrado en el curso. Venga gato, nos vemos. Un abrazo