jueves, 7 de mayo de 2009

La historia de nunca acabar... ¡acabó!


Sí, al fin. Hoy, a la 1 y pocos minutos, mi mano crispada debaja a un lado el bolígrafo que veloz había escrito las últimas ininteligibles palabras. Firmaba rápidamente en la parte superior del folio y se lo entregaba al profesor que estaba por salir del aula.

Entonces, aún con las piernas temblando (cuando estoy muy muy nervioso, un temblor me sacude las piernas, no lo puedo entender, pero es así... preguntadle a eGeo, el las sintió), me dirigí a mi asiento, cogí el bolígrafo, lo metí en el estuche... y respiré tranquilo.

Hoy he hecho un examen de Historia sobre Franco y su régimen. El último examen de historia... ¡¡De mi vida!!. Qué alegría me dio... ahora veo que poco a poco las cosas van pasando, que todo llega, y que siempre experimentaremos aquello que antaño ansiábamos desesperados. Que vamos avanzando poco a poco, y que todo lo conseguiremos... El presente llega a ser pasado, y deja su lugar al futuro, es algo muy importante que jamás hemos de olvidar.

Al margen del día de hoy, contar un poco sobre mi cumpleaños. Fue, como todos mis cumpleaños, triste. Triste porque quizás lo hice yo así, triste porque fue muy aburrido, triste porque recordé todas las mil cosas del cumpleaños anterior. Odio comparar, pero es inevitable. Todos comparan, con la única pretensión de ver que lo que tienen es mejor que lo que tienen otros, o que lo que tenían antes, cuyo único sentido es el regocijo y la satisfacción propia. Fue un cumpleaños aburrido porque hice algo que hace tiempo que no hacía, paradójicamente: fui a visitar a mis familiares a Sevilla, a comer con mi abuelo y mis tíos de pueblo. Me encanta verlos, claro que sí... pero no en el día de mi cumpleaños, en el que lo único que quería era estar con mis amigos. Por supuesto, no me regalaron nada, un "felicidades" y otro "¿para cuándo esa novia?".

Estaba triste, no podía negarlo, y se notaba. Al volver al atardecer, me fui a duchar, tratando infructuosamente que con el agua corriesen también todos los recuerdos y malos rollos que me habían acompañado. Cuando salí, una pequeña alegría: dos cajitas envueltas papel de regalo sobre mi cama. Se trataba de un SingStar de la PS2 y de la nueva Nintendo DSi. No estaba nada mal, contando con que no había pedido nada... pero no me sorprendió, sabía que me regalarían eso. Y precisamente, para mí, lo más importante de un regalo es el factor sorpresa... pero bueno, se agradeció. La verdad es que la DSi no está del nada mal, tiene muchas cositas, como la cámara y la edición de las imágenes, o la grabación de sonidos, y por supuesto su gran pantalla.

Pero lo mejor del día fue al salir por la noche un poquito. Estuve con Lírika y con Martin. Pasaron ciertas cosas, pero tan solo es merecedor de mencionar lo emotivo que fue todo. De empezar un día horrible, acabó siendo uno de los más felices de mi vida. Fue mi peor cumpleaños, pero también la vez que cumplí años siendo más dichoso. Ahora soy feliz, porque sé que tengo amigos. Y tan solo me faltaba eso.

Por el momento, solo es necesario esperar.


¡¡Y seguir estudiando!!


¡¡Muchos besos a todos!!

7 comentarios:

[Ozy]mandias dijo...

Pues como siempre me encanta Gato... tenía muchas ganas de volver a leerte ^^. Creo que tienes toda la razon, con eso de que el tiempo pasa... desgraciadamente a veces jaja.
Besos!!

alex dijo...

Bueno niño, las cosas van cambiando, los años pasan y lo que ayer nos parecía maravilloso hoy no lo es y todo lo contrario. Nunca se sabe como va a venir la vida, así que pillala como sea.

Ah, la historia. A mi me encantaba estudiar historia, pero reconozco que a quien no le guste, debe ser un coñazo de la leche , ajajajajaj

Los regalos de cumpleaños fueron buenos. Yo, que cumplo los días el mismo día que tu, el 3 de mayo, recibí dos regalos que por inesperados me hicieron una ilusión tremenda.

Los amigos? lo mejor del mundo, y sobre todo cuando están ahí para ayudarte y darte lo mejor de ellos.

Un besazo niño

Peace-for-ever dijo...

En primer me alegra que hayas vuelto, ya que sé eso significa que estás más tranquilo.

Bueno, no todos los cumpleaños pueden ser el mejor día de tu vida, tiene que haber de todo, la pena que es que fuera el número 18 el que ha sido así de triste. Seguro que el 19 va a ser mejor, entre otras cosas por la compañía...

Un abrazo,

Josep

Arminius Advocatus dijo...

¡Muchas felicidades! Parece increíble que ya hayas traspasado el umbral que legalmente te convierte en adulto... Y lo más interesante del caso, es que no se siente nada distinto... Quizá sólo cuando es apreciado en perspectiva.

Los cambios te han rodeado, y eso es algo genial: En este año conseguiste los amigos que tanto deseabas, el amor que buscaste, y la aceptación de ti mismo, que es la batalla más grande que has ganado.

Por ello, te mando saludos, un abrazo, dos besos, y Buena Suerte desde México ;)

--Arminius.

Kojie dijo...

Jo, una Nintendo DSi... Como mola ^^

Por cierto, deberias olvidar tu anterior cumpleaños, no mereces recordarlo porque te acuerdas de quien no debe ser recordado (xD como ha sonado).

Besotes!

PD: Se me pasó felicitarte por el tuenti, a ti y a unos cuantos mas xD

BsF dijo...

Mis cumpleaños son igual, para el último cumpleaños que tuve se suponía que iba a estar con todos mis amigos, pero no fue así.

Aunque también recibí el mejor regalo de todos, una entrada para el concierto de R.E.M. que hubo en noviembre del año pasado en mi país.

Pues me alegro que al final la hayas pasado bien y lo importantye es que ahora sabes que tiens dos buenos amigos.

Saludos.

Pentesilea dijo...

Lo primero, me alegro de que el examen de historia te haya salido bien. Ya lo podrías haber mandado por mail, que te lo hacía yo, con lo que me gusta la historia jaja
Lo segundo, muchísimas felicidades en ese día de cumpleaños. Aunque no ha sido alegre, vivirás muchos más días alegres, cumpleaños y no cumpleaños.
¡Sé feliz, que te lo mereces!
Besos.